LIVE STREAMING
Fortuño no detendrá el proyecto del gasoducto

Fortuño no detendrá el proyecto del gasoducto

El gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, denunció una campaña contra el proyecto encabezada por compañías petroleras.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El gobernador Luis Fortuño anunció que no
detendrá el gasoducto de 150 kilómetros que se planea construir a lo
largo de la costa norte y que ahorraría anualmente al país cientos de
millones de dólares en gasto energético.

Fortuño denunció una
campaña contra el proyecto encabezada por las compañías que se dedican a
traer petróleo a Puerto Rico, sobre una iniciativa que la prensa ha
denunciado en las últimas semanas podría beneficiar a compañías ligadas
al Ejecutivo.

"Hay una serie de intereses que no quisieran que
se hiciera la transferencia de petróleo a gas natural y tienen mil
millones de razones para ello: quienes se benefician de traer petróleo a
Puerto Rico", dijo Fortuño.

El gobernador defendió además la
adjudicación a la compañía del empresario Pedro Ray Chacón, Ray
Engineers, de un contrato por 9,6 millones de dólares para diseñar el
gasoducto.

El diario "El Nuevo Día" informa hoy sobre el
asunto que Ray Chacón pasó de estar casi al borde de la quiebra a
convertirse en el principal contratista del proyecto.

El
contrato de Chacón representa, según el periódico, el 30 por ciento de
los 27 millones de dólares adjudicados por la Autoridad de Energía
Eléctrica (AEE) -promotor del gasoducto- para adelantar obras del
gasoducto.

"El Nuevo Día" detalla que una vez Luis Fortuño
llegó al Gobierno, tras ganar las elecciones generales de noviembre de
2008, Ray Chacón fue nombrado miembro de la Junta de Directores del
Banco Gubernamental de Fomento (BGF) y posteriormente de la Autoridad
para el Financiamiento de la Infraestructura (AFI).

Ray Chacón
dejó su puesto en la Junta de Directores del BGF en octubre de 2010,
aunque su contrato de 8,8 millones de dólares con la AEE para hacerse
cargo del diseño del gasoducto se firmó seis meses antes, el 4 de abril
de ese año.

El proyecto del gasoducto cuenta con la oposición
de parte de la opinión pública del país y en concreto de grupos
ambientalistas.

El catedrático de Biología y líder del grupo
ecologista Casa Pueblo, Arturo Massol, apunta que los cerca de 150
kilómetros de tuberías que se construirán, si se autoriza finalmente el
proyecto, se ubicarían mayoritariamente en la costa norte de la isla, un
terreno arenoso propenso a deslizamientos.

Estima también que
más de 200.000 personas que residen en zonas cercanas a la futura
tubería quedarían expuestas a accidentes consecuencia de la hipotética
fuga de gas en caso de ruptura.

El biólogo aclara además que
la razón última por la que el Ejecutivo quiere poner en marcha con la
mayor celeridad posible el gasoducto no es otra que la de repartir
contratos millonarios a empresas privadas, entre ellas la de Ray Chacón.

El gasoducto permitirá, según los planes del Gobierno, que en
diciembre de 2014 el 71 por ciento de la electricidad se genere por gas
natural, el 12 por ciento a través de petróleo y el resto por medio de
fuentes renovables.

El gasoducto de "Vía Verde" prevé una
inversión cercana a los 350 millones de dólares y la creación, durante
la fase de construcción, de 4.000 empleos.

La Agencia de
Protección Ambiental (EPA) estadounidense
aprobó de forma condicionada, la pasada semana, la construcción del
gasoducto, que deberá incluir un plan contra impactos ambientales y a la
supervisión del proceso por parte de profesionales independientes.

00:00 / 00:00
Ads destiny link