LIVE STREAMING

"No es un reto, hay muchos"

Heidi Ramírez, de la Comisión de Reforma Escolar (SRC), habló de las escuelas en Filadelfia, los problemas que enfrentan los latinos y envió un mensaje a los…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

 

Heidi Ramírez dijo que los padres de familia deben de cooperar con las escuelas para asegurarse que sus hijos reciben la educación que merecen.    David Cruz/ AL DÍA

¿Cómo controlan ustedes a las escuelas charter para que no se vean envueltas en casos de corrupción como el que se denunció recientemente en una de ellas?

Las charter son un gran reto en general. Porque sí, usan dinero público y son escuelas públicas, pero el público o el Distrito tiene una autoridad muy limitada sobre ellas. En este caso en particular (en que que hubo fraude por $700 mil), tenemos el derecho de aprobar su licencia y luego su renovación, pero tenemos muy poco control acerca de cómo operan. Así que para que nosotros tengamos un rol, que vigilemos lo que pasa en una escuela charter como ésta, es porque claramente se han violado cuestiones de ética o de la ley pública. Pero el Distrito no tiene mucho qué ver con las escuelas charter.

¿Esto nos muestra que la ley de Pensilvania está fallando?

Es un problema del estado, sí. La ley de Pensilvania es menos clara para algunos y más limitante en términos de responsabilidad. Esto no quiere decir que no podemos tener charter responsables, sólo que tenemos que ser más creativos en cómo trabajamos con ellos para no tener $700.000 mal gastados.

¿No sería más fácil propiciar una enmienda, ustedes justamente como Comisión de Reforma Escolar?

Es posible. No es algo que yo voy a hacer mañana. Hay una variedad de opciones y creo que los padres de familia deberían estar pensando al respecto. Mi trabajo es operar dentro de la estructura actual.

¿Por qué ha sido un reto esto para ustedes?

En el Distrito Escolar tenemos una encuesta en todo el distrito para saber el clima, satisfacción y liderazgo, en las cuales las escuelas charter no están obligadas a participar. Es una cuestión legal que estipula que hay muy pocas cosas que el Distrito les puede exigir o que las podemos obligar a hacer. Podemos pedirles mucho, pero ellos pueden negarse a cumplir. Pero si tuviéramos acceso a esa información de todas las escuelas podríamos decir “¡Vaya, hay algo funcionando en estas escuelas para involucrar a los padres de familia!” Yo quisiera saber eso. Ahora, lo más que sabemos, además del aprovechamiento académico y la calidad de los maestros, es una mera anécdota.

¿Hay investigaciones a otras escuelas por cuestiones similares de corrupción, nepotismo y otros?

Podría decir que hay muchas preguntas acerca de nuestras escuelas, charter y normales, pero no puedo decir cuáles son. En el Distrito Escolar al menos hay una o dos preguntas que se exploran.

¿Son estas preguntas relacionadas con escuelas en el norte de Filadelfia?

No puedo comentar en dónde se encuentran.

Es preocupante que el distrito no tenga control sobre estas escuelas.

No quiero decir que nos preocupan sólo las charter. En la misma SRC hay mayor preocupación por cómo se maneja el dinero del público. Tenemos 200 mil niños y tenemos que asegurarnos que cada dólar que se gasta se gasta bien, vas a ver más atención de cómo se están gastando, para qué se están usando. Es una mezcla de responsabilidad que incluye la perspectiva del Inspector General, legal, en términos de ver cómo se gasta el dinero y hacer la auditoria, y de liderazgo, que se preocupa de cómo se recupera esa inversión. Creo que vamos a ver más atención a esas cuestiones. Nuestra preocupación es el bienestar de la gente y que ellos sepan que estamos gastando bien su dinero.

Preguntamos por las charter porque estas manejan dineros públicos.

