LIVE STREAMING
The director of the National Day Laborer Organizing Network (NDLON), Pablo Alvarado (L), demand the release of Carlos Ortiz, after being detained by Immigration and Customs Enforcement (ICE), in Pasadena, California, United States. EFE
Pablo Alvarado (i), Director de la Red Nacional de Jornaleros, denuncia la captura de Carlos Ortiz, un inmigrante Mexicano arrestado en un operativo de ICE en el que se buscaba a otra persona.  EFE

[OP-ED]: ¡Fuera los racistas de México!

No se da a querer. Ni siquiera es agradable. Lo que Donald Trump sí es, es el presidente de EE. UU. más impopular del que se tenga memoria, lo cual tiene…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Después de todo, la administración del envejeciente expersonaje de reality shows está bajo investigación por el FBI a causa de sus sospechosos tratos con Vladimir Putin, sus acusaciones de que el ex presidente Obama lo espiaba electrónicamente fueron declaradas falsas, su propuesta presupuestaria es una verdadera declaración de guerra contra los valores fundamentales del país y contra el pueblo americano, etc., etc., etc…

Sí, Trump podrá ser un presidente cruel, torpe, maleducado e inepto, pero cuando se trata de perseguir y castigar a indefensos inmigrantes indocumentados, su actuación es brillante.

La semana pasada su administración hizo pública la primera de sus infames listas semanales de crímenes cometidos por inmigrantes en ciudades santuario. Trump había anunciado con su demagogia habitual esas listas de lo que él llama “bad hombres”, durante su discurso al Congreso unas cuantas semanas atrás.

Dado que todos los estudios coinciden en que los inmigrantes indocumentados cometen menos crímenes que la población del país en general, es obvio que, como mencioné en una columna anterior, la única razón para hacer públicos los delitos de los “extranjeros” (aliens), pero no los perpetrados por otros grupos, es estigmatizarlos y exacerbar el racismo y el odio contra los inmigrantes, en especial los mexicanos y demás latinos.

 Por lo tanto, no es sorprendente que de las 206 personas incluidas en la primera lista distribuida por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Univisión encontrara que el 70% son mexicanos y más del 95% provienen de Latinoamérica. Para hacer aún más clara la naturaleza prejuiciada e injusta de esta administración, la mayoría de los que aparecen en la lista –116, para ser exactos—han sido acusados, pero no sentenciados, muchos de ellos solo por delitos menores.

 Hablando de “bad hombres,” y en este caso de “bad mujeres” también (aunque quizás “bad idiotas” fuera más apropiado), un grupo de estudiantes norteamericanos de vacaciones primaverales en Cancún, haciendo gala de un racismo digno de la era de Trump, cual si estuvieran en uno de los vergonzosos mítines de campaña del actual presidente, corearon a todo pulmón una y otra vez "Build that wall!" (¡Construya esa pared!).

El periódico mexicano Yucatan Times, calificó el incidente como un acto de “xenofobia y discriminación contra los mexicanos en su propio país”, y añadió que no era la primera vez que un incidente de un racismo tan descarnado se producía en Cancún.

En una parodia irónica, pero completamente acertada de la diatriba despreciable contra México con la que Trump lanzara su campaña presidencial, el periodista basado en Washington, Josef Huff-Hanon, se refirió así al vergonzoso incidente de Cancún:

 “Cuando mandamos nuestra gente a México, no les estamos enviando a los mejores. Les estamos enviando algunos ‘bad gringos,’ gente con muchos problemas, y que están llevando esos problemas a Cancún. Están llevado borracheras, comportamientos idiotas. Son violadores de sus propias novias y amigas. Y presumo que algunos deben ser buena gente”.

Sí, definitivamente, construyan ese muro para mantener fuera de México a tantos racistas ignorantes empoderados por la retórica nativista y las políticas crueles de Donald Trump. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link