LIVE STREAMING

Sentimiento afroboricua

MORE IN THIS SECTION

Colombian folk band

May 24th, 2022

Karuna’s Boom

May 24th, 2022

SHARE THIS CONTENT:

Sangre jóven se mezcla con la experiencia de noches y bailes en los que la bomba revienta con sus barriles, sus cantos y sus bailes—ritual de libertad, de rebelión, de placer y de sensualidad. Foto: David Cruz / AL DÍA

Bomba es revolución. Bomba es cultura. Bomba es pasión. Bomba es historia. Bomba es ritmo de tambores, baile de sentimiento, colores que brillan en la noche, cantos que abren caminos en el alma, raíz que se inculca a nuevas generaciones.

Género musical que tiene su raíz en el África, la Bomba llegó a Puerto Rico en el siglo XVII con el arribo de navíos cargados de esclavos.

“También lleva influencia del español, y el taíno”, explicó Félix Romero, fundador de Bombazo Dance Theater, grupo con 40 años de trayectoria en Estados Unidos.

Muchas versiones coinciden en que la Bomba nació en la fiesta católica de San Jaime en Puerto Rico, debido a que a las poblaciones de esclavos africanos les era prohibido venerar a sus dioses.

Además de dar este tipo de desahogo espiritual, la Bomba le servía a estas poblaciones esclavas para transmitir mensajes de rebelión y de furia provocados por dicha condición.

 A la par de esto, el gusto por esta música se arraigó en la cultura de Puerto Rico al punto de convertirse en un género popular y típico entre los boricuas.

“Nosotros llevamos haciendo Bomba 14 años”, dijo Rachelle Rojas, de la Familia Rojas, uno de los grupos de Bomba más tradicionales de Filadelfia.

“¿Cómo lo estamos haciendo? Cultura, tradición: (se trata de) nuestras raíces que no se pueden dejar morir”, aseguró.

Los barriles (tambores) son la pieza fundamental de la que emana la Bomba, los ensambles de este género se componen de tres percusiones de estas que suenan en diferentes tonos.

Barriles no es nombre puesto al azar. En un inicio estos instrumentos se fabricaban de barriles de madera y aún ahora se puede ver dicha forma en las percusiones actuales.

Cada uno de estos tambores tiene una función específica cuando se toca Bomba.

“Tenemos el primo que si uno sigue la religión Yombe, el tambor Primo le pertenece al maestro, al rey, y el rey es el que determina el ritmo”, explicó Romero.

Además del Primo, están los buliadores.

“El buliador es sumamente importante porque es el que tiene que marcar el ritmo monótono que mantiene a la música controlada”, dijo.

Además, los instrumentos de Bomba también incluyen las maracas y el cuá, percusión de madera que se toca con dos baquetas.

“La maraca en varios lugares se va con el que canta gallo (la que inicia el canto)”, dijo Romero. “En muchos casos es una dama; especialmente en Ponce la mujer marca el tiempo con la maraca y canta el gallo y así comienzan los bailes de Bomba”.

Y los bailes de Bomba son eventos sociales en los que los bailadores se encaran en una especie de duelo con el barril Primo.

Es este instrumento el que sigue las improvisaciones del bailador o bailadora en piezas que duran alrededor de 10 minutos.

“Bailar (Bomba) se trata de lo que tú sientes por dentro”, dijo Rachelle Rojas. “Un bailador de Bomba no tiene coreografía, no tiene una pauta a seguir. Un bailador de Bomba siente, proyecta lo que está sintiendo”.

Las emociones son tan variadas como los ritmos que abarca esta música.

“Lo primero que yo te digo es ‘cierra los ojos, siente estos barriles, no metas aquí nada, mete solamente el sentimiento, siente esos barriles y haz lo que tú quieras frente a ese barril”, dijo.

Rojas explicó que la Bomba tiene, al menos, cinco ritmos básicos, muchos de ellos con nombres africanos.

“Hasta ahora no se han descubierto todos (los ritmos). Se dice que entre los cinco primarios son Cicá, Buembé, Holandés, Yubá y el Seis Corridos”, dijo.

Es precisamente este vínculo africano y su raíz como ritual lo que hace que la Bomba tenga detractores que la tachen de culto.

“Los cantos llevan elementos religiosos” dijo Romero. “Pero la mayor parte de la gente que lo practica no lo hace religiosamente; lo practica para divertirse. Es un ritmo llamativo. Es un ritmo que lo disfruta mucha gente”.

En el norte de Filadelfia, el restaurante Mis Viejos es un lugar característico para presenciar y participar de bailes de Bomba. De la plena después hablamos, porque es un género distinto.

  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
00:00 / 00:00
Ads destiny link