No las llamaría privadas. Las charter son un modelo interesante de innovación. Son escuelas públicas y sirven a niños que viven en Filadelfia, pero son administradas muy diferentes. Pero creo que eso es lo emocionante del modelo. Son manejadas por organizaciones locales, personas que han vivido en una comunidad en particular y que se preocupan por los estudiantes y porque tengan un modelo educativo bueno. Ya sea la Philadelphia Academy u otras, no quiere decir que ellos tienen experiencia para manejar los recursos que ahora tienen. Las personas inician escuelas charter porque tienen una pasión por los estudiantes o la comunidad. No quiere decir que su mesa directiva haya pasado mucho tiempo administrando múltiples contratos, contratando gente, y creo que eso es parte del reto. No creo que la gente sea malintencionada. Creo que como Distrito y como estado debemos pensar en maneras de cómo apoyar y dirigir mejor a personas que inicien sus escuelas charter que se enfrentarán al problema de administrar grandes edificios y recursos para que sepan hacerlo bien.

¿Analiza el distrito varias modalidades de educación pública, charter y otras para decidirse por una?

No creo que haya un solo modelo. Lo que estamos tratando de entender es saber es cuál de ellos trabaja bien. Unos tienen programas educativos que son impulsados por modelos culturales, que son más orientados latinos, que son enfocados en matemáticas y ciencias. Decir que las charter son el modelo no es cierto, hay varios modelos dentro de esas charter.

¿El Distrito va decidir entre la educación en manos del sistema público, los privados o los mixtos?

Hay una serie de estudios, algunos apoyados por el Distrito y otros externos, que se han enfocado en ver el aprovechamiento académico. Y creo que hay una mezcla de historias ahí. Así que en algunos casos las charter  han hecho progresos y las EMO, sin decir que un modelo es mejor que el otro.

¿Cuál es su balance de estos meses en la comisión?

Quisiera pensar que hay un balance. Son dos días completos de trabajo en el distrito haciendo un trabajo voluntario. La universidad me ha apoyado mucho. Pero toma mucho tiempo en el distrito porque hay mucho pasando. Y creo que tengo mucho que aprender, después será menos. Lo que yo quiero es adelantarme a algunas de esas cosas para entender lo que pasa aquí en relación con otros distritos líderes. En dónde estamos ahora y dónde queremos estar en seis meses, uno o dos años y cómo prepararnos para llegar ahí.

¿Puede ayudar más a los estudiantes latinos siendo latina?

El primer reto es dejar de pensar en estos problemas como específicos de los latinos o de los afro-americanos. Lo que me gustaría ver es que pensaran en nosotros como comisionados con la pasión por ayudar a todos los niños. Hay pocas estrategias en el Distrito que sólo ayudarían a los estudiantes latinos. Así que lo primero es saber qué no hemos hecho o qué podemos mejorar en el sistema para todos los estudiantes. Entiendo que parte de mi función es alertar a la gente acerca de los asuntos latinos, cualesquiera que sean. Pero creo que una gran parte de eso es saber cuáles son los asuntos que están afectando a nuestros estudiantes que viven con altos niveles de pobreza. Francamente muchos de nuestros estudiantes latinos vienen de hogares con familias con muy poca educación, que viven en la pobreza y que tienen problemas lingüísticos ya sea porque ellos o sus padres no hablan inglés.

Según  madres inmigrantes, pareciera que los recursos están ahí pero para otras comunidades.

Cuando hablo con otras comunidades ellos dicen que tampoco ellos reciben los servicios. Tenemos recursos limitados que probablemente no están sirviendo a las comunidades como deberían para que se involucren en el desarrollo académico de sus hijos. Hay unos cuantos de ellos y son regados en muchas escuelas. Tal vez tenemos un sistema que tal vez no tenga mucho que ver con las necesidades de los padres de familia. Francamente hay muy pocas escuelas que tengan un asistente bilingüe de tiempo completo. No tenemos los recursos para hacer eso. Si, creo que el problema es grave con los latinos porque son una población de rápido crecimiento. Pero también los padres camboyanos están igual de preocupados.

00:00 / 00:00
Ads destiny link