LIVE STREAMING

El oro une el arte de un cubano y una neoyorquina

El Guggenheim analiza la conexión artística entre González-Torres y Roni Horn.  

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El Museo Guggenheim de Nueva York
analiza la conexión artística existente entre el cubano Félix
González-Torres y la neoyorquina Roni Horn, en una exhibición que
muestra dos de las piezas más impactantes de ambos artistas.

"Paired, Gold: Félix González-Torres and Roni Horn" es el título
que el museo neoyorquino ha dado a una muestra con la que reúne por
primera vez dos piezas de su colección permanente y que, según
informó el lunes la entidad , cuentan con la particularidad de tener el
oro como nexo de unión.

De González-Torres (1957-1996), el Guggenheim expone una obra sin título, conocida como "Dorada", que consiste en una impactante cortina hecha de trenzas doradas que cuelga del techo de una de las salas del museo y tras la que se ha situado una escultura de Horn (Nueva York, 1955), conocida como "Campo de oro".

El fallecido artista cubano es conocido internacionalmente por su
obra tardía, que consiste mayoritariamente en instalaciones de pilas
de caramelos, mientras que Horn ha obtenido notoriedad gracias a
unas obras de corriente minimalista y con complejas referencias
poéticas.

"La exposición representa el diálogo estético entre
González-Torres y Horn, en la forma de un intercambio de oro, un
regalo recíproco entre dos artistas que resuena con la poesía de sus
respectivos proyectos", según un comunicado del Guggenheim, en el
que se recuerda la "amistad" que ambos compartían.

Organizada por la comisaria del Guggenheim Nancy Spector, la instalación permite a los visitantes del museo conocer una obra de González-Torres que la entidad neoyorquina adquirió en 2008 junto al Instituto de Arte de Chicago y el Museo de Arte Contemporáneo de San Francisco.

CONTENIDO RELACIONADO

"Se trata de una de sus cortinas de trenzas brillantes, que se
utilizan para separar espacios o bien colgadas en los dinteles de
las puertas, para que el público deba cruzarlas. Esta obra invita
así a la interacción y evoca el sentido de fiesta por la luminosidad
de sus cuerdas", según el museo.

Por otro lado, la obra que se expone de Horn es "una escultura
sin apenas volumen, en forma de folio de oro puro templado, que una
vez se deja en el suelo pasa a ser pura realidad física".

Según el Guggenheim, González-Torres vio la obra de Horn en el
Museo de Arte Contemporáneo de Los Ángeles en 1990, mientras que se
conocerían tres años después, cuando la artista neoyorquina le
regaló una de sus obras y el cubano le dedicó a su vez una de sus
creaciones inspiradas en el oro.

La artista neoyorquina dedicó además en su día una obra llamada
"Pair of Gold Mats" y compuesta por dos láminas de oro, a
González-Torres y a su compañero, Ross Laycock, ambos víctimas
mortales del sida.

La muestra estará abierta hasta el próximo 6 de enero.

00:00 / 00:00
Ads destiny link