LIVE STREAMING

ACLU inaugura línea de atención en español

También tiene ahora sede en allentown (PA)  

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La Unión Americana de Libertad Civil (ACLU) inauguró una línea de atención telefónica en español y una oficina en Allentown (PA) dedicada proteger los derechos de los inmigrantes en Pensilvania.

Ambas iniciativas buscan proveer un espacio en el que se sientan seguros de buscar ayuda. La nueva oficina está ubicada en una región que ha promovido leyes anti-inmigrantes, y pretende aminorar la tensión a raíz del creciente número de indocumentados, dijo Sara Mullen, directora del ACLU en Pensilvania. La apertura de las instalaciones en Allentown busca llegar a los inmigrantes fuera del área metropolitana de Filadelfia, donde ACLU lleva una estrecha relación con los latinos.

“Los inmigrantes tienen problemas en cualquier parte, más en donde no son bienvenidos”, dijo Mary Catherine Roper, abogada de la ACLU. Los casos más comunes son acoso policiaco, abuso en centros de detención y la falta de traductores en audiencias migratorias.

El buzón de voz (877 745 2258) funciona las 24 horas. No se requiere el nombre de quien expone la queja y para ayuda en español puede hablar con Emma Cleveland, organizadora de la comunidad.

Lo ideal es que los usuarios dejen un número de contacto para proporcionarles una ayuda significativa, sin embargo aún cuando una denuncia es anónima puede ser muy poderosa. “Aunque no podemos decir nombres, podemos contar historias”, dijo Roper, e hizo un llamado a la comunidad a denunciar cualquier maltrato. “No siempre podemos iniciar un proceso legal, pero si llevamos pruebas a las autoridades, podemos lograr un cambio” agregó.

Roper dijo que a pesar de que la mayoría de la gente apoya la reforma migratoria, los opositores hacen más ruido, por eso es primordial alzar la voz.

CONTENIDO RELACIONADO

La inauguración de la Oficina en Allentown ocurrió en el aniversario 90 de la ACLU en el país. En Filadelfia la entidad tiene 60 años.

Recientemente la región ha vivido diversas muestras de odio racial, y crímenes. El mexicano Luis Ramírez fue muerto a golpes por estudiantes en Shenandoah (PA). En el 2006 Hazleton se convirtió en el primer municipio del país en aprobar una ley que originalmente pretendía multar a aquellas personas que rentaran propiedades a indocumentados, y revocar la licencia de aquellos negocios que los emplearan. También declaraba el inglés como idioma oficial. El alcalde Louis Barletta, quien se ha convertido en una celebridad entre los opositores a la reforma migratoria, prometió hacer de Hazleton el condado más difícil para que los “ilegales” vivan y trabajen. La ley fue declarada anticonstitucional en el 2007 por la corte del distrito, tras un esfuerzo del ACLU y otras organizaciones pro derechos humanos.

Con la apertura de las instalaciones en Allentown, ACLU busca llegar a los inmigrantes fuera del área metropolitana de Filadelfia. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link