Robert J. samuelson

[OP-ED]: Give South Korea a break

 09/08/2017 - 10:45
North Korean deserters and activists shout slogans during a demonstration against North Korea's sixth nuclear test in central Seoul, South Korea. EFE

How do they come up with this stuff?

According to press reports, the Trump administration is considering withdrawing from the U.S.-South Korea Free Trade Agreement, which was implemented in 2012 and lowered most tariffs between the two countries. Now South Korea and the United States are caught up in the most serious military threat from North Korea since the Korean War. The last thing we ought to do is sow conflict and distrust between the two allies. Yet, this is what Trump has done.

[OP-ED]: Dar un respiro a Corea del Sur

 09/08/2017 - 10:42
Desertores de Corea del Norte y activistas gritan eslóganes  durante una manifestación contra la sexta prueba nuclear de Corea del Norte, en el centro de Seúl (Corea del Sur). EFE

¿Cómo se les puede ocurrir esto? 

Según informes de prensa, el gobierno de Trump está considerando retirarse del Acuerdo de Libre Comercio EE.UU.-Corea del Sur, que se implementó en 2012 y que redujo la mayoría de los aranceles entre los dos países. Ahora Corea del Sur y Estados Unidos están involucrados en la amenaza militar más seria proveniente de Corea del Norte desde la Guerra de Corea. Lo último que debemos hacer es crear un conflicto y desconfianza entre los dos aliados. Sin embargo, eso es lo que ha hecho Trump.

[OP-ED]: The middle-class comeback is real

 09/06/2017 - 12:29
Para que Estados Unidos tenga éxito se requiere una clase media grande—y mayormente exitosa. El renacimiento de la clase media es prueba de optimismo. La pregunta persistente en este Día del Trabajo es si ese renacimiento perdurará. ¿O volverán los recuerdos de la Gran Recesión a perseguirnos?

On this Labor Day, the American middle class survives. Indeed, it’s expanding. That’s not the conclusion of some arcane scholarly study. It’s the judgment of Americans themselves, though it hasn’t received much attention from politicians or the media. Most Americans have moved beyond the fears bred by the Great Recession. The middle-class comeback may be the year’s most underreported story.

[OP-ED]: El resurgimiento de la clase media es real

 09/06/2017 - 12:27
Para que Estados Unidos tenga éxito se requiere una clase media grande—y mayormente exitosa. El renacimiento de la clase media es prueba de optimismo. La pregunta persistente en este Día del Trabajo es si ese renacimiento perdurará. ¿O volverán los recuerdos de la Gran Recesión a perseguirnos?

Este año, en el Día del Trabajo, la clase media norteamericana sobrevive. En verdad, se está expandiendo. Ésa no es la conclusión de algún arcano estudio académico. Es la opinión de los mismos norteamericanos, aunque no recibió demasiada atención de políticos ni medios. La mayoría de los norteamericanos ha superado los temores que infundiera la Gran Recesión. El resurgimiento de la clase media quizás sea la noticia menos reportada de este año.

[OP-ED]: The curse of middle-aged capitalism -- for Trump and all of us

 08/21/2017 - 13:57
In 1995, the largest five firms by market “capitalization” (the value of a company’s shares) were old-line businesses: Exxon, AT&T, Coca Cola, General Electric and Merck. By 2015, only Exxon (now Exxon Mobil) remained.

 A persisting puzzle about the U.S. economy is how it can seem both strong and weak. On the one hand, it remains a citadel of innovation, producing new companies like Uber. On the other, the economy is expanding at a snail’s pace of 2 percent annually since 2010. How could both be true? Why isn’t innovation translating into faster growth? The answer -- or part of the answer -- is that American businesses are running on two separate tracks. Call them the “youthful” and “middle-aged” tracks.

[OP-ED]: La maldición del capitalismo de mediana edad—para Trump y para todos nosotros

 08/21/2017 - 13:54
En 1995, las cinco empresas mayores del mercado según “capitalización” eran firmas de la guardia vieja: Exxon, AT&T, Coca Cola, General Electric y Merck. Para 2015, sólo Exxon (ahora Exxon Mobil) sigue ocupando ese lugar. Las otras fueron reemplazadas por Apple, Google, Microsoft y Amazon. (Nota: Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon, es dueño del Washington Post). Aun así, el capitalismo de mediana edad ralantizó la recuperación. 

