LIVE STREAMING
Fontalvo is one of many promotoras dispelling inaccuracies about the vaccine in the Latino community. Photo: wamu.org
Fontalvo es una de las muchas promotoras que disipan las inexactitudes sobre la vacuna en la comunidad latina. Foto: wamu.org

Las promotoras de CASA de Maryland luchan por reducir la brecha de vacunación entre los latinos de edad avanzada

Los latinos son los que más sufren las campañas de desinformación sobre la vacuna.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Nudos andinos

Mayo 25, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Existe más de una barrera cuando se trata de que los latinos tengan acceso a la vacuna contra el COVID-19, pero se puede afirmar que el idioma es la más frecuente.

Dado que no todos los latinos pueden hablar inglés, es difícil concertar una cita o investigar sobre la vacuna en los EE. UU.

Según los datos recopilados por Salud Ameríca, de los 43 estados que informan sobre la distribución de vacunas por raza, la mayoría presenta tasas de vacunación más bajas entre los latinos en comparación con la proporción de latinos en la población del estado.

Para empeorar las cosas, los latinos han sido blancos importantes de campañas de desinformación sobre la vacuna.

Para luchar contra la corriente y vacunar a las personas, CASA de Maryland, una organización sin fines de lucro, está abordando supermercados, centros comerciales y mercados de agricultores para interactuar con los latinos de edad avanzada  y educarlos sobre la vacuna COVID-19.

Lo hacen con un ejército de "promotoras".

Las promotoras son voluntarias, pero más que eso, son organizadoras comunitarias leales que caminan por las calles de los suburbios de Maryland y otras partes de la ciudad respondiendo cualquier pregunta relacionada con COVID-19 en español.

Su objetivo es informar a la mayor cantidad posible de latinos sobre la vacuna.

Una promotora, Dolores Fontalvo, que ha estado con CASA durante 18 años, habló con NPR sobre la difusión de información errónea en muchas comunidades latinas. Cada vez que tiene la oportunidad, disipa falsedades y separa los hechos de la ficción.

"La gente escucha rumores negativos como, oh, la vacuna contiene un microchip o las vacunas matan a la gente", dijo Fontalvo en español.

Sin embargo, ella y muchas otras promotoras también escuchan las muchas historias contadas por latinos mayores que aún se recuperan de la pandemia de COVID-19. Muchos perdieron a familiares, amigos y trabajos.

Para muchos latinos, el temor de no poder mantener a sus seres queridos y dejarlos varados sin ayuda financiera aún persiste.

Además de eso, muchos latinos no tienen acceso a la vacuna o no pueden darse el lujo de ausentarse del trabajo.

La falta de acceso a las vacunas es solo la punta del iceberg.

"Nuestra comunidad ha sufrido no solo COVID, sino también todas las consecuencias sociales que vienen con COVID, como inseguridades habitacionales, inseguridades alimentarias, inseguridades financieras debido a la pérdida de empleos o recortes de horas", dijo LaRue a NPR.

En las primeras etapas del lanzamiento de la vacuna, las promotoras de CASA comenzaron a ofrecerse como voluntarias para recibir la vacuna para crear confianza entre la comunidad latina y el gobierno.

"Así que sabemos con certeza que esta vacuna funciona en nosotros y tratamos de salvar algunos de esos problemas de confianza que nuestra comunidad puede tener", dijo LaRue.

Las promotoras de CASA han sido implacables en la difusión de información positiva entre sus compañeros latinos y continuarán haciéndolo hasta que todos los latinos que no hablan inglés estén informados.

Además de Maryland, existen otros programas de voluntariado similares a CASA que se utilizan para educar a los latinos en el sur de California.

El apoyo de las promotoras de CASA ha ayudado a las generaciones latinas mayores. Mientras todavía están de duelo y lidian con la frustración reprimida, se encuentran con voluntarios amistosos, ansiosos por escuchar sus historias.

00:00 / 00:00
Ads destiny link