Advertisement

separation

PRIMER PLANO

Una niña abraza a una mujer mientras la gente sostiene carteles para protestar contra la orden ejecutiva del presidente estadounidense Donald Trump de detener a niños que cruzan la frontera sur del país y separar familias. Los Ángeles, California. (Reuters)

La separación familiar y la angustia a la que son sometidos los inmigrantes detenidos en la frontera podría traer graves colaterales psicológicos, según explican los expertos.