LIVE STREAMING

10 pasos para un embarazo saludable y sin infecciones

Las mujeres embarazadas, o quienes piensen estarlo en el futuro, pueden seguir unas recomendaciones sencillas para proteger a sus bebés de las infecciones. La…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Gabo en Prime Video

Julio 01, 2022

Banda MS y Edén Muñoz

Julio 01, 2022

Gordita Chronicles

Julio 01, 2022

Homenaje a la champeta

Junio 30, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Estos 10 consejos ayudarán a prevenir infecciones que pueden hacer daño a su bebé. Usted no siempre sabrá si tiene una infección y, en ocasiones, ni siquiera se sentirá mal. Si cree que tiene una infección o que corre peligro de contraer una, visite a su médico.

1Lávese las manos a menudo con agua y jabón, especialmente cuando:

• Use el baño

• Esté en contacto con mascotas

• Toque carne o huevos crudos o verduras

  sin lavar

• Esté cerca de gente enferma

• Le caiga saliva en las manos

• Prepare alimentos y antes de comer

• Cuide a niños y juegue con ellos

• Haga jardinería o toque la tierra o suelo

• Cambie pañales

Si no dispone de agua y jabón, puede limpiarse las manos con un gel para manos a base de alcohol.

2 Trate de no compartir cubiertos, vasos ni alimentos con niños pequeños. Lávese las manos a menudo cuando esté cerca de niños pequeños, pues la saliva y orina de ellos pueden contener virus. Estos virus probablemente no les hacen daño a esos niños, pero pueden ser peligrosos para usted y el bebé que está por nacer.

3 Prepare la carne hasta que esté bien cocida. Los jugos de la carne deben ser claros y la carne no debe estar roja en su interior. No coma perros calientes, carnes frías ni fiambres, a menos que los haya recalentado a altas temperaturas. Estas carnes poco cocidas y procesadas pueden contener bacterias dañinas.

4 Evite consumir leche sin pasteurizar (cruda) y los alimentos derivados de ella. No coma quesos blandos, como feta y brie, ni queso fresco, a menos que las etiquetas digan que han sido pasteurizados. Los productos no pasteurizados pueden contener bacterias dañinas.

5No toque ni limpie la caja de arena sucia para gatos. Pídale a alguien que lo haga. Si le toca cambiar la caja de arena, asegúrese de usar guantes y lavarse las manos después de hacerlo. Las cajas sucias de arena pueden tener parásitos nocivos.

6  Manténgase alejada de roedores domésticos o salvajes y de sus excrementos. Contrate a un exterminador profesional para que elimine insectos y roedores peligrosos dentro y fuera de la casa. Si tiene un roedor como mascota, en el caso de un hámster o una cobaya, pídale a otra persona que lo cuide hasta después de que nazca el bebé. Algunos roedores pueden ser portadores de virus dañinos.

7 Hágase las pruebas para detectar enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluidas las del VIH y la hepatitis B, y protéjase contra estas enfermedades. Hay personas que tienen el VIH, la hepatitis B o una ETS y no se sienten mal. Es importante saber si tiene una de estas enfermedades. Si la tiene, hable con su médico sobre la forma de reducir la posibilidad de que esto afecte a su bebé.

8Hable con su médico sobre las vacunas. Hay vacunas que se recomiendan antes del embarazo, durante el mismo o justo después del nacimiento del bebé. Aplicarse las vacunas adecuadas en el momento correcto puede ayudar a mantenerla saludable y evitar que su bebé se enferme gravemente o tenga problemas de salud para toda la vida.

9 Evite el contacto con personas que tengan infecciones como la varicela o la rubéola, si usted todavía no ha tenido estas enfermedades o no se vacunó contra ellas antes del embarazo.

10  Pregúntele al médico sobre el estreptococo del grupo B. Cerca de 1 de cada 4 mujeres son portadoras de este tipo de bacteria, pero no se sienten mal. Un examen sencillo que consiste en tomar una muestra de la vagina y del recto con un hisopo, hacia el final del embarazo, revelará si usted tiene este tipo de bacteria. Si usted tiene el estreptococo del grupo B, hable con el médico sobre la forma de proteger a su bebé durante el parto.

Algunas infecciones

Estreptococos del grupo B: Si usted está embarazada, o conoce a alguien que lo está, es necesario que sepa acerca de los estreptococos del grupo B, también conocidos como GBS. Estas bacterias por lo general no le causarán daño a usted ni a las personas con las que tenga contacto cercano, pero sí pueden ser peligrosas para su bebé en gestación. Los bebés pueden enfermarse gravemente y hasta morir si las madres les pasan los estreptococos del grupo B durante el nacimiento. Por eso es importante que se realice las pruebas de detección de los estreptococos del grupo B en cada embarazo.

Citomegalovirus (CMV): Si bien la mayoría de los niños con citomegalovirosis no se enferman, esta infección puede causar defectos congénitos u otros problemas graves e incluso la muerte. Si usted está embarazada o planea un embarazo, la mejor manera de proteger a su futuro bebé del citomegalovirus es protegiéndose a usted misma.

El riesgo de contraer citomegalovirus mediante el contacto ocasional es muy bajo. Por lo general, una persona infectada transmite el virus a otras mediante el contacto directo con los líquidos corporales. Si usted está embarazada o planea un embarazo y le preocupa tener citomegalovirus, hable con su proveedor de atención médica lo antes posible.

Listeria: Es una infección grave que se contagia mediante el consumo de alimentos contaminados con la bacteria Listeria. Afecta en su mayoría a mujeres embarazadas, recién nacidos, ancianos y personas con sistemas inmunitarios debilitados. Casi un tercio de los casos de listeriosis ocurren durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas que tienen la infección pueden sufrir de una enfermedad seudogripal leve o de consecuencias más graves. La enfermedad también puede ser grave para el bebé en gestación o el recién nacido. La listeriosis durante el embarazo puede provocar abortos espontáneos, muertes fetales, partos prematuros o infecciones en los recién nacidos.

Por lo general, usted puede protegerse de la listeriosis mediante el consumo de alimentos que estén limpios y bien cocidos. Si tiene la enfermedad, su médico le puede dar antibióticos que por lo general protegerán de la infección al bebé en gestación o al recién nacido.

00:00 / 00:00
Ads destiny link