LIVE STREAMING
Photo: AP
Photo: AP

La pistola de juguete que visibilizó que hay tanto racismo en las aulas como en las calles

Una escuela de Colorado llamó a la Policía porque un niño afroamericano de 12 años jugaba con una pistola en una clase virtual. ¿Coincidencia?

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Una mujer poderosa en RD

Diciembre 08, 2022

Brasil vence a Corea

Diciembre 06, 2022

100 años de radiodifusión

Diciembre 05, 2022

Argentina avanza

Diciembre 05, 2022

El sueño termina

Diciembre 05, 2022

Brasil pierde ante Camerún

Diciembre 05, 2022

Uruguay Fuera

Diciembre 05, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

A Dani Elliott jamás se le ocurrió pensar que que su jugase con una pistola de juguete podía ser percibido como una amenaza. Pero eso fue lo que ocurrió. 

Su hijo Isaiah de 12 años estaba asistiendo el pasado 27 de agosto a una clase virtual desde su casa, en Colorado, cuando se le ocurrió sacar una pistola y empezar a jugar -a fin de cuentas, es un niño-. Al tiempo, la Policía se personó en el domicilio para interrogar al joven afroamericano como si fuera un proyecto de criminal. La escuela había dado la voz de alarma. 

Ahora el pequeño tiene una mancha de por vida en su expediente que indica que llevó un “facsímil de arma de fuego a la escuela”, un registro en la oficina del sheriff del condado y ha sido suspendido cinco días, reportó Washington Post. 

Los padres del niño le dijeron al periódico que la aparición de los agentes en el domicilio aterrorizó a su hijo, además de considerar que la escuela puso en peligro al niño al no tener en cuenta la violencia policial contra los negros que ha dejado oleadas de protestas en todo el país. 

"Con los acontecimientos culturales que están teniendo lugar ahora mismo, especialmente para los jóvenes afroamericanos, si llamas a la policía y les dices que puede tener un arma, pones su vida en peligro", declaró Dani Elliott a Washington Post.

La escuela no dio más detalles que un escueto post en Facebook en el que rechaza las acusaciones racismo o discriminación vertidas sobre la institución y recalcaba que “la seguridad siempre será el número uno para nuestros estudiantes y personal. Seguimos las políticas de la junta y los protocolos de seguridad de forma consistente, ya sea en persona o a distancia."

Aunque la familia Elliott asegura que la propia profesora les envió un correo para indicarles que había dado parte al subdirector de que su hijo había estado jugando con una pistola en clase, dejó muy claro que se trataba de un juguete. Ellos, por su parte, le contestaron que Isaiah no volvería a mostrarla en clase. 

Pero una vez la escuela revisó la grabación empezaron a dudar de si se trataba de una pistola de juguete o real, según un informe policial obtenido por una emisora afilada a NBC.

En las imágenes, el niño no estaba apuntando a la maestro o los compañeros, simplemente agitando el arma de juguete. No pbstante, los agentes advirtieron presuntamente al niño que de haber llevado una pistola al colegio, aunque fuera de plástico, podría haber tenido problemas legales. 

“Estaba llorando cuando llegó la policía”, dijo su padre. El niño realmente pensaba que iba a ir a la cárcel. 

Los Elliott no entienden cómo la escuela no les informó primero, antes de desplegar a los agentes. También se refirió a otro niño de la edad de Isaiah, Tamir Rice, que fue tiroteado por un oficial en Cleveland hace seis años cuando sostenñia una pistola de aire comprimido. 

Ahora sus padres buscan una nueva escuela para su hijo y admiten que no es la primera vez que se enfrenta a su corta a edad al racismo y la discriminación. 

"Los niños negros no pueden tener ese tipo de cosas en su expediente. Estás reduciendo sus posibilidades de éxito", dijo su madre.

00:00 / 00:00
Ads destiny link