Spanish

El Palacio de la Moneda, sede del Gobierno de
Chile, en sus más de 200 años pasó de ser un referente del poder
colonial al símbolo de una nación con vocación democrática que busca
cerrar las heridas de su pasado reciente, según la conclusión de un
libro publicado en España que recorre su historia.

El palacio
gubernamental es uno de los monumentos más emblemáticos de la capital
chilena y escenario de uno de los hechos que marcó la historia del país,
el golpe militar que el 11 de septiembre de 1973 puso fin al gobierno
del socialista Salvador Allende y dio inicio a un régimen dictatorial.

El libro "Chile, Memorias de La Moneda, la (re)construcción de un
símbolo político", de María Chiara Bianchini, relata la historia del
edificio y como las distintas intervenciones que se realizaron en él
reflejan el proceso de construcción de la memoria del pasado reciente de
una sociedad que ha tenido que enfrentar un legado doloroso y la
necesidad de encontrar maneras de reparación.

"La Moneda es un
símbolo muy político, que habla del poder del estado, de las
instituciones del Estado, de una tradición de democracia institucional
que es muy sentida en Chile, o por lo menos lo era hasta el golpe de
estado, como una característica muy importante de la idiosincrasia
nacional", explicó Bianchini.

La autora, que presentó
recientemente su libro, editado por la Universidad Autónoma de Madrid,
tenía al escribirlo el objetivo de "ver cómo se reconstruye una
democracia que tiene que metabolizar este pasado muy difícil, duro de
asumir, y como los distintos actores institucionales y sociales iban
dándole un sentido" al proceso de reconstrucción de la democracia.

La construcción del emblemático edificio se inició a finales del
Siglo XVIII con el fin de albergar a la Real Casa de Moneda que debía
materializar la imagen del imperio español.

Fue inaugurado en 1805 y 41 años después pasó a ser sede del Gobierno de Chile y residencia presidencial.

A inicios del siglo XX fue el epicentro de proyectos de
transformación de la ciudad con el fin de dar un marco de mayor
importancia al edificio. Pero el hecho más relevante en la historia de
La Moneda es el bombardeo durante el golpe militar.

Durante el
régimen el palacio sufrió una reconstrucción y reforma que incluyó la
eliminación de la sala donde murió Allende y de la puerta de Morandé 80,
por la cual se retiró su cuerpo.

En la última década los
gobiernos democráticos realizaron algunas restauraciones e instalaciones
de pequeños símbolos en respuesta a reclamos de sectores de la sociedad
de recuperar una memoria callada durante la dictadura y dejar marcas de
lo ocurrido como un acto de reparación.

"Las revisitaciones
de este lugar han sido en función de recomponer una herida, una fractura
que había representado aquí el hecho de que hubiese una intervención
militar que bombardeó al palacio y que en este palacio murió un
presidente justamente en nombre de esta democracia que él quería
defender", explicó la autora.

Entre las intervenciones, el
libro destaca la restauración de la puerta de Morandé 80 y la
inauguración en 2008 del Salón Blanco Salvador Allende, que recrea el
despacho del ex presidente y la sala donde se encontró su cuerpo.

"En los gobierno del presidente (Ricardo) Lagos y la presidenta
(Michelle) Bachelet se ha querido realmente intervenir el palacio un
poco para dar este mensaje de que esta memoria dolorosa podría ser
asumida, con mucha dificultad, pero podría ser parte de la historia
nacional y del Palacio de La Moneda", sostiene Bianchini.

Con
estas modificaciones en La Moneda, el mensaje que se quiere dar es que
"esa historia ya es parte del pasado, ya ha sido asumida y Chile está
haciendo un trabajo de memoria para ir cerrando esta etapa dolorosa",
concluye la autora que dedicó a la sede gubernamental chilena su
investigación doctoral.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: