LIVE STREAMING

Filadelfia está más chula que nunca

Filadelfia es ahora un destino añorado por los peloteros. Eso fue bien evidente el miércoles cuando los Phillies acuciaron la adquisición de Roy Halladay en…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

 

Lo que hace a los Phillies atractivos es su longevidad como ganador. Tienen tres coronas de División consecutivas y dos apariciones consecutivas en el Clásico de Otoño.

Filadelfia es ahora un destino añorado por los peloteros.

Eso fue bien evidente el miércoles cuando los Phillies acuciaron la adquisición de Roy Halladay en un trueque y éste confesó su inquietud de avanzar e incorporarse a las filas del equipo.

“No puedo mentir”, dijo Halladay sobre cómo su interés por integrase a los Phillies lo perturbó durante la Serie Mundial este año. Halladay reconoció que él en vez de Cliff Lee era el que debiese de haber estado allí. “Tuve varios sueños sobre eso y ahora añoro la oportunidad de recibir ese reto”.

Halladay por poco terminó integrándose a los Phillies en julio por medio de un trueque, pero Toronto exigió mucho por él. Filadelfia terminó adquiriendo a Lee de Cleveland en un cambio en que los Phillies se aprovecharon de los Indios.

Amaro realizó otro gran negocio en adquirir a Halladay, el miércoles, en un complicado cambio entre cuatro equipos. Filadelfia obtuvo a Halladay, de Toronto, a cambio de tres jugadores de Ligas Menores: Travis d’Arnaud (catcher), Kyle Drabek (lanzador derecho) y Michael Taylor (jardinero). Toronto, en cambio, envió a Taylor a los Atléticos por Brett Wallace (antesalista). Los Filis mandaron a Lee a Seattle por tres prospectos: Juan Ramírez (lanzador derecho), Phillipe Aumont (lanzador derecho) y Tyson Gillies (jardinero).

La transacción más grandiosa del invierno fue motivada por el interés de Halladay de unirse a los Phillies y el interés de Filadelfia en no dejar sin buenos prospectos a sus equipos de finca.

Para Halladay, la oportunidad de jugar con Filadelfia le da el “chance de salir y alcanzar metas que siempre he tenido en este deporte”.

El interés de Halladay por los Phillies fue tal que éste aceptó una extensión de tres años de su contrato por sólo $20 millones por temporada. Eso es una ganga comparado con los $100 millones que pudiese haber recibido por cinco años si se declaraba agente libre en 2010.

Oír a jugadores como Halladay, Plácido Polanco, Pedro Martínez, Raúl Ibáñez y otros, declarar sus fuertes deseos de jugar en Filadelfia es música para los oídos de los que vivimos en la región de la Ciudad del Amor Fraternal.

CONTENIDO RELACIONADO

Antes oíamos cómo peloteros le tenían asco a Filadelfia porque sus fanáticos eran testarudos y sus parques no eran buenos. Ni la liquidación del viejo Veterans Stadium le cambio la mente a muchos de los jugadores. El Citizens Bank Park con sus vallas cortas supuestamente espantaba a los buenos lanzadores. ¿Quién quiere ver a su efectividad afectada por el reto de pitchear en un estadio pequeño?

El éxito hace a cualquiera lindo y ha sido así con Filadelfia.

El reto los Phillies ahora es ser juicioso en quien se incorpora, se queda, o se va de su equipo porque todos quieren ser parte del él.

El cambiar a Lee a Seattle no fue cuestión solo de espacio y de dinero. Amaro hace sentido cuando dice que tuvo que hacer la movida para abastecer a sus fincas.

Lo que hace a los Phillies atractivos también es su longevidad como ganador. Tienen tres coronas de División consecutivas y dos apariciones consecutivas en el Clásico de Otoño. El equipo tiene el potencial de continuar triunfando en los próximos años porque tiene un núcleo de jugadores fuertes (Rollins, Utley, Howard, Polanco, Ibáñez, Victorino, Werth, Ruiz, y Hammels).

El contar con prospectos de calidad en las fincas es importante para mantener esa longevidad de éxito en el futuro y a Filadelfia linda en los ojos de los peloteros como Halladay.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link