Una incógnita persistente en la economía norteamericana es cómo puede parecer al mismo tiempo fuerte y débil. Por un lado, sigue siendo un reducto de innovaciones y produce empresas nuevas como Uber. Por el otro, la economía se expande a la lentísima tasa del 2 por ciento anual desde 2010. ¿Cómo pueden ser ambas cosas ciertas? ¿Por qué las innovaciones no se traducen en un crecimiento económico más rápido? La respuesta—o parte de ella—es que las empresas norteamericanas van por dos pistas diferentes. Llamémoslas “juvenil” y “de mediana edad”.

[OP-ED]: El gran debate de Trump sobre el crecimiento económico

 08/15/2017 - 10:01
No hay suficiente dinero para satisfacer todas nuestras demandas, incluso a tasas más altas de crecimiento económico. Habrá conflictos entre gastos privados y gubernamentales; entre gastos nacionales y locales; entre gastos de salud y gastos de no-salud; y entre gastos dedicados a los ancianos versus los jóvenes. El presente es polémico; el futuro quizás sea peor.

La discusión entre el gobierno de Trump y sus críticos sobre una tasa de crecimiento económico sostenible suscita profundas preguntas sobre el futuro de Estados Unidos. ¿Ingresamos en un período prolongado de crecimiento económico lento? Si es así, ¿cómo altera eso la sociedad y la política? ¿O acaso las medidas “correctas” elevarán el crecimiento económico a niveles del pasado?

[OP-ED]: Trump’s great growth debate

 08/09/2017 - 08:58
There isn’t enough money to satisfy all our demands, even at higher rates of economic growth. There will be conflicts between private and governmental spending; between national and local spending; between health spending and non-health spending; and between spending on the old versus the young. The present is contentious; the future may be worse.

The argument between the Trump administration and its critics over a sustainable rate of economic growth raises profound questions about America’s future. Have we entered a prolonged period of slow growth? If so, how does that alter society and politics? Or will the “right” policies raise growth to past levels? 

If you haven’t paid attention, here’s a brief overview of the debate.

[OP-ED]: Can we die in peace?

 07/28/2017 - 08:38
Just whether the persistence of high-cost care reflects good medicine, a deep human craving to cling to life, or both is unclear. But the rhetoric about “end-of-life” care has changed more than the reality. To the question -- Can we die in peace and with dignity? -- the answer is “not yet.”

For those of us who had hoped that American attitudes toward death were shifting in ways that would promote a wider reconstruction of the health care system, there’s discouraging news from Health Affairs, the pre-eminent journal of health policy. It devotes its latest issue to “end-of-life” care and finds that -- at least so far -- the power to make health care more compassionate and cost-effective is limited.

[OP-ED]: ¿Podemos morir en paz?

 07/28/2017 - 08:35
No está claro si la persistencia del cuidado costoso refleja buenas prácticas medicas, una necesidad humana profunda de aferrarse a la vida o ambos cosas. Pero la retórica sobre “el fin de la vida” cambió más que la realidad. A la pregunta -- ¿Podemos morir en paz y con dignidad? -- la respuesta es “todavía no”.

Para los que esperábamos que las actitudes de los norteamericanos con respecto a la muerte cambiaran de manera tal de promover una reconstrucción más amplia del sistema de asistencia médica, las noticias de Health Affairs, la prominente publicación de política sanitaria, son desalentadoras. La publicación dedica su último número a los cuidados del “fin de la vida” y concluye que -- al menos hasta el momento -- el poder para que la asistencia médica se convierta en una práctica más compasiva y rentable es limitado.

[OP-ED]: Deficits forever?

 07/20/2017 - 12:15
The federal budget remains badly out of whack, even though we are near or at “full employment” (June unemployment rate: 4.4 percent). We cannot afford tax cuts; we need tax increases.

House Republicans, who are now deliberating the government’s 2018 budget, pledge to eliminate deficits within a decade. Well, good luck with that. It must be obvious that chronic deficits reflect a basic political impasse that can be broken only if majorities in Congress do things they’ve refused to do: trim Social Security benefits; raise taxes significantly; control health spending. There is a giant mismatch between what Americans want from government and what they’ll pay for with taxes.

[OP-ED]: ¿Quién se está acaparando el sueño americano?

 07/18/2017 - 15:51
“Los padres de la clase media alta tienen los medios para pasar dos a tres veces más tiempo con sus hijos de jardín de infantes que los padres menos pudientes”, escribe Richard Reeves. También vituperó a “los modos estructurales en que los de mayor educación manipulan el sistema” –principalmente con zonas geográficas restrictivas y admisiones más fáciles a universidades, incluyendo las preferencias por legado. impakter.com

Por lo que dice Richard Reeves, la clase media alta se está volviendo el flagelo de la sociedad estadounidense. Sus miembros se han atrincherado justo debajo del 1 por ciento y protegen su postura privilegiada a través de políticas públicas y conductas particulares. Los estadounidenses atesoran la creencia de que viven en una sociedad móvil, donde el trabajo duro y la imaginación son recompensados. La clase media alta está destruyendo esta fe porque impide que los estadounidenses más pobre avancen.

[OP-ED]: Why robots won’t steal all our jobs

 07/14/2017 - 08:43
En un mundo ideal, los robots realizarían la mayoría de los trabajos repetitivos y monótonos, mientras que la fuerza de trabajo mejor educada y mejor paga se concentraría en trabajos que no pueden ser realizados por máquinas. Archivo

Don’t worry, the robots won’t destroy all our jobs. History suggests just the opposite -- that new technologies inspire new jobs. So concludes a study from leading labor economists. It’s a useful antidote to widespread fears that robots and “artificial intelligence” will displace millions of workers and lead to permanently high joblessness.

[OP-ED]: Por qué los robots no se van a robar nuestros trabajos

 07/14/2017 - 08:41
En un mundo ideal, los robots realizarían la mayoría de los trabajos repetitivos y monótonos, mientras que la fuerza de trabajo mejor educada y mejor paga se concentraría en trabajos que no pueden ser realizados por máquinas. Archivo

No se preocupen, los robots no van a destruir nuestros trabajos. La historia sugiere lo contrario: que las nuevas tecnologías traen nuevos trabajos. Es un antídoto útil ante el miedo generalizado de que los robots y “la inteligencia artificial” desplazarán a millones de trabajadores y llevarán a un desempleo alto y permanente.

[OP-ED]: Trump’s trade trap

 07/11/2017 - 15:30
Trump may believe that trade and environmental issues can be kept separate from geopolitical matters, such as North Korea’s nuclear program. On the contrary, history suggests that trade and geopolitics go hand in hand. EFE

Donald Trump’s foreign policy, such as it is, rests on a massive and apparently indestructible contradiction. Trump wants the United States to remain the “essential” nation, the best embodiment of Western ideals of freedom and democracy, while at the same time deliberately alienating many of our traditional “allies,” whose support the United States desperately needs. American leadership becomes difficult, if not impossible.

[OP-ED]: La trampa del comercio, de Trump

 07/11/2017 - 15:27
Trump puede creer que el comercio y los asuntos del medio ambiente pueden mantenerse separados de las cuestiones geopolíticas, como el programa nuclear de Corea del Norte. Por el contrario, la historia sugiere que el comercio y la geopolítica van de la mano. EFE

La política exterior de Trump, tal como está ahora, descansa en una contradicción masiva y aparentemente indestructible. Trump desea que Estados Unidos siga siendo la nación “esencial”, la mejor encarnación de los ideales occidentales de libertad y democracia, alienando al mismo tiempo, en forma deliberada, a muchos de los “aliados” tradicionales, cuyo apoyo Estados Unidos necesita desesperadamente. El liderazgo norteamericano se vuelve difícil y quizás imposible.

[OP-ED]: Mad at everyone

 07/03/2017 - 17:41
Not surprisingly, the system has become self-perpetuating. It feeds on mutual recriminations. On this July 4, the Founders -- who had deep disagreements, but compromised -- would doubtlessly disapprove.

This is the summer of our discontent. As Americans celebrate July 4, they are mad at their leaders, mad at their government and mad at each other. A recent Pew poll finds that “public trust in government remains near historic lows.” Just 20 percent of Americans trust the government to “do the right thing just about always or most of the time.” The comparable figures were 40 percent in 2000 and almost 80 percent in the early 1960s. There has been a long-term loss of trust.

Pages