LIVE STREAMING
El doctor Rafael Collazo, especialista en ojos quien es parte de Clark Collazo Ophthalmology, ha sido un promotor de la salud de la comunidad hispana. Samantha Madera/AL DÍA
El doctor Rafael Collazo, especialista en ojos quien es parte de Clark Collazo Ophthalmology, ha sido un promotor de la salud de la comunidad hispana. Samantha Madera/AL DÍA

Cómo navegar el sistema de salud

Diez millones de personas accedieron a seguro médico después de la implementación del Affordable Care Act, o lo que muchos han llamado de manera informal,…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Diez millones de personas accedieron a seguro médico después de la implementación del Affordable Care Act, o lo que muchos han llamado de manera informal, Obamacare. Sin embargo, son muchos los que siguen sin acceder a la Ley de Cuidado de Salud por diversas razones, la mayor de ellas, pobreza.
 

La historia de Leslie Scheller
Leslie Scheller nació y creció en South Philly. Es hija de un plomero y de una maestra de escuela, ambos estadounidenses. Ella estudió Bellas Artes y trabaja como como tutora independiente para distintas escuelas de secundaria. “Mi presupuesto mensual fluctua dependiendo de los proyectos. Tengo buenos meses y otros que no son tan buenos; y los buenos deben cubrir a los malos”. Con Obamacare Leslie decidió inscribirse en un sistema de salud. “Yo iba al centro de salud para salud básica, ahora voy a los lugares que mi seguro de salud me permite acceder”.

Leslie fue una gran entusiasta de Obamacare. Está pagando $99.80 mensuales y “cuando voy al medico debo pagar 50 adicionales en el consultorio médico. Si mi médico de cabecera solicita examenes, yo debo cubrir el 80 por ciento”. El seguro le cubre las medicinas y le cubre emergencias por encima de los 5 mil dólares. “Pienso que los seguros de salud son bancos en los que uno ahorra mensualmente —si no se enferma— para hacer el suficiente creédito para cubrir una eventual emergencia”. Leslie ha pagado este año por concepto de salud aproximadamente $1,497. “No estoy segura de poder seguir pagando ese dinero el 2015”.

La historia de María Santiago
María Santiago es puertorriqueña. Tiene 45 años y trabaja en servicio de limpieza. “En enero cuando todos teníamos que inscribirnos en un plan de salud fui víctima de una trampa. Terminé pagando $450 a una empresa ficticia”. María quien se hace cargo de sus tres nietos, tuvo que esperar tres meses más para ahorrar dinero y reiniciar el proceso. “Antes de tener el seguro iba a centros de salud pero sigue siendo difícil para mi pagar los examenes o las citas con o sin seguro con médicos especialistas”.

“Cuando el paciente tiene plan o seguro médico la transacción es lineal. El proveedor —entiéndase hospital, centro de salud o médico— ve al paciente; el proveedor le manda una factura al seguro de salud por el procedimiento “x” y el plan le paga al proveedor de acuerdo a una negociacion hecha previamente”, le explicó a AL DÍA el Doctor Rafael Collazo, especialista en ojos quien hace parte del grupo oftalmológico Clark Collazo Ophthalmology y quien además es miembro activo de dos juntas directivas de organizaciones hispanas.

La historia de Ezequias RodríguezEzequias Rodríguez nació en El Salvador, llegó a los Estados Unidos a los 20 años y a los 22 un carro que venía en sentido contrario lo atropelló cuando él estaba cruzando la calle. Ezequias sufrió lesiones severas del cerebro. Estuvo en el hospital seis meses y gracias a la eficiente labor de los doctores y de las trabajadoras sociales, accedió al programa de Asistencia Médica que pagó el total de su cuenta. Sin embargo, tuvo que dejar el hospital antes de recuperarse completamente y no pudo sufragar el costo de terapia adicional.

La historia de Josué y Eloisa de Iglesias
Josué y Eloisa de Iglesias, indocumentados de Honduras, esperan muy pacientemente un riñón para Eloisa, mientras van a diálisis tres veces por semana. Cada tratamiento de diálisis puede costarles como mínimo $500 sin incluir las medicinas. El año puede costar $72 mil. “Estamos en la lista de espera pero no creo que seamos importantes para ellos”.

“Este caso  debiera ser cubierto por Asistencia Medica porque es “amenaza a la vida””, dijo Sheila Gamble, directora de Health Care Access del Hospital Einstein. Gamble recibió a AL DÍA y explicó que “si el paciente llega a urgencias y tiene cuenta bancaria debe pagar un monto. Si no tiene cuenta bancaria puede acceder al programa de Asistencia Médica que le paga el total de su tratamiento. No importa si es documentado o no. No hacemos diferencias”, explicó. “Y no sólo eso, en Einstein tenemos un programa en el que el paciente paga $200 aún si va a emergencia y si los paga inmediatamente, se ahorra $50. También le ofrecemos pagar los $200 por cuotas. Tenemos, además, un pago fijo de $57 por consulta en salud primaria si no tiene seguro médico”, agregó. 

