LIVE STREAMING

Nueva York rinde homenaje a los héroes del río Hudson

Entregó certificados de reconocimiento a policías, bomberos y otros rescatistas.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Cuentos de cuentas

Mayo 25, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Nueva York rindió el viernes un homenaje a
sus nuevos héroes, los miembros de entidades públicas y privadas que
pusieron a salvo a los 155 ocupantes del avión que acabó en el río
Hudson, mientras las autoridades federales iniciaron la
investigación sobre las causas del accidente.

El viernes todo ha sido sonrisas y felicitaciones en el ayuntamiento,
donde el alcalde Michael Bloomberg entregó certificados de
reconocimiento a policías, bomberos y otros miembros de los equipos
de emergencias que acudieron con celeridad a auxiliar al avión
siniestrado.

"Es un día para dar gracias a Dios, para tener una sonrisa en
nuestros rostros y poner de manifiesto que, si trabajamos juntos,
podemos hacer cualquier cosa", declaró exultante Bloomberg, que
buscará este año la reelección para un tercer mandato y se atrevió a
usar su español, aún rudimentario, para satisfacción de los medios
hispanos.

Al acto acudió también el presidente y consejero delegado de US
Airways, Doug Parker, quien expresó el agradecimiento de la empresa
a la ciudad y alabó la pericia de la tripulación, a la vez que
advirtió que no aportaría detalle alguno sobre las causas de la
emergencia, debido a la investigación federal en marcha.

"No puedo decir nada acerca de nuestra tripulación o de lo que
hicieron", aseguró Parker, tras señalar que la firma está
colaborando con la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB,
por sus siglas en inglés) para determinar qué obligó al vuelo 1549,
con destino a Charlotte (Carolina del Norte), a abortar su viaje
poco después de salir de La Guardia.

"Estamos muy agradecidos por la forma en que los neoyorquinos y
la gente de los alrededores se unieron para ayudar a los pasajeros y
a la tripulación", manifestó y agregó que sus empleados están "en
buen estado".

Los medios informativos neoyorquinos han empleado todos sus
recursos y energía para recoger vivos testimonios de los pasajeros,
muchos de los cuales aseguraron que vieron la muerte cercana tras
observar que el avión se precipitaba a las gélidas aguas del Hudson.

Tampoco han escatimado elogios hacia el piloto del Airbus 320,
Chesley B. "Sully" Sullenberger, por el perfecto amaraje que
realizó, y el personal que acudió a rescatar a los ocupantes del
avión.

Vince Lombardi, capitán de la empresa NY Waterway, que opera los
ferrys que prestan servicio en torno a Manhattan, y uno de los
primeros en acudir al rescate, comentó que se sintió "abrumado y un
tanto asustado" al comprobar que aquello que divisaba sobre las
aguas del Hudson no era un barco, sino un avión con gente a bordo.

"Algunos daban vítores, otros gritaban "!Sáquennos del agua, por
favor, estamos congelados!", relató cuando le preguntaron por la
reacción de los pasajeros al ver que se aproximaba su barco.

El jefe de los servicios de urgencia del Departamento de
Bomberos, John Peruggio, indicó que una persona que hubiera estado
entre 2 y 3 minutos en esas aguas, que registraban una temperatura
cercana a los cero grados centígrados, "sufriría una elevada
hipotermia, posiblemente con fatales consecuencias."

Tanto Bloomberg como otros presentes en la comparecencia ante los
medios no pudieron precisar con exactitud cuánta gente fue rescatada
de las aguas. El capitán Lombardi señaló que sacó a dos personas.

El jefe de Bomberos, Nicholas Scoppetta, dijo que un bote de
emergencias que tienen listo para incidentes en ese río tardó solo 7
minutos en llegar al avión y su primera ambulancia arribó en un 1
minuto y 12 segundos, mientras el primer ferry y los buceadores de
la policía tardaron unos 5 minutos en acercarse a la aeronave.

Bloomberg apuntó que ninguno de los ocupantes sufrió heridas de
consideración, a excepción de una azafata que se fracturó una
pierna.

Reiteró que ni el piloto ni el copiloto les han explicado los
detalles del incidente, debido a la investigación federal en marcha,
y alabó una vez más la maestría de la tripulación.

"El avión no se partió debido a la forma en que el piloto lo bajó
y los depósitos de combustibles no se abrieron", recalcó Bloomberg,
quien agregó que los investigadores -que ahora tienen que revisar
las cajas negras- velarán ahora porque eso no ocurra al sacar el
aparato del agua. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link