Advertisement

mercados

[OP-ED]: The curse of middle-aged capitalism -- for Trump and all of us

 08/21/2017 - 13:57
In 1995, the largest five firms by market “capitalization” (the value of a company’s shares) were old-line businesses: Exxon, AT&T, Coca Cola, General Electric and Merck. By 2015, only Exxon (now Exxon Mobil) remained.

 A persisting puzzle about the U.S. economy is how it can seem both strong and weak. On the one hand, it remains a citadel of innovation, producing new companies like Uber. On the other, the economy is expanding at a snail’s pace of 2 percent annually since 2010. How could both be true? Why isn’t innovation translating into faster growth? The answer -- or part of the answer -- is that American businesses are running on two separate tracks. Call them the “youthful” and “middle-aged” tracks.

[OP-ED]: La maldición del capitalismo de mediana edad—para Trump y para todos nosotros

 08/21/2017 - 13:54
En 1995, las cinco empresas mayores del mercado según “capitalización” eran firmas de la guardia vieja: Exxon, AT&T, Coca Cola, General Electric y Merck. Para 2015, sólo Exxon (ahora Exxon Mobil) sigue ocupando ese lugar. Las otras fueron reemplazadas por Apple, Google, Microsoft y Amazon. (Nota: Jeff Bezos, director ejecutivo de Amazon, es dueño del Washington Post). Aun así, el capitalismo de mediana edad ralantizó la recuperación. 

Una incógnita persistente en la economía norteamericana es cómo puede parecer al mismo tiempo fuerte y débil. Por un lado, sigue siendo un reducto de innovaciones y produce empresas nuevas como Uber. Por el otro, la economía se expande a la lentísima tasa del 2 por ciento anual desde 2010. ¿Cómo pueden ser ambas cosas ciertas? ¿Por qué las innovaciones no se traducen en un crecimiento económico más rápido? La respuesta—o parte de ella—es que las empresas norteamericanas van por dos pistas diferentes. Llamémoslas “juvenil” y “de mediana edad”.

[OP-ED]: El gran debate de Trump sobre el crecimiento económico

 08/15/2017 - 10:01
No hay suficiente dinero para satisfacer todas nuestras demandas, incluso a tasas más altas de crecimiento económico. Habrá conflictos entre gastos privados y gubernamentales; entre gastos nacionales y locales; entre gastos de salud y gastos de no-salud; y entre gastos dedicados a los ancianos versus los jóvenes. El presente es polémico; el futuro quizás sea peor.

La discusión entre el gobierno de Trump y sus críticos sobre una tasa de crecimiento económico sostenible suscita profundas preguntas sobre el futuro de Estados Unidos. ¿Ingresamos en un período prolongado de crecimiento económico lento? Si es así, ¿cómo altera eso la sociedad y la política? ¿O acaso las medidas “correctas” elevarán el crecimiento económico a niveles del pasado?

[OP-ED]: On North Korea, hope is not a strategy

 07/11/2017 - 15:46
Kim Jong Un is a young man but has been highly effective at preserving his authority. He has secured the support of the military and sidelined or killed anyone who threatened his grip on power -- including his uncle and, allegedly, his half-brother. EFE

In Washington, there is a conventional wisdom on North Korea that spans both parties and much of elite opinion. It goes roughly like this: North Korea is the world’s most bizarre country, run by a crackpot dictator with a strange haircut. He is unpredictable and irrational and cannot be negotiated with. Eventually this weird and cruel regime will collapse. Meanwhile, the only solution is more and more pressure. But what if the conventional wisdom is wrong?

[OP-ED]: En Corea del Norte, la esperanza no es una estrategia

 07/11/2017 - 15:43
Kim Jong Un es un hombre joven pero ha sido altamente efectivo preservando su autoridad. Ha asegurado el apoyo de los militares y ha rechazado o matado a cualquiera que amenazó su control en el poder; incluyendo su tío y supuestamente, su medio hermano. EFE

En Washington hay una sabiduría convencional sobre Corea del Norte que alcanza a ambos partidos y a la mayoría de la opinión de las élites. Esto sería más o menos así: Corea del Norte es el país más extraño del mundo, gobernado por un dictador excéntrico con un raro corte de pelo. Él es impredecible e irracional y no se puede negociar con esta persona. A la larga, este régimen extraño y cruel colapsará. Mientras tanto, la única solución es más y más presión. Pero ¿Qué sucede si la sabiduría convencional se equivoca?

[OP-ED]: Postponing the next recession?

 06/30/2017 - 08:37
Economists from the Bank for International Settlements (BIS) in Basel, Switzerland -- a bank for government central banks -- find that the pass-through from wage increases to price increases has weakened. If this is confirmed and continues, it implies that inflation will remain tame for some time even if the economy continues to grow. EFE

This is not your father’s inflation -- and that’s good news. Business cycles often end when higher inflation causes a country’s central bank (the Federal Reserve in the United States) to raise interest rates, slowing the economy and, perhaps, triggering a recession. The good news: The next recession may be delayed, because the Phillips Curve has shifted.

[OP-ED]: ¿Postergar la próxima recesión?

