Spanish

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, anunció este lunes que padece un cáncer, una enfermedad que ha atacado a otros gobernantes y exmandatarios de la región como Hugo Chávez, Dilma Rousseff, Luiz Inácio Lula da Silva o Fernando Lugo.

Santos, de 61 años, será operado el próximo miércoles en Bogotá para extraerle un tumor cancerígeno de próstata y no delegará sus funciones antes, durante o después de la intervención, que se le realizará con un tipo de anestesia que permite al paciente conservar la consciencia, según dijo en una alocución al país.

Esta noche viajará a Lima para participar en una cumbre de gobernantes de países suramericanos y árabes, a la que no está confirmada la asistencia de su colega venezolano, Hugo Chávez, quien afirma estar recuperado de un cáncer de naturaleza no revelada que le obligó a pasar tres veces por el quirófano desde junio de 2011 hasta febrero de 2012.

Chávez, de 58 años, es candidato a la reelección en los comicios presidenciales del 7 de octubre, con los que culminará una campaña en la que los rumores sobre su enfermedad y la falta de información médica oficial al respecto han sido un elemento central.

Tan solo se sabe que el tumor original que le fue extirpado en Cuba en junio de 2011 estaba en la región pélvica y que en febrero de 2012 se le extirpó otro.

Con su peculiar humor, Chávez bromeó alguna vez con organizar una cumbre de mandatarios que hayan superado el cáncer.

A esa reunión tendrían que ser invitados también la brasileña Dilma Rousseff y el paraguayo Fernando Lugo, quien fue destituido de la Presidencia en junio pasado.

Ambos padecieron cáncer del sistema linfático y lo han superado.

Al anterior presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se le diagnosticó a fines de 2011 un cáncer de laringe, del que también dice estar curado.

"Este es un momento especial para mí porque es el primer viaje internacional que realizo después de once meses tratando un cáncer que enfrenté y superé con la ayuda de Dios y el cariño de la población brasileña", señaló Lula el pasado 21 de septiembre en un foro convocado por la Fundación Telmex en México.

Fidel Castro, el líder de la revolución cubana, tuvo que apartarse del poder en julio de 2006 por una grave enfermedad que se cree que es cancerosa pero de la que nunca se informó oficialmente pues fue declarada "secreto de Estado".

A fines de diciembre pasado, la presidenta argentina, Cristina Fernández, anunció que sufría un carcinoma papilar de tiroides y que iba a ser operada en enero, pero resultó que el diagnóstico estaba equivocado y no era cáncer.

Al igual que Santos, Rene Preval, presidente de Haití hasta mayo de 2011, padeció un cáncer de próstata, enfermedad por la que fue operado en Cuba en 2001 y luego tratado en ese mismo país.

Su sucesor en la Presidencia haitiana, Michel Martelly, se sometió el pasado abril a una cirugía en el hombro derecho en un hospital de Miami (EE.UU.).

Cuando en diciembre pasado se anunció que Fernández padecía un tumor canceroso en la glándula tiroides, que luego resultó no ser tal, Chávez hizo unas polémicas declaraciones acerca de los numerosos casos de cáncer entre presidentes latinoamericanos y la posibilidad de que alguien hubiera desarrollado una tecnología para inducirlos.

Dos días después, el 30 de diciembre, matizó que no había acusado "a nadie" de inducir el cáncer en varios líderes de la región porque eso sería "una irresponsabilidad", pero reiteró que la situación le parecía "extraña" y pidió a sus homólogos de Bolivia, Nicaragua y Ecuador que se cuiden.

"Yo no estoy acusando a nadie, solo estoy haciendo una reflexión, y por favor Evo (Morales, Bolivia) cuidate, por favor Daniel (Ortega, Nicaragua) cuidate, por favor (Rafael) Correa (Ecuador) cuidate, porque esto es muy extraño", dijo.

En el caso de Morales y de Correa las rodillas son sus puntos débiles.

Morales fue operado en Cochabamba a fines de 2010 de una tendinitis en una de ellas y ya en 2005, cuando todavía no estaba al frente del Gobierno, Morales, un gran aficionado al fútbol, deporte que practica todas las semanas, recibió tratamiento en Cuba por una lesión en la rodilla.

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha sido sometido desde 2009 a tres operaciones para curar una antigua lesión en la rodilla derecha. Las dos primeras tuvieron lugar en Cuba (septiembre de 2009 y febrero de 2010) y la última en Quito (septiembre de 2010).

En el caso del nicaragüense Daniel Ortega es conocido que chequea su salud muy a menudo en Cuba, lo que ha desatado numerosos rumores pero el Gobierno niega que esté enfermo.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: