LIVE STREAMING
La Fortaleza, San Juan, Puerto Rico. Fuente: NBC.
La Fortaleza, San Juan, Puerto Rico. Fuente: NBC.

¿Una Reconstrucción Imposible? La Doble Batalla de Puerto Rico por Salir A Flote

Cómo la isla, aún sin reconstruir, se enfrenta a una pandemia para la que nadie estaba preparado.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Poder femenino al Congreso

Noviembre 25, 2022

Bolsonaro no se rinde

Noviembre 24, 2022

Esperanza luego de la COP27

Noviembre 22, 2022

Equipo tipo europeo

Noviembre 21, 2022

La igualdad en suspenso

Noviembre 21, 2022

La defensa de Infantino

Noviembre 19, 2022

Bienvenida a Panamá

Noviembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En los últimos dos años, Puerto Rico ha pasado por dos huracanes y una serie de terremotos, de los cuales aún no se recupera. Sin embargo, vivir esto le ha dado a los puertorriqueños una resiliencia única para afrontar la situación. Hablamos con Ricardo Álvarez, Fundador y Director de Álvarez–Díaz & Villalón, amplio conocedor de la historia y condiciones de la isla, así como vínculo entre FEMA y el sector privado para los proyectos de reconstrucción de la isla. 

En esta entrevista comentó cómo seguir trabajando en la isla mientras se respetan los toques de queda necesarios para contener la expansión del virus, cómo ampliar la capacidad hospitalaria de Puerto Rico y las oportunidades que surgen de re-enfocar la industria farmacéutica de la isla. 

¿Cómo evalúas la manera en que el gobierno de la isla ha manejado la llegada del coronavirus a Puerto Rico? 

En Puerto Rico, el mayor problema que tuvimos con el tema del coronavirus fue que aquí no estamos haciendo pruebas, entonces no hay manera de tener data de cuándo fue el primer caso ni cuántas personas se infectaron. Aunque la percepción es que teníamos casos bastante antes.

En parte porque la isla es un hub internacional: vienen muchos vuelos aquí para conectar con Latinoamérica al igual que muchos vuelos viene desde los Estados Unidos y los cruceros - es el hub más grande de todo el Caribe y Latinoamérica de cruceros-. 

De todas formas, se están atendiendo los casos de una forma bastante agresiva. Fíjate, que de todos los cincuenta estados y territorios de Estados Unidos, Puerto Rico fue el primer lugar donde impusieron curfews y reglas con dos semanas de anticipación que los estados de la nación. 

Si una persona necesita ir a la farmacia, al supermercado, por gasolina, lo puede hacer de las 5 de la mañana a las 9 de la noche.(RICARDO ARDUENGO/AFP via Getty Images)

Si una persona necesita ir a la farmacia, al supermercado, por gasolina, lo puede hacer de las 5 de la mañana a las 9 de la noche.(RICARDO ARDUENGO/AFP via Getty Images)
 
¿Y cómo ha sido la respuesta del sector privado, en contraste con el gobierno? 

Por un lado, el gobierno ha sido menos tímido que en otros estados debido a las situaciones extremas que hemos vivido en estos dos años y medio: huracanes, temblores… Pasar por este tipo de catástrofes te da un nivel de seriedad que te prepara para lo que globalmente está pasando ahora. 

También la empresa privada ha sido bastante consistente en la importancia de cerrar lo antes posible, pero ha entendido algo que el gobierno no: hay ciertas medidas que no sólo afectan a la salud de las personas, sino de la economía. 

Con ello me refiero a que hay ciertas leyes locales que limitan, por ejemplo, que se pueda trabajar en remoto, como en el caso de los notarios. Esta es una buena oportunidad para digitalizar procesos, y lo mismo pasa con la banca y los abogados para que se pueda trabajar en remoto. 

 De todas formas, el gobierno está tomando excelentes medidas short term para la salud de las personas, aunque se le siga escapando que hay que facilitar los negocios remotos.

Un hombre con una máscara quirúrgica se sienta frente a la entrada de la sala de emergencias del Hospital Comunitario Presbiteriano de Ashford en San Juan, Puerto Rico, donde el primer paciente con coronavirus de la isla murió ese mismo día, el 21 de marz 

Un hombre con una máscara quirúrgica se sienta frente a la entrada de la sala de emergencias del Hospital Comunitario Presbiteriano de Ashford en San Juan, Puerto Rico, donde el primer paciente con coronavirus de la isla murió ese mismo día, el 21 de marzo de 2020.
 
¿Qué más oportunidades ha visto el sector privado que se pueden dar a partir de esta coyuntura? 

Al tener que cumplir con las leyes locales y federales, las industrias de la construcción están muy reguladas en Puerto Rico y Estados Unidos. Pero lo que ocurre es que si tuviéramos acceso a pruebas podríamos hacérselas a los trabajadores en lugar de cerrar las obras, y así no se pararía la construcción de vivienda asequible, a la que llamamos “construcción crítica”. 

Estamos perdiendo la oportunidad de relocalizar a más gente que perdió su vivienda cuando pasaron el huracán y los terremotos, y eso es alargar su sufrimiento. 

Nosotros mismos entregamos al gobierno las reglamentaciones que se están usando en Estados Unidos para autorizar la construcción crítica, que es esencial, porque en otro tipo de construcción, como la administrativa, puedes seguir trabajando remotamente. 

En el caso de la manufactura, Puerto Rico, entre el año 1976 y 2006, fue el lugar número uno del mundo en manufactura farmacéutica. Después del 2006 fue decayendo, porque había unas leyes federales que se fueron eliminando. 

Esta situación le ha dado una exposición sin querer a la isla, porque muchos congresistas y senadores están cuestionando por qué no volver a hacer los medicamentos necesarios en un territorio norteamericano, en vez de seguir dependiendo de Irlanda y de China.  

Aquí también hay mucho expertise local que por años estuvieron trabajando en farmacéutica y personas que han queda cesanteadas, que lo que tienen que hacer es volver a enfocarse en esos trabajos después de haber trabajado durante décadas , cuando cerraron diferentes farmacéuticas. 

Aunque Puerto Rico está viviendo lo mismo que está viviendo el mundo, el hecho de que hayamos pasado tanto estos últimos dos años y medio, definitivamente nos ha preparado a todos, mentalizado, a que "oye, ¿vamos a estar metidos en la casa un mes?", hay gente que estuvo metida en la casa sin luz y sin agua un año. Y si pones eso en perspectiva, ¡un año, sin luz ni agua!, y ahora estamos en la casa con agua, con luz... lo estamos viendo como "It could be worse!"

El gobierno de Puerto Rico le pide a la gente que se quede en sus casas por la pandemia 

El gobierno de Puerto Rico le pide a la gente que se quede en sus casas por la pandemia. 
 
¿Cómo ha afectado la cuarentena y el toque de queda a las personas que dependen del trabajo informal?

Aunque en Puerto Rico el trabajo informal es masivo, hay mucha ayuda federal norteamericana. Así que si no puedes trabajar porque no puedes salir a la calle, cobras el subsidio de desempleo. 

En mi opinión, sería injusto comparar el sufrimiento de los peruanos, por ejemplo, con Puerto Rico, porque las ayudas a personas con limitación económica son mucho menores. 

Para que se hagan una idea, las ayudas económicas en Puerto Rico son las mismas que los cincuenta estados de la nación. 

 Si miramos a Latinoamérica, las personas tienen que alimentar igualmente a su familia sin recibir ayuda del gobierno y deben salir a la calle a cobrar informalmente. No tienen la tranquilidad de decir: "Me quedo aquí un mes, pero tranquilo porque mi cheque va a llegar". 

¿Podría Puerto Rico utilizar la infraestructura farmacéutica para fabricar o analizar sus propias pruebas de Covid-19?

Lo que han empezado a hacer es intentar fabricar equipos médicos, pero las pruebas las comprarán fuera. Están buscando el modo de comprar y traer la mayor cantidad posible. 

¿Qué capacidad hospitalaria tiene la isla? ¿Piensan ampliarla?

En Puerto Rico existen cuarenta y un hospitales, y al menos los tres más grandes están conectados entre sí. Pero nuestro problema más acuciante, como el de todos, es de ventiladores: sólo tenemos quinientos. Según el gobierno, necesitamos tres mil en las próximas dos semanas; pero nuestro análisis -en la Asociación de Constructores- nos lleva a pensar que vamos a necesitar diez mil.

Otro punto problemático es las camas, como ocurre en Estados Unidos y toda Latinoamérica. Curiosamente, en Estados Unidos hay menos camas por población que en Italia. El gobierno puertorriqueño intenta convertir lugares públicos en hospitales temporales y hoteles para crear cuatro mil nuevas camas para personas más o menos estables y así apartarlas de los focos de infección. 

No podemos construir un hospital nuevo en diez días como hizo China, pero sí se puede convertir infraestructura existente para atender la necesidad.

00:00 / 00:00
Ads destiny link