LIVE STREAMING

Cuba quiere ahorrar dinero en comida

Cuba comenzará a eliminar de forma experimental los "comedores obreros".  

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El Gobierno cubano comenzará a eliminar
en octubre de forma experimental los "comedores obreros", con la
aplicación de esta medida en cuatro de sus ministerios, ante el
gasto que suponen para el Estado este servicio para los trabajadores
y las críticas de los empleados sobre su calidad

El diario oficial Granma informó hoy de que la iniciativa se
implementará a partir del próximo mes en los ministerios de Trabajo
y Seguridad Social, Finanzas y Precios, Comercio Interior, y
Economía y Planificación, y "se extenderá gradualmente a todo el
país" tras ser validada.

En compensación, los trabajadores afectados recibirán un
estipendio por jornada laboral para cubrir los gastos de
alimentación, que solo se otorgará cuando el empleado esté
físicamente en su puesto de trabajo.

La medida constituye una de las reformas impulsadas por el presidente cubano, Raúl Castro, para eliminar lo que llamó "gratuidades indebidas y altamente subsidiadas" que existen en la isla y que no están acorde con las posibilidades económicas del país.

Granma, portavoz del gobernante Partido Comunista, indicó que más
de tres millones y medio de cubanos acuden cada día a los "comedores
obreros", con los que cuentan la mayor parte de dependencias
oficiales, empresas y fábricas del país, lo que le supone al
Gobierno un gasto de más de 350 millones de dólares sólo en arroz,
granos, cárnicos y aceite.

El diario resalta que esa cifra "constituye un severo gasto para
el Estado por los altísimos precios del mercado internacional y la
infinidad de subsidios y gratuidades" en el país.

"Cuando un cubano adquiere la canasta familiar normada (cartilla
de racionamiento) y, además, acude al comedor obrero, está
recibiendo aproximadamente el 64 por ciento del consumo nutricional
diario de manera subsidiada", añadió.

El rotativo señaló que no se trata sólo de una cuestión de cifras, ya que los trabajadores cubanos "no quedan conformes con la calidad, cantidad y presentación del alimento que todos los días reciben" a precios subsidiados.

CONTENIDO RELACIONADO

El vicepresidente del Consejo de Ministros y titular de Economía
y Planificación, Marino Murillo, dijo al diario que un estudio
realizado por el Gobierno en la mayoría de los comedores del país en
2008 detectó "un exceso de inventario" ascendente a 32.000 toneladas
de alimentos.

Según Murillo, entre las causas de esa irregularidad estaba el
"desconocimiento de la cifra real de comensales y la falta de
control sobre los recursos, situación que comporta en muchas
ocasiones el robo y el consiguiente 'abastecimiento' del mercado
negro".

El ministro también aclaró que el estipendio para la alimentación
no debe considerarse vitalicio y "podrá eliminarse cuando sean
diferentes las condiciones que ahora determinan su aprobación".

Ningún centro laboral podrá implementar la medida por iniciativa
propia, pues se requerirá de la aprobación del ministerio de
Economía y Planificación para ello.

Además, la normativa será explicada y debatida en cada organismo
entre los trabajadores y las organizaciones políticas y de masas.

00:00 / 00:00
Ads destiny link