LIVE STREAMING
SBA's Administrator, Isabel Guzmán, meets with small business people.
La labor de Isabel Guzmán, administradora de la SBA, ha facilitado la llegada de estos recursos. Foto: @SBAIsabel.

Millones de empresas beneficiadas con recursos para recuperarse de la pandemia

Cerca de US$400.000 millones fueron aprobados para préstamos por daños económicos y desastre debido al COVID-19.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Mes de la Historia Negra

Febrero 03, 2023

Separa las fechas

Febrero 03, 2023

Hijab incluido en el EPI

Febrero 03, 2023

Apoyando sueños en STEM

Febrero 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Isabel Casillas Guzmán, administradora de la Administración de Pequeñas Empresas (SBA), resaltó los grandes beneficios que se han podido obtener gracias a la aprobación de recursos por cerca de US$390.000 millones provenientes del Préstamo para Daños Económicos por Desastre (EIDL) por COVID, los cuales han servido en las tareas de recuperación de casi cuatro millones de pequeñas empresas y organizaciones sin fines de lucro.

Guzmán señaló:

La SBA ha brindado un alivio económico histórico a millones de pequeñas empresas de Estados Unidos a través del programa de Préstamo por Desastre por Daños Económicos por COVID

Aliados de los pequeños empresarios de Estados Unidos

De acuerdo con cifras de la SBA, en los primeros tres trimestres de 2021 las pequeñas empresas con menos de 50 empleados crearon 1.9 millones de puestos de trabajo.

“Es el inicio de nueve meses más rápido en cualquier año registrado. Este nivel histórico de inversión para salvar la economía de nuestra pequeña empresa ha dado como resultado grandes muestras de confianza en la SBA entre el público estadounidense”, resalta la SBA.

Entre los programas de financiación que han ayudado a las empresas a impulsar su crecimiento económico, se destacan los programas del American Rescue Plan, como el Fondo de Revitalización de Restaurantes, la Subvención para Operadores de Lugares Cerrados, las Subvenciones Anticipadas Suplementarias y Dirigidas EIDL por COVID, y el Programa de Protección de Cheques de Pago EIDL por COVID, que a menudo se usaba para operaciones comerciales críticas como hacer la nómina.

“El presidente Biden cree que podemos brindar servicios gubernamentales y garantizar que la ayuda crítica llegue a manos de quienes más la necesitan con equidad, rapidez y certeza. Cumplimos con su visión al renovar el programa COVID EIDL para expandir la entrega de préstamos flexibles a bajo interés para satisfacer las necesidades continuas de las pequeñas empresas de alivio financiero para que puedan recuperarse. Al mismo tiempo, mejoramos las medidas antifraude para proteger el dinero de los contribuyentes y garantizar que los fondos beneficiaran a aquellos que el Congreso pretendía ayudar. Casi el 90 % de los préstamos se otorgaron a pequeñas empresas con 10 empleados o menos, que tienden a incluir a las poblaciones más afectadas y desatendidas. Los miembros trabajadores del equipo de la SBA y la Administración Biden-Harris continuarán utilizando todas las herramientas a su disposición para apoyar a los propietarios de pequeñas empresas”, subrayó Guzmán

Hitos de la SBA 

  • Se eliminó una acumulación de más de un millón de solicitantes, reduciendo así el procesamiento de solicitudes a un promedio de dos o tres semanas, lo que es más rápido que los plazos de la industria.
  • Bajo procesos simplificados, la SBA procesó US$1.000 millones de alivio para 50.000 propietarios de pequeñas empresas por día en etapas pico, eclipsando los volúmenes de procesamiento de las instituciones financieras más grandes del mundo.
  • Para garantizar que las empresas más pequeñas tuvieran tiempo adicional para acceder a estos fondos, la SBA implementó una ventana de exclusividad de 30 días para aprobar y desembolsar fondos para préstamos de US$500.000 o menos, luego de que el límite se aumentara a US$2 millones.
  • Elevó el límite de préstamos EIDL de COVID a US$2 millones para los solicitantes elegibles. Los fondos del préstamo se pueden utilizar para cualquier gasto operativo normal y capital de trabajo, incluida la nómina, la compra de equipos y el pago de deudas.
  • Para ayudar a las pequeñas empresas que luchan por llegar a fin de mes, la SBA estableció períodos de pago diferidos extendidos para que los propietarios de pequeñas empresas no tengan que comenzar a pagar el EIDL de COVID hasta 30 meses después del origen del préstamo.
  • Reconociendo la importancia de la flexibilidad del capital, la SBA hizo que los fondos EIDL de COVID fueran elegibles para prepagar deuda comercial y para pagos de deuda comercial federal.
  • Para garantizar que los dólares de ayuda federal llegaran a las pequeñas empresas que el Congreso pretendía ayudar, la SBA instituyó medidas antifraude, incluidas las declaraciones de impuestos verificadas por el IRS y la verificación de la Lista de no pagar del Tesoro.

Los propietarios de pequeñas empresas que aún buscan asistencia pueden participar en el programa de garantía de préstamos Community Advantage, los programas de préstamos 7(a) y 504, o conectarse con su oficina de campo local de la SBA para conectarse con un prestamista de la SBA que pueda satisfacer mejor sus necesidades de capital y/o un Community Navigator para conectarse a recursos adicionales para pequeñas empresas.

Haga clic aquí para obtener información adicional sobre las oportunidades de financiación de la SBA.

00:00 / 00:00
Ads destiny link