LIVE STREAMING

Fondos educativos no beneficiarían a niños latinos

El demócrata Xavier Becerra comparó la actual lucha por la reforma migratoria con las batallas que libró la comunidad afroamericana por el derecho de beber…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Bye bye, Bunbury

Mayo 16, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En su informe, el Consejo Nacional de la Raza recomienda exigir mecanismos para reclutar y capacitar a un personal
profesional cultural y lingüísticamente diverso. Photoscom.

 

“Los Estados Unidos están desaprovechando las oportunidades que se tienen para servir mejor a la población estudiantil, pero específicamente a los estudiantes latinos”, dijo, el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), la organización más grande de apoyo y defensa de los derechos civiles de hispanos en Estados Unidos.

“A pesar de que los niños hispanos conforman una cuarta parte de todos los niños del país y son el grupo infantil de más rápido crecimiento, sus familias tienen muy poco acceso a la educación temprana de alta calidad para ellos”, dijo Janet Murguía, presidenta y directora del NCLR.

El NCLR realizo un informe titulado “Respondiendo a las necesidades de los niños latinos”, en donde se encontró que durante los próximos ocho años, serán proporcionados  $8 mil millones para mejorar la calidad de educación en los niños de cero a cinco años de edad en donde al parecer no están incluidos los niños latinos.

“El Congreso debe de apoyar el desarrollo con mejores medidas educativas en las que se puedan incluir a los niños latinos que tienen déficit de el idioma inglés y solicitar a los estados que desarrollen programas para el mejor aprendizaje de estos”, dijo el NCLR.

Coalición aboga por la dignidad de los indocumentados detendios

Una coalición de organizaciones en Nueva York se unió el jueves a una campaña nacional para pedir al presidente Barack Obama que detenga la detención de indocumentados y que los inmigrantes puedan estar con sus familias mientras dure el proceso de deportación.

La campaña “Dignidad no detención: preservando los derechos humanos y restaurando la justicia”, busca además que se restaure el debido proceso de ley en las cárceles de inmigración y fue presentada el jueves en varias ciudades en EE.UU., entre estas Nueva York, donde el viernes será cerrado el centro de detención de la calle Varick.

En el centro, el único en la ciudad de Nueva York y cuyo cierre fue anunciado en enero pasado, había una población de cerca de 300 inmigrantes de los cuales al menos 230 fueron enviados a la cárcel del condado de Hudson en Kearney, Nueva Jersey.

En Nueva Jersey hay seis centros que recibe población de inmigrantes en proceso de deportación y según la abogada Amy Gottlieb, directora del Programa de Derechos del Inmigrante del American Friends Service Committe, “son igual de malas” que el resto de los centros de detención en la nación.

“Las visitas son muy difíciles para los familiares y las horas de visitas son malas, a los abogados se les hace difícil ver a su clientes, los servicios médicos son deficientes y los inmigrantes se quejan de frío y que la comida es mala”, indicó Gottlieb, que presta servicios a detenidos en los centros en Nueva Jersey.

Aseguró que un inmigrante tiene que solicitar varias veces ver a un médico antes de que se le brinde el servicio y cuando son trasladados a otra prisión, los envían sin su récord médico o sus medicinas.

Becerra pide confianza en Obama  para concretar reforma

El congresista demócrata Xavier Becerra, uno de los más firmes defensores de la reforma migratoria, asegura que confía en la promesa que el presidente Obama hizo de impulsar una salida digna para los indocumentados.

Becerra es uno de los 90 miembros de la Cámara de Representantes que apoyaron con su firma el proyecto de Reforma Migratoria Integral para la Seguridad y la Prosperidad de Estados Unidos (CIR ASAP), presentada el pasado 15 de diciembre por el congresista Luis Gutiérrez (D-Illinois).

“Una vez más nos unimos en nombre de la justicia”, dijo el congresista en conferencia de prensa el pasado sábado en el local del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicios (SEIU) en Los Ángeles.

“Y esperamos ver el día en que podamos cumplir con la promesa del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, que nos dijo (en campaña presidencial) que vamos a tener una reforma a las leyes migratorias”, aseguró el representante del distrito 31 de California.

Según el Censo, la población de EE.UU. está compuesta por más de 308 millones de personas, entre las cuales se cuentan cerca de 12 millones de trabajadores indocumentados.

CONTENIDO RELACIONADO

“Yo creo, con mi corazón y con mi mente, que cuando Barack Obama hizo la promesa de impulsar una reforma migratoria lo dijo con todo corazón”, aseguró Becerra.

El congresista destacó que en la coyuntura política actual todo el esfuerzo del presidente Obama está encaminado a buscar soluciones a la falta de empleos y al cuidado médico de los estadounidenses.

Representación de comunidad hispana sigue en “crisis”

Un 37 por ciento más de miembros del Congreso emplearon a hispanos en sus oficinas en 2009 respecto al año anterior, pero la representación de la comunidad latina en el hogar de la democracia de EE.UU. sigue en crisis, según un informe.

La Red de Líderes Latinos (LLN, en sus siglas en inglés) reconoció el jueves a 156 miembros del Congreso por su aportación a la diversidad de sus empleados, ya que contrataron al menos a un latino en su oficina en Washington.

En la mesa redonda en el Capitolio “Estado de la Diversidad en el Congreso”, el fundador y presidente de la LLN, Mickey Ibarra, expresó la posición de los líderes políticos de la comunidad latina sobre los porcentajes que van ampliando su representación, pero poco a poco.

“Aunque podemos estar contentos por el progreso conseguido en promover la diversidad en el Capitolio y en nuestro gobierno, no hay razón alguna para darse por satisfechos”, aseguró.

Según el informe de la Asociación del Personal Hispano Congresista (CHSA, en sus siglas en inglés) “No representados: Un Programa para Resolver la Crisis de Diversidad del Capitolio”, la falta de diversidad en el Congreso es “una crisis que exige acción inmediata”.

La denuncia se justifica en la disparidad entre la demografía del país y la composición de las oficinas de los legisladores: uno de cada seis estadounidenses es latino, pero estos “están mayoritariamente ausentes en las posiciones altas del Congreso”.

En el Senado, solo hay un jefe de gabinete que es latino, un solo director de personal de las 40 puestos en comités y ningún director legislativo latino.

La Cámara baja sigue la misma pautas al haber sólo un 2,7 por ciento de jefes de gabinetes y un 2,1 por ciento de directores legislativos latinos, según la Encuesta de Empleo de 2009.

00:00 / 00:00
Ads destiny link