“Maria de los Santos, Esperanza Health Center y Congreso de Latinos Unidos proveen un excelente servicio de salud comparado con cualquier otro centro de salud primario de cualquier centro en la ciudad. Además son biculturales y bilingües”, agregó Collazo quien explicó que estos centros tienen la categoria de Federal Qualified Health Center, FQHC, es decir, reciben dinero del gobierno federal para atender a quien lo necesite, no importa si tiene plan médico o no.

Collazo ha sido un promotor de la salud de la comunidad hispana y ahora lidera un grupo de medicos optómetras y oftalmólogos que se han unido para ofrecerle a la comunidad en general, la hispana y la no hispana con documentos o sin documentos, un centro especializado de ojos que cuenta con un equipo bilingüe y bicultural en donde el paciente puede ser atendido desde una cirugía de cataratas hasta la prescripción de gafas o espejuelos. Para finales de este año abrirán su primera oficina satélite en el área Bethlehem, Allentown y a principios de año esperan ofrecer el mismo servicio en el área de Reading.

“Se entiende por Salud Primaria la salud que puede proveer el médico de cabecera o de familia. La Salud Primaria en general se enfoca en programas de promoción, así como de prevención y de diagnóstico temprano de enfermedades. Por lo general, estos servicios son ambulatorios, es decir, fuera de las instalaciones hospitalarias”, agregó Collazo.

¿Cómo pueden negociar 40 millones de personas?

CONTENIDO RELACIONADO

“Cuando recibimos una cuenta de un hospital o centro médico pensamos que es un precio fijo, que no es flexible, sin embargo, eso no es cierto”, explicó Collazo quien navegó el sistema con AL DÍA.

“El paciente puede negociar y una manera efectiva de hacerlo es revisando muy atentamente la factura que el proveedor le envía. Entiéndase por proveedor el hospital, el centro de salud o un médico particular. Para poder negociar con el hospital, lo primero que el paciente tiene que revisar es si la factura contiene desglosados, por códigos, los procedimientos que le proveyeron uno a uno. Si la factura no incluye los códigos de cada procedimiento, el paciente está en su derecho de solicitarlos. Con esto en mano, el paciente puede ir a la siguiente página web que le mostrará los precios de cada procedimiento de acuerdo al Medicare. Medicare es información pública y es un referente nacional.

Vea gráfico a continuación para aprender a navegar el sistema de seguros médicos

Cómo navegar en  www.cms.gov/apps/physician-fee-schedule/overview.aspx

1 Una vez que ingresa a la página debe hacer clic en Start Search.
2 Luego haga clic en Accept. La página lo dirige a Physician Fee Schedule Search. El paciente debe dejar la selección que aparece predeterminada, lo único que debe hacer es escribir el código en el espacio en frente de este titulo
HCPCS Code:
Y en Modifier debe hacer clic en la flecha del lado derecho para escoger “All modifiers”, que es la última opción. De nuevo, sin el código será imposible hacer este procedimiento informativo que le puede ahorrar miles de dólares.
3 Una vez escriba el código del procedimiento específico y elija “All modifiers”, y hace clic en Submit, aparecerá el cuadro que le da un precio límite de lo que paga Medicare por el mismo procedimiento. Es ese el precio que le va a ayudar a negociar con el hospital, y una vez que negocia, puede solicitar que le abran su cuenta en pagos mensuales.
-“El paciente puede usar esos precios como “termómetro” para negociar con el hospital. Es el referente nacional y si yo tuviera que negociar, usaría éste”, agregó Collazo refiriéndose al Medicare. “Y algo muy importante, debe buscar la informacion código por código”.
-Aún cuando la ley es mandatoria hay, mal contados, más de 40 millones de personas que aun no están cubiertas por un seguro médico. Quien no tenga seguro médico será multado cuando llene los impuestos de 2014. Cada adulto pagará $95 y cada niño $47.50. La suma para el 2015 subirá; por adulto serán $325 y $162.50 por cada niño.
-¿Cómo pagarán ese dinero quienes por falta de dinero no pueden acceder a un seguro médico y que tampoco acceden a Medicaid? Ya que 26 Estados se han negado a expandir el Medicaid y es justamente la suma de esos 26 estados lo que constituye mal contados, la mitad de la poblacion total del país.

00:00 / 00:00
Ads destiny link