Advertisement

gallup

[OP-ED]: Why robots won’t steal all our jobs

 07/14/2017 - 08:43
En un mundo ideal, los robots realizarían la mayoría de los trabajos repetitivos y monótonos, mientras que la fuerza de trabajo mejor educada y mejor paga se concentraría en trabajos que no pueden ser realizados por máquinas. Archivo

Don’t worry, the robots won’t destroy all our jobs. History suggests just the opposite -- that new technologies inspire new jobs. So concludes a study from leading labor economists. It’s a useful antidote to widespread fears that robots and “artificial intelligence” will displace millions of workers and lead to permanently high joblessness.

[OP-ED]: Por qué los robots no se van a robar nuestros trabajos

 07/14/2017 - 08:41
En un mundo ideal, los robots realizarían la mayoría de los trabajos repetitivos y monótonos, mientras que la fuerza de trabajo mejor educada y mejor paga se concentraría en trabajos que no pueden ser realizados por máquinas. Archivo

No se preocupen, los robots no van a destruir nuestros trabajos. La historia sugiere lo contrario: que las nuevas tecnologías traen nuevos trabajos. Es un antídoto útil ante el miedo generalizado de que los robots y “la inteligencia artificial” desplazarán a millones de trabajadores y llevarán a un desempleo alto y permanente.

[OP-ED]: Trump isn’t destiny

 06/13/2017 - 15:17
To some extent, the future of America depends on Donald Trump. But it depends even more on how these social and economic trends evolve -- how we cope with them and whether we become a more cohesive society or a more contentious one. EFE

 It’s time to take a brief break from Donald Trump. Whatever you think of him, there’s no denying that he dominates the news cycle. We seem to assume that the nation’s future depends on Trump’s fate, for better or worse. The reality is otherwise: The nation’s future also hangs on larger economic and social trends that no president can shape.

[OP-ED]: Trump no es nuestro destino

 06/13/2017 - 15:12
En alguna medida, el futuro de Estados Unidos depende de Donald Trump. Pero depende aun más de cómo evolucionan estas tendencias económicas—cómo les hacemos frente y si nos convertimos en una sociedad más cohesiva o más conflictiva. Trump no es nuestro destino. Para mejor o para peor, nosotros lo somos.

Ha llegado el momento de tomarnos un breve receso de Trump. Sea lo que sea que uno piense de él, no hay duda de que domina el ciclo de las noticias. Parecemos suponer que el futuro de la nación depende del destino de Trump, para mejor o para peor. La realidad es otra: El futuro de la nación también depende de tendencias económicas y sociales más poderosas, que ningún presidente puede moldear.

[OP-ED]: Trump’s Dangerous Confusion Can No Longer Be Hidden

 05/17/2017 - 11:19
Trump’s problems are not only with the public, his own party comrades have also increasingly begun to run away from him, fearful that his unpopularity could be as contagious as the Zika virus --and cost them an election. EFE

C’mon people, give the man some credit. Yes, it’s true that these past few days have been completely chaotic and disastrous for the increasingly confused and erratic Donald Trump. But hey, how many other presidents have squandered their political capital so completely in such a short period of time?

Author: 

[OP-ED]: La madre de todos los ‘blufs’

 04/19/2017 - 08:02
Afortunadamente, no es solo el pánico lo que se expande, también lo hace la resistencia, que cada día crece y se fortalece. Y eso es muy bueno.

Sí, eso es lo que retórica recalentada de Washington sobre Corea del Norte –a la que el país asiático responde en tonos igualmente belicosos – es en realidad: una sucia guerra de palabras. Pero puede estar seguro de que no están a punto de intercambiarse balas, cohetes, la madre de todas las bombas y mucho menos armas atómicas. Lo cual, por supuesto, es muy bueno.

Author: 

[OP-ED]: The Mother of All Bluffs

 04/18/2017 - 18:22
Not only panic is spreading, resistance is also growing by leaps and bounds.EFE

Yes, that’s what the heated rhetoric coming from Washington about North Korea –and being responded to in no less bellicose tones by the Asian country – is: a nasty war of words. Rest assured that no bullets, no rockets, no mother of all bombs, not to mention atomic weapons are about to be fired, dropped or exchanged. Which, of course, is great.

Author: 

[OP-ED]: Halperin tiene razón: cuando los reporteros se convierten en ‘combatientes’ dejan de ser periodistas

 04/03/2017 - 08:38
Muchos periodistas están en el ruedo protegiendo la marca de sus empleadores y enfrentándose a Trump. Eso significa que son combatientes y que han dejado de ser periodistas. EFE

Nunca pensé que diría esto, pero Mark Halperin tiene razón.

En mayo de 2015, escribí una columna en que criticaba a Halperin por una serie de preguntas que formuló a Ted Cruz y que yo consideré racistas.

[OP-ED]: Why Trump loves to hate the media

 02/23/2017 - 09:02
 
The Washington Post’s fact checkers -- Glenn Kessler and Michelle Ye Hee Lee -- found 15 examples of falsehoods or dubious claims. If people don’t believe the press, findings like these will matter less, if at all. EFE

There was a brief moment after Donald Trump’s election when it was conceivable to ask whether he would strive to be a “uniter” or a “divider.” The moment passed quickly as Trump made it clear that he does not intend to abandon the style of politics -- insulting and divisive -- that got him elected. His declaration last week that the news media are “the enemy of the American people” is but the latest reminder.

Plain Text Author: 
Robert J. Samuelson

[OP-ED]: Por qué le gusta tanto a Trump odiar a los medios

 02/23/2017 - 08:30
Después de una reciente conferencia de prensa de Trump, los verificadores de hechos del Washington Post--Glenn Kessler y Michelle Ye Hee Lee--encontraron 15 ejemplos de falsedades o aseveraciones dudosas. Si la gente no cree a la prensa, conclusiones como éstas importarán menos, y quizás nada.

Hubo un breve momento después de la elección de Donald Trump en que fue concebible preguntarse si Trump se esforzaría para ser “unificador’ o ‘divisor’. El momento paso rápidamente, cuando Trump dejo en claro que no tenía intención de abandonar el estilo de política—insultante y divisorio—que logró su elección. Su declaración, la semana pasada, de que los medios noticiosos son “el enemigo del pueblo norteamericano” es el último recordatorio de esa posición.

Plain Text Author: 
Robert J. Samuelson