LIVE STREAMING

Voto mañana puede avalar "Socialismo del Siglo XXI"

En las elecciones del próximo 26 de abril, en las que Correa es favorito, los ecuatorianos decidirán si siguen la senda que comparten con Venezuela y Bolivia.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Más de diez millones de ecuatorianos convocados a las urnas el próximo domingo decidirán si avalan el proyecto del actual presidente, Rafael Correa, de seguir la senda del denominado Socialismo del Siglo XXI.

Correa llegó al poder en enero de 2007 con lo que llamó Revolución Ciudadana para buscar una mayor equidad social en un país donde la mayoría de la población es pobre.

En sus dos años de Gobierno, Correa ha concretado algunas ofertas a los sectores más desfavorecidos, como mejoras en el sistema educativo, de salud y mayor atención al sector productivo en un intento por alejar al país de la dependencia del petróleo, el principal producto de exportación y, por tanto, la mayor fuente de ingresos del país.

Correa ha buscado diversificar los mercados para los productos ecuatorianos, en un intento de evitar un predominio de Estados Unidos.

En el aspecto financiero, el giro de Correa a la izquierda lo ha llevado a desplazar a tradicionales agentes de crédito, como el Banco Mundial (BM) y a alejarse del Fondo Monetario Internacional (FMI) buscando como alternativa fuentes de préstamos de organismos regionales.

En su candidatura a la reelección, Correa abandera como uno de sus grandes logros la redacción y aprobación de la nueva Constitución del país, que reforma el sistema de partidos y parlamentario, así como los tribunales y organismos de control del Estado.

Una oposición dividida

La oposición en Ecuador se presenta el próximo domingo a las elecciones generales dividida entre el empresario Álvaro Noboa y el ex mandatario Lucio Gutiérrez, ambos con el objetivo de forzar una segunda ronda con el actual jefe del Estado, Rafael Correa.

Ambos candidatos opositores centran sus críticas en Correa y esperan que algún acontecimiento de última hora desinfle la popularidad del presidente, favorito a la reelección.

Noboa y Gutiérrez son los contendientes con mayor opción de llegar a un segundo lugar, por encima de los otros cinco aspirantes: Martha Roldós, Diego Delgado, Carlos González, Carlos Sagñay y Melba Jácome.

Gutiérrez y Noboa aspiran a que el mandatario no logre superar el 50 por ciento de los votos válidos, asi como tampoco el 40 por ciento y una distancia de diez puntos porcentuales sobre el segundo, pues ello permite la victoria de Correa sin necesidad de una segunda ronda.

Noboa, considerado uno de los hombres más ricos de Ecuador, afirma que si hay segunda vuelta electoral, el 14 de junio, vencerá a Correa, por considerar que la polarización política que vive el país perjudica al mandatario.

Según Noboa, "hay tres formas para terminar con un candidato: matándolo, mandándole a la cárcel y quebrando sus empresas" y ésta última dice es la opción que Correa ha elegido para liquidar su candidatura.

Las presiones al pago de impuestos por parte del Servicio de Rentas Internas (SRI), la agencia de recaudación del Estado, son para Noboa una expresión de la intención que tiene Correa para asfixiarle económicamente.

Noboa aduce que esas medidas sólo se han aplicado contra sus empresas y no a las de sus competidores, por lo que pidió a las autoridades electorales que descalifiquen la candidatura de Correa, demanda que no prosperó.

El empresario, que dirige el Partido Renovador Institucional de Acción Nacional (PRIAN), propone una "revolución económica" en el país, que permita a la mayoría de ecuatorianos conseguir salarios promedios de 2.000 dólares mensuales.

Con otros matices, la propuesta de Lucio Gutiérrez sigue el mismo camino, aunque en su campaña ha asegurado que retomará los planes de Gobierno que quedaron interrumpidos cuando en abril de 2005 fue derrocado del poder, tras dos años como presidente.

Gutiérrez, líder del Partido Sociedad Patriótica, ha sido el mayor opositor del gobierno de Correa, al que acusa, entre otras cosas de una supuesta relación con la guerrilla colombiana y el narcotráfico.

El ex mandatario culpó a Correa en el caso "Chauvin", que vinculó a este ex asesor del Gobierno con una red de narcotráfico y le ha achacado una presunta relación con la guerrilla colombiana de las FARC.

Lucio Gutiérrez propone cambiar la política internacional de Correa, alineada a lo que denomina eje "Venezuela-Irán-China", y volver a la órbita de Estados Unidos.

Observadores votantes en el exterior

Más de 200 observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de la Unión Europea (UE) se desplazaron a las 24 provincias de Ecuador para vigilar el proceso electoral del próximo domingo en el que el jefe de Estado, Rafael Correa, busca la reelección.

CONTENIDO RELACIONADO

Por orden constitucional, en dichas elecciones podrán sufragar, por primera vez, los policías, militares, extranjeros que residen legalmente en el país por más de cinco años y los jóvenes desde los 16 años de edad.

Más de 184.000 emigrantes ecuatorianos, que residen en el exterior, están habilitados para participar en los comicios generales, informó el Consejo Nacional Electoral (CNE) de Ecuador.

El vocal del CNE Fausto Camacho precisó que el mayor número de emigrantes ecuatorianos que votarán el domingo se encuentran en Europa, con 130.000 empadronados, seguido del área de Estados Unidos y Canadá, con 37.000 votantes, América Latina y el Caribe, con 11.000 y Asia, África y Oceanía, con unos 6.000.

La crisis económica marcó la contienda electoral

El desempleo y la inflación han sido los principales argumentos de los opositores para criticar la gestión de Correa que, por su parte, ha defendido un programa financiero desligado de las recetas tradicionales de los organismos multilaterales.

El desempleo registró un repunte en el primer trimestre del año y alcanzó el 8,6 por ciento, lo que supone 1,3 puntos por encima de la tasa de diciembre pasado.

La inflación también tuvo una tendencia al alza el pasado marzo, pero el Gobierno ecuatoriano mantiene que no subirá por encima de los dos dígitos al finalizar el año.

Pese al entorno de crisis, el Gobierno de Correa destaca que el crecimiento de la economía registró en 2008 uno de los índices más altos de América Latina, con el 6,5 por ciento.

No obstante, el jefe del Estado advirtió que habrá efectos negativos en la economía ecuatoriana, por contagio de la crisis global, aunque dice que las consecuencias no serán dramáticas gracias a los programas de fortalecimiento de la balanza de pagos, fomento del empleo e impulso a la producción que lleva a cabo el Ejecutivo.

Sin embargo, el opositor Lucio Gutiérrez ha acusado al mandatario de llevar al país a una situación financiera crítica y duda que los programas "anti-crisis" den el resultado al que aspira el Gobierno.

Por su parte, Noboa sostiene que el Gobierno de Correa lo único que ha logrado es "espantar" la inversión extranjera y a la empresa privada, como importantes factores de desarrollo.

00:00 / 00:00
Ads destiny link