LIVE STREAMING

Llegó "de vacaciones" y lo llevaron a un orfanato en PA

Juan Guerra: “Cuba se convirtió en la cárcel es hoy”

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

 

En 1961, Juan se reunió con su padre, quien logró escapar de Cuba, su madre, y sus hermanos que habían sido separados en distintos orfanatos de Filadelfia. La mayoría de ellos aun viven en esta ciudad.                        

Cuando Juan Guerra tenía cuatro años se fue “de vacaciones” a Miami con su madre, y sus hermanas Ana y Teresa. En aquellos tiempos esa era la única excusa para poder salir de Cuba por unos cuantos días. Su madre compró un viaje ida y vuelta, como requisito, pero sólo utilizaron el boleto de ida. Dentro de sus pertenencias llevaban sólo lo que el gobierno de Fidel Castro les permitía: Un poco de dinero y uno o dos cambios de ropa para evitar levantar sospechas de que jamás regresarían a la isla.

Los padres de Juan estaban decepcionados del gobierno de Fulgencio Batista y apoyaban la revolución inicialmente. Sin embargo, “cuando Fidel tomó el poder las cosas empezaron a cambiar: Los periódicos independientes comenzaron a cerrar, los religiosos fueron perseguidos y las escuelas comenzaron a enseñarle a los niños a ser buenos comunistas. En ese momento mis padres se dieron cuenta que no había libertad”, dijo Juan.

Cuando Juan, Ana y Teresa llegaron a Estados Unidos, su madre los llevó a un orfanato en Filadelfia para reunirlos con el resto de sus hermanos, quienes habían salido de Cuba seis meses antes gracias a la llamada “Operación Peter Pan”. Mientras tanto, su padre esperaba en Cuba el día en que lograría escapar.

 A través de dicho programa miles de niños volaron de la isla dejando allí a sus familiares para ser refugiados en orfanatos estadounidenses durante la Revolución Cubana. La mayoría de ellos jamás volvieron a ver a sus padres.

A pesar de que se encontraban en la misma ciudad, los siete hermanos Guerra fueron separados en distintos orfanatos. Los niños fueron enviados al orfanato San Vicente y las niñas a la Casa Cabrini. Ademas, fueron separados por edades y durante los próximos seis meses no tuvieron contacto.

“Mis padres no me prepararon para lo que estaba pasando. Nadie sabía si era algo temporal o si mi padre lograría escapar de Cuba”. De acuerdo con Guerra, su madre le dijo que lo visitaría, pero él no recuerda que lo haya hecho. Solo recuerda “un lugar desconocido, un idioma que no entendía y una comida extraña”.

En 1961, el padre de Juan viajó de Cuba a Filadelfia y la familia se reunió esa Navidad. Sus padres, ambos arquitectos, consiguieron un empleo que les permitió empezar una nueva vida y sacar a sus hijos del orfanato. La mayoría de los hermanos Guerra y sus padres aún viven en la ciudad.

“Muchos pensadores, profesionales, médicos y abogados comenzaron a salir de la isla. Castro cerró la frontera y Cuba se convirtió en la cárcel que es hoy”, dijo Juan.

Juan, quien actualmente tiene 53 años, estudió Bellas Artes en la Universidad de Temple y posteriormente hizo una maestría en Psicología y Terapia en la Universidad Hahnemann. “Comencé a trabajar en un orfanato en Honduras y con varios grupos de ayuda. Yo no me di cuenta de la conexión. En ese momento solo quería ayudar a los niños”. 

OPERACIÓN ‘Peter Pan’

“Peter Pan” fue una operación entre la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y la Arquidiócesis de Miami a través de la cual más de 14.000 niños fueron enviados por sus padres de Cuba a Miami después de la Revolución Cubana y sin necesidad de una visa.

CONTENIDO RELACIONADO

En Estados Unidos los niños fueron internados en orfanatos de 35 estados, o con familias adoptivas que los cuidarían temporalmente mientras sus padres lograban escapar de la isla.

Sin embargo, la mayoría de niños nunca se reunieron con sus padres y al crecer se convirtieron en ciudadanos estadounidenses.

Los orígenes de la operación son tema de debate entre el gobierno cubano y la comunidad de exiliados.

En los primeros años del gobierno de Fidel Castro existían rumores de que el nuevo régimen revolucionario arrebataría a los hijos de sus padres y los mandarían a trabajar en campos comunistas hasta que cumplieran 18 años.

Algunas personas especulan si este rumor fue originado por el mismo gobierno estadounidense.

El profesor de sociología de la Universidad de Nuevo Mexico, Nelson Valdés, quien salió de Cuba cuando tenía 15 años, argumenta que la operación fue una estrategia del gobierno estadounidense para acarrear recursos al país. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link