LIVE STREAMING

Muchas sillas vacías en Cumbre de Unasur

De doce países miembros, sólo la mitad envió representates de alto nivel.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El ausentismo de los ministros de Defensa y Relaciones Exteriores de América Latina marcó la Cumbre de Unasur en Quito.

 

La escasez de titulares marca la reunión de
ministros de Defensa y de Relaciones Exteriores de la Unión de
Naciones Suramericanas que hoy se celebra en Quito.

Sólo la mitad de los doce países integrantes del organismo está
representado por alguno o los dos titulares de las carteras
señaladas.

De estos únicamente Brasil, con Celso Amorim y Nelson Jobim, y
Ecuador, con Fander Falconí y Javier Ponce, participan con los dos.

De estos únicamente Brasil, con Celso Amorim y Nelson Jobim, y Ecuador, con Fander Falconí y Javier Ponce, participan con los dos.

Pese a la escasa presencia de ministros, el canciller
ecuatoriano, Fander Falconí, se mostró seguro de que el encuentro va
a ser "fructífero", para lo cual consideró necesario que los
participantes en la reunión recurran a la "convicción
integracionista y a la flexibilidad en los argumentos".

"Sólo" esa actitud "nos permitirá que esta reunión sea
fructífera, adecuada y cumpla la expectativa fundamental que nos han
trazado nuestros jefes de Estado y sobre todo nuestros pueblos",
señaló el ministro ecuatoriano.

Por parte de Perú y Venezuela asisten los cancilleres José
Antonio García Belaúnde y Nicolás Maduro, respectivamente, mientras
que de Paraguay y Surinam están presentes los ministros de Defensa,
Luis Bareiro Spaini e Iván Fernald, respectivamente, según
información oficial de la Cancillería ecuatoriana.

El resto de los países miembros del organismo regional está
representado por viceministros, subsecretarios o delegados técnicos,
como Colombia, que envió al director para América del Ministerio de
Relaciones Exteriores y al segundo comandante de las Fuerzas
Militares.

El canciller Jaime Bermúdez y el ministro de Defensa Gabriel
Silva se quedaron en Bogotá, porque "la actitud y reciente escalada
de agravios que han recibido el Gobierno y el pueblo de Colombia no
permiten prever que las discusiones (...) se desarrollen en el tono
de respeto, objetividad y equilibrio temático que este foro exige",
señaló un comunicado oficial colombiano este jueves.

En el mismo comunicado se anota que "Colombia desea que Unasur adelante las tareas que le han sido encomendadas y está dispuesta a aportar en ese propósito de manera constructiva".

CONTENIDO RELACIONADO

La reunión en Quito responde a lo pactado en la cumbre
presidencial de los doce países miembros que se celebró el pasado 28
de agosto en Bariloche (Argentina), en referencia al diseño de
Medidas de Fomento de la Confianza y la Seguridad en la región.

Los delegados de la Unasur prevén debatir hoy sobre varios ejes
temáticos, entre ellos, un análisis de la situación regional marcada
por las tensiones entre Colombia y Venezuela, después de que el
Gobierno colombiano firmara un convenio militar con Estados Unidos
que es considerado por los venezolanos como "una amenaza".

Colombia, por su parte, considera una "amenaza" el llamamiento
hecho hace unos días por el presidente venezolano, Hugo Chávez, a
sus compatriotas para que se preparen "para la guerra", a pesar de
que luego fue matizado, y se ha quejado ante Naciones Unidas y la
Organización de Estados Americanos (OEA).

Por otra parte, las relaciones entre Perú y Chile también están
en tensión a causa del supuesto espionaje en favor de Chile hecho
por un militar peruano en los últimos cuatro años.

No obstante, una fuente de la Cancillería chilena afirmó a Efe
que su país no pondrá en la mesa de debate las diferencias con Perú,
en coincidencia con afirmaciones del canciller peruano, José García
Belaúnde, quien descartó a una emisora de su país que en el marco de
la Unasur se trate el asunto del espionaje.

En la reunión de hoy también se analizarán los documentos,
precisamente propuestos por Perú y Chile, sobre la necesidad de
generar un estatuto de paz y seguridad mutua en la región, así como
el documento, elaborado por los comités técnicos, sobre medidas de
confianza y seguridad.

Falconí afirmó que por "la coyuntura regional de Sudamérica" la
presidencia de turno de la Unasur, en manos de Ecuador desde el
pasado agosto, "se ha visto en la obligación de articular, junto a
los países miembros, una doctrina de paz para la región", en
referencia a la preocupación que suscitó el acuerdo entre Colombia y
EE.UU.

Agregó que los países de la región tienen por delante "una misión
absolutamente delicada" en la reunión de hoy.

00:00 / 00:00
Ads destiny link