LIVE STREAMING

Fronteras calientes en paises bolivarianos

  !Simón Bolívar aún no tiene paz en su tumba!. Su proyecto político de la Gran Colombia, compuesto inicialmente por Colombia, Venezuela y Ecuador,…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

El paso del podio

Mayo 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

 

!Simón Bolívar aún no tiene paz en su tumba!. Su proyecto político de la Gran Colombia, compuesto inicialmente por Colombia, Venezuela y Ecuador, cristalizado en el congreso de Angostura en 1919 se ha venido haciendo pedazos desde el mismo día de la muerte del Libertador Bolívar. Los recelos políticos entre el general venezolano José Antonio Páez  y el general colombiano, Francisco de Paula Santander, produjeron la desmembración de la Gran Colombia en 1.830, marcando el inicio de una era de "encuentros" y "desencuentros" que hoy dos siglos después, mantienen "calientes" las fronteras comunes.

En la década del sesenta el gran estadista Carlos Lleras Restrepo, como presidente de Colombia tuvo la genial idea de postular el Pacto Regional Andino, que pretendía crear inicialmente una zona comercial común para los países bolivarianos: Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia; anticipándose con ello a la nuevas dinámicas del comercio mundial, anclado hoy en grandes bloques comerciales regionales que tánto han favorecido el desarrollo y la convivencia de los pueblos. Hasta donde hubiera avanzado el sueño de Bolívar, de integración de la Gran Colombia, si este pacto económico se consolida?

El siglo 21, emerge con proyectos políticos antagónicos en las naciones bolivarianas que han entrabado la integración económica y han fisurado la convivencia entre sus pueblos a tal punto que el lenguaje militar se está afincando peligrosamente en los gobernantes en reemplazo del lenguaje diplomático. Hoy lo medios de comunicación se engolosinan morbosamente con el número y características de los tanques, aviones, helicópteros, hombres en armas que posee cada país y las nuevas adquisiciones. Qué aporta a la convivencia regional tal despliegue?

El proyecto político, "el Socialismo del siglo 21" liderado por el Presidente  Hugo Chávez Frías de Venezuela y replicado en Ecuador por el presidente Rafael Correa  ha sido confrontado por el proyecto político de  "Libre mercado" del Presidente Colombiano Alvaro Uribe Vélez, con no pocas repercusiones de guerra fría regional que amaga extenderse por muchos años más, dadas las pretensiones manifiestas de los líderes de dichos países para permanecer en el poder por períodos presidenciales adicionales.

Ecuador ha entrado a "calentar" su frontera con Colombia después del ataque inconsulto al campamento de las FARC en territorio ecuatoriano, ocurrido hace un año y donde murió el número dos de las FARC, "Raúl Reyes" y recientemente el presidente Correa ha declarado con firmeza, que la repetición de un evento de similar naturaleza, sería respondido con acciones militares.

Ecuador anuncia el reforzamiento militar de su frontera con Colombia con 15 bases militares. Venezuela quien ya tiene ya una potente máquina de guerra, actualizada por los rusos, amenaza con sus aviones Sukoi, de última generación. Colombia hace lo propio con armamento israelí y norteamericano.

La doctrina de la "legítima defensa", aun rebasando fronteras, anunciada por Colombia para combatir a las Fuerzas insurgentes de la Guerrilla, es replicada por los vecinos con anuncios de respuestas militares a gran escala, si eso llegara a ocurrir.

La espiral no se detiene y el anuncio de Colombia de ofrecer cinco bases aéreas y una base naval a las fuerzas militares norteamericanas, ha sido ripostado por el gobierno de Chávez con la firma de un acuerdo con Rusia de cooperación tecnológica y militar, mientras que congela las relaciones con Colombia.

A esto se suma la voz del canciller Celso Amorín de Brasil, quien pide a Colombia transparencia, en la discusión del ofrecimiento de las bases militares a USA, teniendo en cuenta que Colombia, pertenece al Consejo de defensa suramericano, creado en 2.008 por iniciativa brasileña.

CONTENIDO RELACIONADO

Para respaldar la posición de la cancillería brasileña, el presidente Lula en asocio con la presidenta Bachelet de Chile, han "invitado" a Colombia para que explique, en la próxima reunión del Consejo de defensa suramericano, que se reunirá en Agosto en Ecuador, las implicaciones de la presencia militar norteamericana para la seguridad de la región.

Brasil, nuevo actor, en la contienda de los países bolivarianos, vislumbra que su sueño de liderar la seguridad del continente suramericano, puede ser amenazado por la presencia norteamericana en bases militares Colombianas.

En juego están intereses geopolíticos, geoestratégicos, ideológicos, entre otros, con actores regionales- Colombia- Venezuela- Ecuador-Brasil y actores de talla mundial como son Rusia y USA.

Nos preparamos para un escenario de guerra fría en América? Dios y las mentes humanas sensatas no lo permitan, porque sería una estocada a las aspiraciones de desarrollo de los pueblos suramericanos.  

Conmueve la pasividad de los organismos internacionales como la OEA, la ONU que simplemente son espectadores ante esta creciente atmósfera de beligerancia que está afectando a la región bolivariana, en sus naturales intercambios económicos y sociales y que ya se traduce en manifestaciones xenofóbicas con efectos impredecibles.

Es la hora de la diplomacia y de la sensatez; la democracia exige de sus líderes, capacidad para construir alternativas de armonía y convivencia entre nuestros pueblos, que fundamenten el desarrollo sostenible de las futuras generaciones.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link