LIVE STREAMING

Zelaya acusa a EE.UU. de golpe de Estado de 2009

El ex presidente de Honduras aseguró que el golpe que lo derrocó fue planificado por el Comando Sur de EE.UU. en la base militar de Palmerola.  

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El ex presidente de Honduras
Manuel
Zelaya dijo este lunes que el golpe de Estado que lo derrocó el 28 de junio
de 2009 fue planificado por el Comando Sur de los Estados Unidos en
la base militar local de Palmerola.

"Todo indica que el golpe fue
planificado en la base militar de
Palmerola, por el Comando Sur de EE.UU., y ejecutado torpemente por
malos hondureños", señala Zelaya en una carta enviada desde
República Dominicana al "pueblo hondureño" al conmemorarse hoy el
primer aniversario de su derrocamiento.

"Pueblo hondureño,
escribo estas letras para el pueblo cuando se
cumple un año de aquella fatídica madrugada en que mi casa, donde
habitaba con mi familia siendo presidente de la República, fue
rodeada por las fuerzas especiales de los militares", detalla Zelaya
al inicio de su carta enviada por correo electrónico.

Añade que
"a un año del golpe de Estado militar ya se han
aclarado las causas y los actores intelectuales de ese crimen que se
mantenían ocultos" y que la sospecha que tenía se ha confirmado,
"Los Estados Unidos estuvieron atrás del golpe de Estado".

Según
Zelaya, al principio, el Departamento de Estado de EE.UU.
"negó su vinculación al golpe", mientras que la embajada de ese país
en Tegucigalpa "hizo demostraciones de condena".

"Los autores
intelectuales, de este crimen, obedecen a una
asociación ilícita de los viejos halcones de Washington con
hondureños, propietarios de capitales y sus socios de subsidiarias,
norteamericanas y agencias financieras", agrega la carta de Zelaya.

También
culpa del golpe a "algunos prominentes miembros
(hondureños) de la SIP (Sociedad Interamericana de Prensa)
responsables del silencio interno y protección de los asesinos que
eliminan gente inocente, dentro del territorio nacional".

El ex
gobernante, que fue derrocado cuando promovía una consulta
popular orientada a reformar la Constitución, pese a tener una
prohibición legal, dice además que las medidas que tomó para liberar
a Honduras del atraso le costaron el cargo.

Esas medidas, según
Zelaya, son "las principales causas que
hicieron perder el juicio a los norteamericanos y sus socios".

Su
derrocamiento obedeció, agrega la carta, a que en 2006 adoptó
medidas que afectaron a multinacionales petroleras de EE.UU., y un
plan para recuperar la base militar de Palmerola construida por los
estadounidenses hace 30 años, para convertirla de un aeropuerto
militar a uno civil, al servicio comercial y de pasajeros.

Otras
causas de su caída, según Zelaya, son el cambio de
políticas monetarias cambiarias y salariales, con subsidios al
transporte y salarios para los obreros, "contradiciendo las
políticas de recesión del FMI (Fondo Monetario Internacional)" y la
firma del tratado de asociación de Honduras con Petrocaribe, deVenezuela.

Se suman la
revocación de "los decretos de expulsión de Cuba en
1962 de la OEA", durante la Asamblea General del organismo
continental que se celebró en junio del año pasado en San Pedro
Sula, norte de Honduras.

Además, una "ley de participación
ciudadana que fue aprobada para
hacer consultas y encuestas al pueblo", la carta añade.

Zelaya
también acusa de su caída a Roberto Micheletti, a quien el
Parlamento hondureño, siendo él presidente de ese poder del Estado,
designó sucesor del ahora ex gobernante derrocado.

"A un año del
zarpazo a la democracia todo se ha confirmado (los)
desterrados somos víctimas de esa intromisión y de la entrega que
este Gobierno de (Porfirio) Lobo hace a los intereses
norteamericanos", expresa Zelaya, quien desde el 27 de enero pasado
reside en República Dominicana.

Lobo, del Partido Nacional,
asumió el poder el 27 de enero
último, tras ganar las elecciones del 29 de noviembre de 2009.

Zelaya
también reiteró que en Honduras continúa la represión y
persecución política, y que varios de sus ministros están demandados
en los tribunales, mientras que otros andan huyendo.

Al Frente
Nacional de Resistencia Popular que condenó el golpe y
al Partido Liberal, que lo llevó al poder, Zelaya les indicó que
"ahora que saben la verdad y conocen sus verdaderos adversarios,
deben mantener la unidad y continuar recogiendo las firmas para la
Asamblea Constituyente" y su retorno al país.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link