El FBI rescató a más de 45 presuntas adolescentes prostitutas, algunas de 13 años, en una redada nacional para retirar a menores de edad de la red de sexo ilegal y castigar a sus proxenetas.

En tres noches de la iniciativa llamada Operación de Costa a Costa, agentes federales trabajando con agencias judiciales locales también arrestaron más de 50 presuntos proxenetas, según cifras preliminares de la agencia federal.

Las prostitutas adolescentes encontradas en la investigación tienen entre 13 y 17 años.

Históricamente, las autoridades federales rara vez intervienen en acciones de fuerza contra la prostitución, pero el FBI se está involucrando más al intentar rescatar a niñas de ser atrapadas por el comercio sexual.

"La meta es recuperar a las niñas. Las consideramos niñas víctimas de la prostitución", dijo el subdirector asistente del FBI Daniel Roberts.

"Desafortunadamente, la gran mayoría de estas niñas son lo que califican como 'niñas indigentes', sin apoyo familiar, sin amigos. Son niñas que nadie quiere, son solitarias. Muchas que han huido de sus casas", señaló Roberts.

La mayoría de las niñas son puestas bajo el cuidado de agencias locales de protección infantil.

Agentes en ciudades desde Miami a Chicago a Anchorage, Alaska, participaron en la operación.

El esfuerzo federal está también diseñado para castigar a los proxenetas con sentencias más duras de las que obtendrían en cortes estatales.

Los fiscales federales buscan formula cargos por crimen organizado o conspiración que puedan dar como resultado sentencias de décadas de prisión.

"Algunas de estas redes de proxenetas y sus organizaciones son muy sofisticadas, son interestatales", apuntó Roberts, lo cual requiere grabaciones y operativos encubiertos para poder presentar cargos.

La operación realizada en el fin de semana fue la tercera de su tipo, y es parte de un programa federal más amplio implementado en el 2003 para combatir la explotación sexual de menores de edad.

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Andrea Vega / Redacción AL DÍA