LIVE STREAMING

"Me pidieron comida en vez de mi autógrafo"

MORE IN THIS SECTION

Becerra & Cabello duo

May 17th, 2022

SHARE THIS CONTENT:

El empresario Greg Gimble (izq.) en una panadearía en El Seibo, República Dominicana.   

El beisbolista dominicano David Valle dejó de atrapar pelotas en el béisbol profesional estadounidense y ahora ayuda a sus compatriotas a través de auxilios para crear microempresas en su país.

Bodegas, ropa usada, panaderías son algunos de los pequeños negocios establecidos en el país caribeño gracias a la ayuda de empresas de varios países que se han unidos con recursos a esta iniciativa.

Es así como la Fundación Filantrópica de la Empresa Va Bien se unió a la causa del ex jugador, Esperanza International, que a través de su banco otorga préstamos a familias para pequeños negocios.

“Siempre estuve interesado en ayudar a las comunidades con un alto nivel de pobreza, cuando me di cuenta que podía ser parte de este movimiento, no tardé en contactarme con David Valle e iniciar nuestra colaboración”, dijo Greg Gimble, vicepresidente de Va Bien.

“A través de este trabajo en conjunto hemos abierto 30 pequeños negocios ––y aún vamos por más–– en El Seibo, al este de Santo Domingo; el 80 por ciento de los beneficiados son mujeres”, afirmó.

“Lo que empezó como un anhelo de ayudar a la gente más necesitadasde mi país  se ha convertido en un punto de encuentro de empresas privadas  que desean unirse a esta noble causa”, explicó Valle, fundador y director de Esperanza International.

En 1985, cuando Valle fue invitado a  jugar en su país, se dio cuenta del nivel de pobreza en que vivían la familias dominicanas, especialmente los niños.

“Yo fui jugador de la liga profesional de béisbol de Estados Unidos, yo estaba acostumbrado a que los niños se me acercaran  por  autógrafos, así que cuando aquellos pequeños me pidieron  comida en lugar de mi firma, sabía que tenía que hacer algo”, recordó Valle.

Su organización ha ofrecido desde sus inicios, en 1995, préstamos, servicios de salud, educación y entrenamiento técnico gratis, o a muy bajo costo, explicó.

“Cada año vemos que los resultados son positivos para  la comunidad, los servicios y programas que ofrece Esperanza le ha ayudado a obtener un mejor nivel  de vida (…) además de que vemos que nuevos líderes empresarios se nos unen a la causa”, afirmó Valle, quien se basó en el modelo de micro-créditos del premio Nóbel de la Paz 2006, el hindú Mohammed  Yunus.

RELATED CONTENT

Uno de esos empresarios es  Gimble, cuya empresa franco-estadounidense de ropa interior femenina es la única afiliada a Esperanza que tiene su fábrica en el país caribeño.

Para poder tener acceso a los préstamos se necesita formar parte de un grupo de al menos cinco personas y asistir a una serie de clases de entrenamiento básico para crear y mantener un negocio, desde contabilidad hasta computación, explicó Gimble. Agregó que los créditos van desde 50 hasta 1.000 dólares.

“Vemos que las madres de familia se convierten en las portadoras de ingresos cuando la temporada de caña de azúcar cesa y no hay fuente de trabajo para sus maridos; esto les permite continuar con un ingreso seguro para vivir”, afirmó Gimble.

Dentro de los planes de Esperanza International está expandir este tipo de programas a Haití y Cuba.

“Buscamos brindar  esperanza a más comunidades de Latinoamérica (…) todos los que somos parte de este proyecto hemos sido testigos  del desarrollo personal de nuestra gente, es gratificante ver hacer realidad su sueños”, aseguró Valle.

Para mayor información visite www.esperanza.org.

  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
  • LEAVE A COMMENT:

  • Join the discussion! Leave a comment.

  • or
  • REGISTER
  • to comment.
00:00 / 00:00
Ads destiny link