 06/30/2017 - 08:33
Los economistas del Banco de Pagos Internacionales (BPI) en Basilea, Suiza—un banco para bancos centrales gubernamentales—halló que el pasaje de los aumentos salariales a los aumentos de precios se debilitó. Si eso se confirma y continúa, implica que la inflación seguirá controlada durante algún tiempo, incluso si la economía continúa creciendo. EFE

Ésta no es una inflación habitual—lo que es una buena noticia. Los ciclos económicos a menudo se acaban cuando, debido a una inflación elevada, el banco central de un país (la Reserva Federal en Estados Unidos) eleva las tasas de interés, ralentizando la economía y, quizás, desencadenando una recesión. La buena noticia es que la próxima recesión quizás se retrase, porque la Curva Phillips se modificó.

[OP-ED]: Trump’s NAFTA delusion

 06/16/2017 - 08:41
El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto agradeció la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, en un "momento crucial" y destacó la visión compartida de ambos países en democracia, libre comercio, medio ambiente y derechos humanos. EFE

The Trump administration is determined to renegotiate the North American Free Trade Agreement (NAFTA) -- which created a single market from Mexico’s southern border to the Yukon -- but the main political appeal of this policy rests on a popular myth: that “fair” trade requires the United States to have a surplus or balanced trade with both Mexico and Canada.

[OP-ED]: El error de Trump sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte

 06/16/2017 - 08:37
El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto agradeció la visita de la canciller alemana, Angela Merkel, en un "momento crucial" y destacó la visión compartida de ambos países en democracia, libre comercio, medio ambiente y derechos humanos. EFE

El gobierno de Trump está decidido a renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)—que creó un mercado único desde la frontera sur de México hasta el Yukon—pero el principal atractivo político de esta política yace en un mito popular: que un comercio “justo” requiere que Estados Unidos tenga un exceso comercial o un equilibrio comercial tanto con México como con Canadá.

[OP-ED]: Trump isn’t destiny

 06/13/2017 - 15:17
To some extent, the future of America depends on Donald Trump. But it depends even more on how these social and economic trends evolve -- how we cope with them and whether we become a more cohesive society or a more contentious one. EFE

 It’s time to take a brief break from Donald Trump. Whatever you think of him, there’s no denying that he dominates the news cycle. We seem to assume that the nation’s future depends on Trump’s fate, for better or worse. The reality is otherwise: The nation’s future also hangs on larger economic and social trends that no president can shape.

[OP-ED]: Trump no es nuestro destino

 06/13/2017 - 15:12
En alguna medida, el futuro de Estados Unidos depende de Donald Trump. Pero depende aun más de cómo evolucionan estas tendencias económicas—cómo les hacemos frente y si nos convertimos en una sociedad más cohesiva o más conflictiva. Trump no es nuestro destino. Para mejor o para peor, nosotros lo somos.

Ha llegado el momento de tomarnos un breve receso de Trump. Sea lo que sea que uno piense de él, no hay duda de que domina el ciclo de las noticias. Parecemos suponer que el futuro de la nación depende del destino de Trump, para mejor o para peor. La realidad es otra: El futuro de la nación también depende de tendencias económicas y sociales más poderosas, que ningún presidente puede moldear.

Latinoamérica debería invertir tres o cuatro veces más en infraestructuras

 06/12/2017 - 11:36
Foto de Archivo: EFE/Felipe Trueba

Latinoamérica tendría que estar invirtiendo tres o cuatro veces más de lo que dedica a las infraestructuras para "acercarse" a economías más desarrolladas, según José Acosta, presidente de Asuntos Gubernamentales para las Américas en UPS, uno de los líderes globales en logística.

Plain Text Author: 
EFE

[OP-ED]: What really happened to coal?

 06/12/2017 - 08:58
Even if environmental regulation and climate change didn’t exist, the coal industry would have faced intense pressures to change and adapt. Government isn’t killing the coal industry. “Progress is the culprit,” concludes Kolstad’s study.

 The coal-mining jobs that President Trump thinks were destroyed by government regulation -- adopted to combat air pollution and global warming -- were actually lost to old-fashioned competition from other American firms and workers. Eastern coal mines lost market share to Western coal, which was cheaper. And natural gas grew at coal’s expense because it had low costs and lower greenhouse gas emissions.

[OP-ED]: ¿Qué pasó realmente con el carbón?

 06/12/2017 - 08:50
Si las regulaciones del medio ambiente y el cambio climático no existieran, la industria del carbón habría recibido intensas presiones para cambiar y adaptarse. El gobierno no está matando la industria del carbón. “El progreso es el culpable,” concluye el estudio de Kolstad.

Los puestos en las minas de carbón que, según el presidente Trump, fueron destruidos por las regulaciones del gobierno—adoptadas para combatir la contaminación y el calentamiento global—se perdieron, en realidad, debido a la tradicional competencia con otras empresas y trabajadores. Las minas de carbón del Este perdieron su porción del mercado porque el carbón del Oeste, que era más barato, se la llevó. Y el gas natural creció a expensas del carbón porque tenía costos bajos y emisiones de gases de invernadero más bajas.