Advertisement

Medio ambiente

PRIMER PLANO

Vivian Suter se enamoró de Guatemala en 1981 y a partir de entonces decidió que viviría a orillas del lago Atitlán, que se ha convertido en colaborador de su obra. 

Pasó tres décadas olvidada hasta que un curador dio con ella en lo profundo de Guatemala. Vivian Suter, perdida del mundo, había convertido a la naturaleza en parte de su obra.

Environment on aldianews.com

Páginas