Spanish

El juicio en Cuba contra el español Ángel
Carromero por el accidente de tráfico en el que murieron los opositores
Oswaldo Payá y Harold Cepero comenzó este viernes en la ciudad oriental de
Bayamo.

Sobre las 09.10 hora local (14.10 GMT), el presidente
del tribunal declaró abierta la sesión, que se celebra en una pequeña
sala con la asistencia de unas treinta personas, entre el acusado, sus
abogados, los fiscales y testigos.

Carromero se ha sentado en la primera fila, vestido con camisa blanca, y se le ve aparentemente tranquilo y con buen aspecto.

Antes de empezar la sesión se pudo ver a Carromero conversar
brevemente e incluso intercambiar sonrisas con el cónsul general de
España en Cuba, Tomás Rodríguez Pantoja, y con el abogado español José
María Viñal, que ha viajado a Bayamo en representación de la familia del
acusado.

Carromero, de 27 años y dirigente de Nuevas
Generaciones del Partido Popular (PP) de Madrid, será juzgado como
presunto autor de un delito de "homicidio imprudente" al ser el
conductor del vehículo accidentado el pasado 22 de julio en las
cercanías de Bayamo en el que viajaban Payá y Cepero, que fallecieron a
causa del impacto.

La Fiscalía pide siete años de prisión para
el español, cuyas abogadas cubanas solicitarán durante la vista su
absolución e inmediata puesta en libertad, según informaron a Efe
fuentes de la defensa de Carromero.

La sesión está presidida por 5 jueces, tres de ellos profesionales y los otros dos son legos.

Durante el juicio, además de las intervenciones de la fiscalía cubana
y la defensa del acusado, prestarán testimonio ocho testigos y trece
peritos.

Es previsible que el juicio concluya y quede visto para sentencia este mismo viernes.

Según la versión oficial, las causas del accidente fueron el exceso
de velocidad y otros errores del conductor del vehículo al circular por
una carretera en obras que estaba sin pavimentar pero señalizada al
efecto.

Sectores de la disidencia interna y del exilio
cuestionaron los argumentos oficiales, mientras que la familia de Payá,
que no ha presentado cargos contra Carromero, insiste en reclamar una
investigación independiente sobre el suceso.

Pocos días
después del accidente, las autoridades cubanas mostraron a la prensa
nacional y extranjera una declaración de Carromero -grabada estando
detenido- en la que confirmaba la versión del accidente y negó que
hubiera otros vehículos implicados.

En ese vídeo Carromero
pedía "a la comunidad internacional" que "se centre" en sacarlo de la
isla y "no utilice" el suceso "con fines políticos".

El
presidente del tribunal ha permitido a los medios de comunicación
extranjeros desplazados a Bayamo "visualizar" el juicio en una sala
aledaña mediante un circuito interno de televisión.

Los
periodistas, sin embargo, no pueden introducir a ese recinto ni
grabadoras, ni teléfonos móviles, ni ordenadores portátiles. 

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: