LIVE STREAMING

Centroamérica sigue sin ponerse de acuerdo sobre Honduras

La XXXV Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) concluyó esta semana en Panamá con opiniones encontradas entre quienes piensan que la…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

 

La XXXV Cumbre del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) concluyó esta semana en Panamá con opiniones encontradas entre quienes piensan que la normalización de las relaciones de Honduras con el organismo ya es un hecho y los que consideran que para ello aún falta mucho.

En una cumbre sin el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, que envió al director de un departamento de su Ministerio de Exteriores para encabezar la delegación, los países de la región volvieron a constatar que al proceso para que Honduras vuelva a la situación previa al golpe de Estado de hace un año le faltan capítulos.

Mientras algunos países festejaron la concurrencia de Honduras, con su presidente, Porfirio Lobo, al frente, como la constatación de la “normalización de facto” de la vuelta del país al seno del SICA.

Para otros, en cambio, ese paso se tiene que dar con la misma formalidad con que se acordó su aislamiento en junio de 2009, cuando los jefes de Estado dictaron una resolución para impedir que las autoridades golpistas pudieran participar en los órganos regionales y retiraron a sus embajadores.

CONTENIDO RELACIONADO

Aquel documento fue firmado el 29 de junio, al día siguiente del golpe de Estado en Honduras contra Manuel Zelaya y en una Cumbre del SICA -la anterior a la de esta semana, dado que C. Rica no llegó a realizarla en diciembre-.

Todos los países de la región, salvo Nicaragua, reconocen al Gobierno de Lobo y recomiendan a la comunidad internacional el restablecimiento de relaciones con Tegucigalpa, pero en Centroamérica no han podido conciliar una posición para regresar al momento previo al golpe de Estado.

“Hay quienes sostienen que Honduras está de facto en el SICA por su presencia en esta reunión y en la que se celebró en Madrid, cuando firmamos el acuerdo de Asociación con la Unión Europea, pero para cerrar el capítulo y dejar las cosas claras es mejor una resolución contundente y enérgica”, dijo Funes.

Esa resolución no se ha logrado por la posición de Nicaragua, que coincide con otros países de Latinoamérica, fundamentalmente los alineados en la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) que no están dadas las condiciones para pasar página con Honduras mientras, entre otras cuestiones pendientes, Zelaya no pueda regresar sin temor a su país.

El vicecanciller panameño, Meliton Arrocha, destacó, sin embargo, que la recuperación del funcionamiento de la Cumbre del SICA, que en diciembre no se pudo celebrar por la crisis de Honduras y roces entre San José y Managua, es una constatación de la vuelta a la institucional de la región.

00:00 / 00:00
Ads destiny link