LIVE STREAMING

Baja afluencia en elecciones nicaragüenses

Los nicaragüenses que habitan en la Costa Caribe eligen a sus autoridades en esa región litoral.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Los nicaragüenses que habitan en la Costa
Caribe eligen hoy a sus autoridades en esa región litoral, en una
jornada que se ha caracterizado por baja afluencia de votantes, sin
incidentes, aunque con denuncias de la oposición sobre supuestas
anomalías y violaciones al proceso.

Las 936 juntas receptoras de votos abrieron sus puertas, con
relativa normalidad, a las 07.00 hora local (13.00 GMT) en las
Regiones Autónomas del Atlántico Norte y Sur (RAAN y RAAS,
respectivamente), donde observadores independientes han apreciado
baja afluencia de electores.

Un total de 289.856 nicaragüenses fueron convocados a votar en
unos comicios que tradicionalmente levantan poco interés en el país
y que cuentan con una presencia mínima de observadores.

"El proceso de votación en las regiones autónomas se está
desarrollando con poca afluencia de electores, con tranquilidad y
sin mayores incidentes", señaló en rueda de prensa el director
ejecutivo del Instituto para el Desarrollo y la Democracia (Ipade),
Mauricio Zúñiga.

El Ipade junto al organismo no gubernamental nicaragüense Ética y
Transparencia, pese a que no fueron acreditados por las autoridades,
vigilan esos comicios desde fuera de los recintos con centenares de
voluntarios.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Nicaragua, Leopoldo
Brenes, dijo a periodistas que la posible apatía de los caribeños a
participar en esos comicios se debe a que las autoridades no cumplen
sus promesas.

"Muchos (políticos) llegan antes de las elecciones a visitarlos,
a ofrecerlo esto y lo otro, pero después muchos se olvidan (de la
costa Caribe)", razonó el jerarca.

El proceso es observado por "universidades", "algunos religiosos"
y el Centro de Derechos Humanos, Ciudadanos y Autonómicos (Cedehca),
un organismo regional local que ha observado elecciones en el Caribe
desde 1996 y que la oposición lo vincula al sandinismo, según las
autoridades.

También por un pequeño grupo de observadores internacionales que
pertenecen al Consejo de Expertos Electorales de Latinoamérica
(CEELA), integrado por magistrados y ex funcionarios electorales de
la región, y que han sido descalificados por la oposición liberal
por ser "de dudosa credibilidad".

La autoridad electoral no acreditó a los grupos locales Ética y
Transparencia y al Ipade, aunque sí autorizó a pequeñas misiones de
la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea (UE)
a "acompañar" ese proceso, pero no en calidad de observadores.

Estos comicios, el primer test tras las polémicas elecciones
municipales de 2008 y la primera cita previa a las elecciones
presidenciales de 2011, servirán además como termómetro para que la
UE reactive parte de su ayuda al Ejecutivo nicaragüense, según
analistas.

También pondrá a prueba la credibilidad del Poder Electoral tras
las elecciones municipales de 2008, ganadas ampliamente por los
sandinistas y consideradas como fraudulentas por la oposición y que
no fueron supervisadas por los europeos ni por la OEA.

Tanto Estados Unidos como la UE suspendieron la ayuda a Nicaragua
tras esos polémicos comicios.

Unos 3.150 policías y militares vigilan estas elecciones
regionales, en las que se elegirán a 45 consejeros en el sur y otros
45 en el norte de esa franja del Atlántico.

Los consejeros que resulten escogidos en estos comicios son los
que luego nombran a los gobernadores para un período de cuatro años.

El gobierno regional autónomo del Caribe norte es controlado en
la actualidad por los sandinistas y el del sur por los liberales.

En estos comicios participan cuatro alianzas y otros cuatro
partidos políticos, uno de ellos de los indígenas.

Está previsto que los colegios electorales cierren hacia las
18.00 hora local (00.00 GMT del lunes) y que los primeros resultados
preliminares se den a conocer a las 23.00 hora local (05.00 GMT del
lunes).

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link