LIVE STREAMING

Este año la crisis económica desfilará

MORE IN THIS SECTION

Accounts of Accounting

May 25th, 2022

Carlos Santana biopic

May 25th, 2022

Ana de Armas in action

May 25th, 2022

Colombian folk band

May 24th, 2022

SHARE THIS CONTENT:

La parada dominicana, ha estado en Filadelfia desde hace más de 10 año, pero los organizadores han visto necesario optar este año por una fiesta recortada, la cual aseguran que será igual de alegre.    

En 2009 el Festival Dominicano no será como fue en años atrás.

Al igual que muchos eventos culturales de Filadelfia, incluyendo la Parada Puertorriqueña, el Festival Dominicano ha sentido el efecto del declive económico, el cual se sumó a una nueva política municipal que exige que los grandes eventos paguen por servicios municipales de su propio bolsillo.

“Dada la circunstancia, el comité decidió que no podíamos hacer el desfile como lo hicimos en otros años”, dijo Facundo Knight, del Centro Cultural Dominicano.

Antes del 2009, el gobierno de Filadelfia pagaba los gastos asociados con las “paradas” y los festivales callejeros de las distintas comunidades de la ciudad, incluyendo los sueldos de los oficiales de la policía, la limpieza de la basura, los servicios de sanidad, las barreras de seguridad y los servicios de emergencia.

Pero en noviembre de 2008 la ciudad anunció que ya no podía pagar esos costos, y este año el festival dominicano se enfrentaba con una cuenta municipal por eso servicios de más de $30 mil, lo cual casi dobló el acostumbrado presupuesto total  para el evento.

“Se hizo la decisión que la ciudad ya no estaba en una posición financiera para proveer estos servicios de forma gratuita”, dijo Doug Oliver, portavoz del alcalde Michael Nutter.

En lugar del tradicional desfile por la calle American en el norte de Filadelfia, el Comité del Festival Dominicano decidió realizar un festival en una localidad privada en el Roosevelt Boulevard.

“Queremos decirle a la comunidad que el 16 de agosto vengan a disfrutar de su festival, que como siempre va ser bien organizado, con música y con color”, dijo José Joaquín Mota, presidente del comité.

El festival se realizará el domingo 16 de agosto en la Asociación Portuguesa del Rosario, 5100 de la calle Palethrop, en la esquina con el Roosevelt Boulevard.

“Es un regalo que la comunidad dominicana le tiene reservado a la comunidad hispana y vamos a seguir haciéndolo independientemente de que la ciudad no haya querido colaborar”, dijo Mota.

Los organizadores han visto bajar los fondos de aporte de las instituciones locales, pero la política de la ciudad ha sido incluso más dañina.

“(La ciudad) representa un mayor problema que la situación económica”, dijo Knight.

El festival se financia mediante donantes y patrocinadores, desde los pequeños negocios del barrio hasta las organizaciones sin fines de lucro y las grandes empresas de la ciudad. Todos bajaron sus aportes este año. “Las instituciones que a veces nos daban $500, ahora están dando $200”, dijo Mota, quien también trabaja con la oficina consular dominicana.

Casi todos sus organizadores trabajan como voluntarios.

Se trata de una labor de amor a la comunidad. “Este comité del desfile año tras año termina con deudas, y al faltar algo ponemos nuestro propio dinero”, dijo Mota.

Destacó que el desfile es el único que se realiza dentro de la comunidad hispana del norte de la ciudad.

“La ciudad no está colaborando con las instituciones locales”, agregó Mota. “Eventos como este ayudan a Filadelfia porque la pone en el mundo como una ciudad multicultural”.

El desfile dominicano comenzó en Filadelfia hace catorce años, cuando esta comunidad inmigrante comenzaba a asentarse en la ciudad.

En los últimos años ha convocado a cerca de 7 mil personas, incluyendo a dominicanos que llegan desde Vineland, Camden, Lancaster, Allentown e incluso Nueva York.

Además acuden los latinos de la comunidad, mayoritariamente puertorriqueños.

“A través de los años se ha convertido en un evento que representa a la dominicanidad (sic) en la zona”, dijo Knight.

El evento celebra el 16 de agosto, fecha de aniversario de la restauración de la independencia de la República Dominicana en 1863.

Aunque la ciudad no ha publicado cifras sobre cuánto está ahorrando con sus nuevas medidas, Oliver dio como ejemplo que en años anteriores el gobierno municipal había gastado cerca de $1,3 millones para el desfile de los Mummers, uno de los más grandes de Filadelfia.

Para los organizadores del Festival Dominicano, fue una decisión entre no hacer nada este año o “ajustarse a las circunstancias”, dijo Knight.

Oliver explicó que la ciudad ha intentado negociar con los organizadores de los distintos festivales, para encontrar formas de reducir sus costos, pero Mota no se mostró conforme con la atención que ellos habían recibido del municipio en ese respecto.

“Ellos no han colaborado con nada”, dijo Mota. “Nos dijeron que recortáramos las rutas, que hiciéramos una parada de cuatro cuadras, pero eso es una ridiculez”.

A pesar de las dificultades económicas, los organizadores del Festival Dominicano aseguran que será un día de alegría.

Al mismo tiempo, la Parada Puertorriqueña, también deberá pagar por lo menos $30 mil de servicios municipales si desea continuar con su tradición de 47 años de fiesta en el Parkway.

¿Sigue en peligro la parada puertorriqueña?

La “Parada Puertorriqueña”, la cual se celebra a finales de septiembre, también deberá pagar los servicios municipales, que si se tiene en cuenta su despliegue frente al del desfile dominicano, superaría los $30 mil.

CONCILIO, organización patrocinadora del Festival, no respondió a las llamadas de AL DÍA sobre la viabilidad del evento este año.

En entrevista anterior con AL DÍA, el director de CONCILIO, Roberto Santiago, calificó como “pésima” la recaudación de fondos para la parada de 2009, y señaló la presente situación económica como la “peor que yo he visto”.

Santiago agregó en esa ocasión que la política de la ciudad  de Filadelfia de requerir pagos para policías ponía en “peligro” al desfile.

Agregó también que esperaba que la factura municipal no ascendiera los $20 mil, cifra que sí se ha excedido.

La parada puertorriqueña se asocia con música, baile y fiesta al estilo boricua.

Pero desafortunadamente, según la Policiía, en algunos sectores también se asocia con disturbios que suelen suceder durante el día del desfile en el norte de la ciudad.

La Policía acostumbra asignar a un número “significativo” de oficiales a ciertos sectores para ese día, afirmó el Sargento Ray Evers, portavoz del Departamento de Policías de Filadelfia (PPD).

Las carreras de automóviles son uno de los problemas más significativos, además de los disturbios que suelen surgir cuando grandes números de jóvenes de distintos barrios se aglomeran, explicó Evers. El corredor de la Calle Cinco, conocido como el Bloque de Oro, tanto como la calle Lehigh entre la Dos y la Cinco son algunos de los focos que la policía suele monitorear ese día.

 

 

  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
00:00 / 00:00
Ads destiny link