LIVE STREAMING

Sam: De la Prisión y las drogas al liderato hispano

MORE IN THIS SECTION

Restore Community Land

May 23rd, 2022

Farruko, against fame?

May 23rd, 2022

SHARE THIS CONTENT:

Los años en los que Samuel Morales no podía dormir por miedo a que lo mataran han quedado atrás, las riquezas y los lujos que le dejaban los negocios ilícitos también. Hoy camina por las calles del norte de Filadelfia con su mochila, y sus ganas de ayudar a la comunidad con un salario menor a $30 mil al año, pero con la satisfacción que le deja la sonrisa de las personas que ayuda.

El pasado 3 de junio, Morales, presidente de Proyecto Sol, organización que brinda apoyo a personas con VIH entre la comunidad latina, recibió de manos del alcalde Michael Nutter el premio “Haciendo la diferencia”, por parte de la Comisión de Alcohol y Drogas de la ciudad. Él es el primer latino en recibir este premio.

Morales nació y creció en el norte de la ciudad. Su padre era pastor y su madre ama de casa; a los 13 años empezó a consumir drogas y a los 17 entró por primera vez a una prisión en la que duró dos años. Salió, ingresó a programas de rehabilitación, se casó… pero volvió a las drogas y a la cárcel, con cargos de posesión de droga, robo e intento de homicidio.

“Eran los noventas yo estaba en una prisión de máxima seguridad, me metía droga, mis amigos se estaban muriendo de VIH y hepatitis, hasta que un día dije mi vida no puede seguir así y tiré la droga”, dijo Morales.

Fue entonces cuando a sus treinta y tantos años Morales con comenzó a estudiar leyes en la biblioteca de la prisión.

“Aprendí cómo hacer mociones, peticiones, cómo escribir esto y aquello, investigaciones y leyes y le metí una multa de discriminación a la prisión en 1995. Por eso me metieron al ‘hoyo’, en el que dure 4 años”, dijo Morales, “pero el ‘hoyo’ no acabó conmigo, me hizo más fuerte”.

Según explicó Morales, el hoyo es un sistema de aislamiento para prisioneros, “en donde te tratan como animal”.

RELATED CONTENT

Pasaron 15 años hasta que Morales pudo salir en libertad.

“La compañía PHNC me dio una oportunidad y gracias a Dios yo llevo nueve años con ellos”, dijo Morales. En esta compañía Morales trabaja caminando en las calles, buscando a personas que usan drogas para ayudarles en su rehabilitación.

Hoy en día y sin ningún título, Morales es consejero comunitario de la Junta de la Universidad de Pensilvania, miembro de la Junta de Directores de Philadelphia Fight, consejero comunitario de la oficina del Alcalde, miembro de la Junta de Directores de Punto de Prevención y director de Proyecto Sol.

“Somos la voz de la gente que no puede hablar por el estigma que hay en la comunidad latina y les informamos de todos los programas de ayuda de los que no se enteran por el idioma”, dijo Morales.

Este líder comunitario dijo sentirse humildemente agradecido por el reconocimiento que le dio el alcalde, pero dijo que su mayor satisfacción la encuentra en las sonrisas de la gente que ayuda.

“Cuando yo estaba en la calle, nadie habló conmigo, nadie me ayudó, nadie me dio un condón. ¿Qué necesitas? Medicina, comida, en dónde dormir, esas simples cosas hacen una diferencia. A veces no tienes ni que hablar, simplemente escucharlos”.

  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
00:00 / 00:00
Ads destiny link