LIVE STREAMING

Juicios contra militares de la dictadura argentina en B. Aires e Italia

MORE IN THIS SECTION

SHARE THIS CONTENT:

El juicio por los crímenes de
lesa
humanidad cometidos en la cárcel clandestina "Automotores Orletti",
"símbolo" de la represión coordinada en el Cono Sur en la década de
los setenta, comenzó este jueves en Buenos Aires con seis acusados
en el banquillo.

El ex agente civil de inteligencia del Ejército Raúl
Guglielminetti, quien más tarde fue jefe de la custodia presidencial
del fallecido Raúl Alfonsín (1983-1989), será uno de los seis
juzgados por el secuestro, las torturas y el asesinato de 65
víctimas en el centro clandestino de detención que funcionó en 1976
en el barrio porteño de Floresta, durante la dictadura argentina
(1976-1983).

Se trata de la primera vez que Guglielminetti,
apodado "mayor
Guastavino", enfrentará un juicio oral por delitos cometidos en la
dictadura, tras ser detenido en 2006 por orden de la justicia.

También
serán enjuiciados en los tribunales federales de Buenos
Aires el ex vicecomodoro Néstor Guillamondegui, el ex coronel Rubén
Visuara, el ex general Eduardo Cabanillas y los ex espías de
inteligencia Honorio Martínez Ruiz y Eduardo Ruffo.

Los acusados,
todos procesados con prisión preventiva, serán
enjuiciados por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1, integrado
por los jueces Adrián Grünberg, Oscar Amirante y Jorge Gestas.

"Automotores
Orletti" funcionó desde mayo a noviembre de 1976 en
el marco del Plan Cóndor, tal como se conoció a la represión
coordinada que ejercieron las dictaduras del Cono Sur hace más de 30
años, y se calcula que por allí pasaron unos 200 secuestrados, entre
ellos Marcelo Gelman y María Claudia García Iruretagoyena, el hijo y
la nuera del poeta Juan Gelman.

Esta cárcel clandestina, que
tenía fachada de taller de
automotores, pero que dentro se mantenía a los secuestrados,
"funcionó como una de las bases principales de las fuerzas de
inteligencia extranjeras que operaban en Argentina en el marco de la
Operación Cóndor", indicó un comunicado del Instituto Espacio para
la Memoria.

Esta entidad es la que actualmente maneja este
antiguo centro,
que en su mayoría recluyó a uruguayos y que ahora funciona como un
espacio para la memoria.

"Hay varias habitaciones (en Orletti). En una de ellas hay profusión de armas sobre una mesa. En otra, al lado, se torturaba e interrogaba. Sobre un rincón hay una polea de donde se cuelgan los torturados. En una pared puedo ver un retrato de Adolf Hitler, de regular tamaño", describió años atrás el fallecido periodista uruguayo Enrique Rodríguez Larreta, quien estuvo secuestrado en la cárcel clandestina.

Dos
militares y una pintora testifican contra Massera en Italia 

Dos militares y
una pintora declararon este jueves en
el juicio en ausencia contra el ex almirante argentino Emilio
Massera, de 84 años, que se celebra en los tribunales de Roma por su
supuesta responsabilidad en la desaparición de tres ciudadanos
italianos durante la dictadura militar (1976-1983).

Se trata del
coronel José Luis García, del Centro Militar para la
Democracia en Argentina; el teniente de la Marina Julio Urien y la
pintora Nilda Actis, alias "Munu".

Al coronel José Luis García lo
llevaron al que sería principal
centro de detención y tortura de Buenos Aires, la Escuela Superior
de Mecánica de la Armada (ESMA), que dirigió Massera, y le enseñaron
a torturar y a secuestrar dirigentes políticos hasta que organizó
una sublevación militar en noviembre de 1972 porque rechazaba esos
métodos.

El coronel fue detenido y puesto en
libertad en 1973, para ser
arrestado nuevamente antes de 1976 y encarcelado durante ocho años y
medio en los llamados "Pabellones de la Muerte", en los que por cada
atentado que se cometía eran fusilados varios presos, agregó.

García,
que se define como "un superviviente", afirmó que
relató al juez cómo funcionaba la ESMA y la relación directa que
tenía Massera con el centro de tortura.

También testificó el
teniente de la Marina Julio Urien, que fue
militar de la misma promoción y amigo de Alfredo Ignacio Astiz,
conocido como el "ángel rubio" o el "ángel de la muerte" y ex
capitán de fragata de la Armada Argentina.

Urien relató al juez cómo estaba organizada la Marina durante la dictadura y las órdenes de Massera de operaciones navales antisubversivas.

RELATED CONTENT

Una de las joyas de la Marina, precisó
Urien al juez, era la
ESMA, "donde se encontraba el centro de detención y se sometía a los
arrestados a toda suerte de vejaciones y torturas", además de los
llamados vuelos de la muerte que llevaba a cabo la Marina y en los
que lanzaba al mar a los considerados rebeldes.

La pintora Nilda
Actis, alias "Munu", narró cómo, cuando estaba
detenida en la ESMA, fue obligada, dadas su aptitudes, a hacer
pasaportes falsos a los militares para facilitar sus operaciones
paramilitares.

Relató al juez que el 12 de septiembre de 1978,
cuando la mayor
parte de los secuestrados de la ESMA ya habían sido eliminados en
los vuelos de la muerte, Massera condecoró a 81 hombres "por su
actuación en el Grupo de Tareas 3.3, en operaciones reales de
combate".

La lista, que está en poder de la acusación, incluye
secuestradores, torturadores, mecánicos que reparaban automóviles
robados, médicos que atendían partos en cautiverio e inyectaban a
las víctimas de los vuelos, aviadores, técnicos aeronáuticos y hasta
el electricista que reparaba las picanas, refirió  el
procurador Jorge Iturburu.

El sistema judicial italiano contempla
que el juicio pueda
realizarse "por derecho de sangre", lo que implica el inicio de
procesos en ausencia por delitos cometidos en cualquier parte del
mundo contra ciudadanos de Italia, como en el caso de Massera, quien
se encuentra bajo arresto domiciliario en Argentina.

En 2005 el
sumario por la supuesta implicación de Massera en la
desaparición, tortura y asesinato de los italianos Angela Aietta
Gullo, Giovanni Pegoraro y de su hija Susana entre 1976 y 1977 quedó
suspendido por un informe pericial que determinaba que el acusado
padecía "demencia".

Pero el 4 de marzo de 2009 el juez del
Tribunal de Roma Marco
Mancinetti aceptó un nuevo informe médico que certificaba que
Massera -cuyo caso fue separado del proceso principal, en el que
fueron condenados en rebeldía en Italia otros cuatros ex oficiales
argentinos por la muerte de los tres italianos- estaba en "plenas
facultades" para afrontar el proceso.

El ex militar integró junto
a Jorge Rafael Videla y Héctor Agosti
la primera Junta Militar que gobernó Argentina y dirigió la ESMA de
Buenos Aires, principal centro de detención y tortura, adonde fueron
conducidos y posteriormente desaparecieron los tres italianos.

Angela
Aietta Gullo desapareció el 5 de agosto de 1976 tras ser
detenida por apoyar a los opositores al régimen, entre los que se
encontraba su hijo Juan Carlos Dante Gullo, actual diputado en
Argentina.

Tras su arresto el 18 de junio de 1977 en la ESMA,
tampoco se
volvió a tener noticias de Giovanni
Pegoraro y de su hija Susana,
militante peronista, quien dio a luz a una niña durante su detención
que fue entregada a una familia.

 

  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
00:00 / 00:00
Ads destiny link