LIVE STREAMING
Still from Pixar's Coco. 
Still from Pixar's Coco. 

Reseña: ‘Coco’, de Pixar, toca magistralmente la fibra sensible

“Que nuestra canción no deje de latir/Sólo con tu amor yo puedo existir/Recuérdame…”

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Coco, una historia de vida en el corazón sonante y colorido de La Tierra de Los Muertos, se ha transformado oficialmente en la película más taquillera de todos los tiempos en México.

Y no es de sorprender, considerando que la prístina y meticulosa consciencia y sensibilidad de Coco forma parte del imperturbable orgullo de la cultura mexicana.

Pero en Estados Unidos, en medio del creciente odio por el otro en la escena pública y las alarmantes aprobaciones de políticas perjudiciales que apuntan a las minorías hispanas, Coco ha sido un “despreciado notable”, encabezando las listas de taquilla por dos fines de semana consecutivos.

El popular portal de ranking Rotten Tomatoes ha calificado la película con un 96% haciéndole llegar al top 10 de la franquicia Pixar. Esto significa que no sólo los críticos están de acuerdo con que Coco está a la par de WALL-E, Ratatouille e Inside Out, sino que también las audiencias estadounidenses promedio (el público que comúnmente asiste a las sesiones con sus palomitas de maíz), amaron Coco tanto como a Monsters Inc. o a Los Increíbles.

Si Coco sigue este ritmo en Estados Unidos, los acérrimos fanáticos de Disney saben que su futuro sea probablemente trascender la pantalla y transformarse en una vibrante atracción con maravillosos efectos especiales y proezas de la ingeniería. Un parque temático podría efectivamente inmortalizar la celebración del Día de los Muertos en el Disneyland de California o en el Mundo de Disney de Florida, dos de los estados con mayor población latinoamericana.

Considerando que estos dos parques son comúnmente percibidos como los más famosos en el mundo, esta anexión podría tener importantes implicaciones para nuestro país que se podrían sentir en el extranjero, y no sólo en México.

Incluso en China, las personas están anticipando del cuento de Miguel, si xoloitzcuintli Dante y Héctor, el esqueleto artista/guitarrista que se lanzan a la aventura en las aldeas Aztecas color caléndula de ultratumba. Hasta los momentos, el film ha tocado la fibra de 75.6 millones de dólares allá.

¿Qué tiene esta historia deliberadamente mexicana de distinto que tiene a las personas alrededor del mundo abrumado y encantado?

Las tres razones fundamentales por las que Coco es un “must-see” universal son: una maestría impresionante y poderosa, una competencia cultural y su capacidad de catarsis.

Los adultos que aseguren que la animación es “sólo para niños” son ignorantes en cuanto al género y su ilimitada potencia, así de sencillo.

Lejos de las ataduras de la realidad (e incluso del realismo al que las interfaces de entrada común apuntan), la animación puede contar una historia de maneras inteligentes e imaginativas y lograr narrativas inesperadas sin sacrificar lecciones reales.

Pixar se superó con Coco en cuanto a su capacidad de asombrar, pintando un reino mortal tan encantador y exquisito que avergonzará cualquier fantasía del Cielo.

No hay puertas doradas, túnicas blancas o aureolas. Por el contrario, salpicaduras de turquesa, magenta y mandarina, ponen alebrijes a volar, a esqueletos elegantes a bailar y le sacan alas a perros sin pelo. Miles de pixeles y capas fueron utilizadas para realizar más de 500 disfraces detallados no sólo para los familiares muertos del protagonista, sino también para los personajes secundarios, expresando que ningún rol es insignificante.

Esto también demuestra que Pixar estaba determinado a ser tan culturalmente competente como fuera posible. Incluso durante los momentos en los que la película saca al espectador (y a Miguel) de la corporalidad y de las leyes de la naturaleza en La Tierra de los Muertos, existe una determinación visible de mantener la línea narrativa auténticamente mexicana. Considerando a la población de un país y con cautela con respecto a los estereotipos, incluyendo el retrato de sus vivos y sus muertos de maneras tanto creíbles como banales.

Tomemos a la abuela de Miguel, por ejemplo. Es pequeña, enérgica, con la boca llena de empastes dentarios de metal, siempre luciendo un camisón de flores, y siempre lista para apuntar con una chancla de cuero gastada, jugando en el cliché de la abuela latinoamericana. Al mismo tiempo, sin embargo, la abuela de Miguel es un personaje complejo, tan leal a su madre, a su familia y al pasado que no puede entender el detrimento generacional que proviene de la indiferencia ante el futuro.

Entonces, mientras Pixar se asegura de incluir las trilladas pero probadas y sinceras, tropas de abuelitas sirviendo a sus nietos cantidades grotescamente grandes de comida (sin importar su insistencia en estar llenos), el director Lee Unkrich sabía que para contar una historia que reflejara una cultura, uno debe hacer que cada personaje sea una pieza valiosa y clave para la trama.

Gran parte de la competencia cultural lograda por Coco se atribuye a la importante cantidad de personas de color e hispanos acreditados para trabajar en la película. Con su codirector Adrián Molina, casi todo el elenco, gran parte de su equipo de producción y consultores (incluido el colaborador habitual de dibujos animados políticos de AL DĺA, Lalo Alcaraz), se demostró que la sensibilidad cultural y el aprecio desde una perspectiva íntima - en lugar de la apropiación o el reduccionismo de un extraño -  hace mejores películas. Los números de Coco refuerzan esa afirmación.

El último elemento mágico y crucial que vincula a los televidentes de Estados Unidos, México, China, India, Australia, Brasil y Sudáfrica y eclipsa una mera trama o guión, es el dispositivo narrativo de la catarsis que Pixar ha estado perfeccionando desde la adorada película de 1995, Toy Story.

Pero lamento no poder contarles mucho más sobre eso. Por qué llorarás, por qué sentirás un dolor en tu corazón, por qué la pista principal te dejará temblando, y por qué te enamorarás de los héroes inverosímiles al final, son todos los restos de la catarsis que Coco irradia, pero también son grandes spoilers. Tendrás que verlo por ti mismo.

¡Trae a tu familia, a tu cita o a ti mismo a ver Coco, disponible ahora en cines en todas partes!

00:00 / 00:00
Ads destiny link