LIVE STREAMING

Niña hispana invitada a la toma de posesión de Obama

Fayra Molina de nueve años juntaba “money orders” de $9 cada uno entre familiares y amigos para apoyar durante su campaña al ahora presidente electo. 

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

“Apoyo a Obama porque me gustó lo que dijo de acabar con la guerra en Irak, dar seguro médico a todos, bajar los precios de la gasolina y mejorar la economía”, dijo.

Fayra Molina de nueve años y residente de Lancaster, PA, cambió sus muñecas por giros postales de $9 cada uno, para ayudar en la campaña política de Barak Obama.

Gracias a eso ha sido invitada por el senador Bob Casey Jr a la toma de posesión presidencial el próximo 20 de enero.

Y es que todo comenzó cuando Fayra le pidió a su padre, Xavier Molina, que la llevará a todos los eventos políticos donde se presentaba Obama. Su padre la complació; así, ambos se unieron para ayudar. El plan consistió en comprar cinco giros postales (money orders) de 97 centavos cada uno y ponerlos dentro de álbumes, para ofrecerlos a familiares, amigos y cualquiera que quisiera donar.

Convencida de la creatividad de su nieta para pedir donaciones, Marcy Molina, abuela paterna, pagó $22 por el giro de dinero.

“Mi abuelita fue la primera que creyó en mi idea y por eso me dio esa cantidad que representa el día de la elección primaria de abril 22 en Pensilvania. Pero después pedí donaciones de $9 porque esa es mi edad”, dijo la pequeña.

Su plan funcionó y “vendió” 72 giros postales a lo largo de la campaña electoral con un total de $661 dólares, cantidad que entregó el 1 de noviembre a los representantes de Obama.

Desde que tiene uso de razón, Fayra ha escuchado la historia de su padre Xavier que ayudó, hace 16 años, en la campaña política del ex presidente Sixto Durán Ballen en su natal Ecuador. Esa experiencia y conocimiento la hicieron interesarse en aprender sobre la contienda electoral de Estado Unidos.

Precoz para su edad, Fayra, en cuarto grado en la escuela Católica Resurrección, cree que los niños deben involucrarse más en “aprender sobre los problemas que afectan a la nación para tomar decisiones inteligentes al momento de votar”.

“Yo quería ayudar de cualquier manera a Obama y entre mi papá y yo ideamos una manera de pedir donaciones sin que la gente desconfiara sobre el destino de ese dinero. De ahí surgió la idea de hacerlo con giros de dinero donde la gente podía llenar una forma, poner sus nombres y la cantidad. Los donadores se llevaban una copia y nosotros nos quedamos con un recibo”, dijo Molina.

Aún conserva el álbum que contiene las copias de los 72 giros de dinero.

CONTENIDO RELACIONADO

La pequeña mencionó la vez que esperó tres horas en las afueras del parque Buchanan para ver a Obama; y mientras esperaba recorrió la fila de personas pidiéndoles donaciones o el voto.

Fayra nunca espero que su lección de civismo fuera dolorosa al escuchar a algunas personas decir comentarios racistas en contra del entonces candidato a la nominación demócrata. “Esas personas, sin querer, también me lastimaron porque si no quieren a un hombre negro tampoco quieren a una hispana como yo”.

“Apoyo a Obama porque me gustó lo que dijo de acabar con la guerra en Irak, dar seguro médico a todos, bajar los precios de la gasolina y mejorar la economía”, dijo.

A lo que su padre inmediatamente agregó, “mi hija siente que es una injusticia que haya personas que no tengan seguro de salud viviendo en el país más poderoso del mundo”.

Por lo pronto, la pequeña disfruta de la popularidad que su acción le ha dado y espera en el futuro “ser la próxima presidenta del país”.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link