LIVE STREAMING

Preste mucha atención a lo que bebe durante el verano

MORE IN THIS SECTION

SHARE THIS CONTENT:

 

Esta es una época perfecta del año para hacer un inventario de bebidas: qué bebe, cuánto y cómo se mantiene un consumo razonable de fluidos; los que le suministrarán a su cuerpo el agua que tanto necesita, sin sumarse a sus depósitos de grasa.

Es probable que el calor de verano lo tiente a tomar cualquier líquido frío que esté a la mano, y muchas de las elecciones más populares de estos tiempos están saturadas de calorías dulces que, de hecho, incrementan la necesidad de agua del cuerpo. También es probable que, sin consideración a la temporada, usted no beba suficientes fluidos para cubrir los requerimientos de su organismo.

No es prudente depender exclusivamente de la sed como guía de su consumo de agua. Tampoco sofocar su sed debería ser una medida para decidir si usted ha bebido lo suficiente. A fin de calcular cuánta agua necesita día con día, multiplique su peso en libras por 0.08; el resultado es su requerimiento en tazas de ocho onzas.

Las personas que pesan aproximadamente 88 kilos, antes de entrar en una ola de pánico con respecto a tener que beber 16 tazas de líquido al día, tengan en cuenta que aproximadamente la mitad del líquido que las personas necesitan viene de los frutos, vegetales y otros alimentos sólidos.

Barbara J. Rolls, investigadora de nutrición en la Universidad Estatal de Pensilvania y autora de “Volumetrics”, y sus colegas han demostrado en muchos estudios que la gente consume menos calorías cuando sus comidas y bocadillos tienen alto contenido de líquido. Las bebidas consumidas con y entre comidas no tienen el mismo efecto de saciedad, ha demostrado su investigación.

La gente que bebe en abundancia bebidas de alto contenido calórico muy rara vez compensa comiendo menos, y puede terminar con una sobrecarga calórica. Y si las personas que intentan limitar sus calorías llenan su cuota diaria con bebidas de alto contenido calórico, con facilidad les puede faltar alimento que suministra nutrientes esenciales que promueven la salud: fruta y verdura, alimentos ricos en proteína y granos enteros.

La deshidratación es peligrosa

Los efectos de la deshidratación pueden ser sutiles, con una diversidad de confusos símbolos que pueden dejar a la gente sintiéndose fatigada, irritable e improductiva, a menudo con efectos secundarios de jaqueca y calambres musculares.

Con frecuencia los atletas, ya sean amateurs, recreativos o profesionales, no logran beber suficiente para compensar el líquido que pierden a través del sudor y la respiración, y debido a eso pudieran no rendir al mismo nivel. Incluso la gente totalmente sedentaria enfrenta riesgos cuando las altas temperaturas, el aire seco o elevadas altitudes incrementan las necesidades de líquido de sus cuerpos.

RELATED CONTENT

Para la gente de edad avanzada, quienes a menudo restringen su consumo de líquidos por temor a tener que llegar rápidamente al baño, la deshidratación es común y puede ser llanamente peligrosa.

A pesar de su cafeína, que es un diurético suave, el café, té y otras bebidas con este componente pueden contar con miras a su consumo diaria de líquidos, aunque no tan plenamente como la cantidad equivalente de agua. Pero, cuidado con las calorías en los cafés preparados, que actualmente están en muchos restaurantes.

Tenga en cuenta que el alcohol definitivamente incrementa la necesidad de agua del cuerpo humano y no se puede incluir en el propio consumo de líquidos, a menos que las bebidas se preparen con abundantes mezcladores sin azúcar y sin alcohol.

Quizá aguas embotelladas con sabor pudieran tener un aura de intensa salud. Sin embargo, las 150 calorías de azúcar, cuando se consumen en lugar del agua simple, pueden incrementar su peso en 6,5 kilos al año, destaca Zinczenko. Mejor aún, extraiga sus antioxidantes de frutas y verduras, que tienen valiosos nutrientes.

Hoy día, los estadounidenses pagan un considerable porcentaje de sus ingresos en una bebida que solían conseguir sin costo alguno: aguas embotelladas (casi 115 litros por persona, al año), incluidas engañosas aguas fortificadas con vitaminas (y azúcar) y hierbas “relajantes” como la manzanilla y el hibisco. Si usted se ciñe a la vieja agua de la llave como siempre (filtrada en casa, si así lo requiere), puede permitir que los alimentos sean su mejor fuente de necesarios nutrientes.

  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
00:00 / 00:00
Ads destiny link