LIVE STREAMING

Investigan muerte de estudiantes en México

Se aclaró que los muertos no eran delincuentes y que eran estudiantes destacados y con beca.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El Gobierno mexicano anunció el domingo que trabaja para esclarecer la muerte a tiros, al parecer
realizados por militares, de dos estudiantes destacados del
Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (TEC),
hallados en el campus del centro universitario el pasado día 19.

Esta mañana el TEC rechazó la versión inicial de las autoridades
de que los dos hombres muertos eran delincuentes y aclaró que eran
estudiantes destacados y con beca.

Sobre el caso la Secretaría de Gobernación (Interior) emitió un
comunicado en el que lamenta las muertes y señala que "profundizará
las investigaciones correspondientes a fin de esclarecer los
hechos", ligados a la lucha contra el crimen organizado en México.

"El Gobierno federal expresa sus más sentidas condolencias a los
familiares de Jorge Antonio Mercado Alonso y Javier Francisco
Arredondo Verdugo, ambos estudiantes del Instituto Tecnológico de
Estudios Superiores de Monterrey (TEC), (por los hechos) acaecidos
el pasado 19 de marzo en la ciudad de Monterrey, Nuevo León", señala
Gobernación.

En la madrugada del pasado viernes la persecución de las
autoridades a una camioneta blindada derivó en un tiroteo entre
criminales y militares y dejó un saldo de dos muertos -los ahora
reconocidos como estudiantes- y cuatro uniformados de la Secretaría
de Defensa Nacional (Sedena) heridos por esquirlas de granadas.

Según se informó en su momento, los ocupantes de la camioneta
fueron "apoyados" por otros dos vehículos desde los cuales fueron
arrojadas dos granadas contra los militares, mientras otro grupo de
delincuentes se encargó de bloquear la viabilidad con vehículos de
todo tipo para frustrar la persecución.

En un primer momento la Procuraduría de Nuevo León informó de que
dos sicarios abandonaron la camioneta en medio de la persecución e
ingresaron al TEC, donde fueron abatidos por los militares, mientras
cuatro más se dieron a la fuga.

Por su parte, la Sedena informó aquel día en un comunicado que en
la acción quedaron "muertos dos individuos, que hasta el momento se
encuentran sin ser identificados".

Hoy Defensa recordó que "en ningún momento dio la clasificación
de 'sicarios' a los hoy occisos, y de los cuales se lamenta
profundamente su fallecimiento".

Rafael Rangel, el rector del TEC, una importante universidad
privada mexicana, señaló que la primera versión de los hechos, que
apuntaba a que las víctimas eran sicarios, "estaba basada en
información que proporcionó el Procurador General del Estado,
Alejandro Garza y Garza, al rector del Campus Monterrey, Alberto
Bustani".

El rector del TEC indicó que la noche del enfrentamiento los
alumnos se encontraban estudiando en la universidad, que ambos
contaban con beca de excelencia y registraban un destacado desempeño
académico cuando les sorprendieron los disparos que acabaron con sus
vidas.

Algunos medios locales aseguran que el procurador pudo informar
erróneamente sobre este hecho para ocultar que las balas de los
soldados privaron de la vida a los estudiantes, al confundirlos con
pistoleros.

Anoche, en una rueda de prensa ofrecida por el gobernador de
Nuevo León, Rodrigo Medina, el mandatario estatal lamentó los hechos
porque "la ciudadanía no se puede ver afectada" por las acciones de
los militares.

"Solicité de manera muy respetuosa al Ejército mexicano, y
nosotros vamos a colaborar en ese propósito, (...) poner extremo
cuidado en los operativos", añadió el mandatario de Nuevo León, cuya
capital es Monterrey.

Medina deploró que se hayan perdido vidas de inocentes y señaló
que no se justifica que esas personas hayan caído en acciones del
Ejército contra la delincuencia organizada.

00:00 / 00:00
Ads destiny link