Spanish

El presidente de EEUU, Barack Obama, que aspira a la reelección, retó este domingo a su rival republicano Mitt Romney a que diga si Estados Unidos debe "iniciar otra guerra".

En una entrevista difundida por el popular programa "60 Minutes" de la cadena televisiva CBS, Obama respondió directamente a los ataques de Romney de que es "débil" en materia de defensa y política exterior, en particular por su gestión de la crisis en Oriente Medio.

Obama enumeró sus logros en materia de política exterior desde que asumió la presidencia en enero de 2009, entre éstos el fin de la guerra en Irak, el combate a Al Qaeda y la muerte de su cabecilla, Osama bin Laden, el año pasado.

"He ejecutado mi política exterior, y es una en la que el pueblo estadounidense está mayormente de acuerdo. Si (el exgobernador de Massachusetts) Romney está sugiriendo que deberíamos comenzar otra guerra, debería decirlo", afirmó Obama.

Asimismo, el mandatario estadounidense minimizó la idea de que, en pleno año electoral, esté bajo presión del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, para decidir sobre el uso de la fuerza contra Irán para que desista de su programa nuclear.

"Tengo conversaciones con el primer ministro Netanyahu todo el tiempo. Entiendo y comparto la insistencia del primer ministro Netanyahu de que Irán no debe obtener un arma nuclear, porque eso nos amenazaría, amenazaría a Israel, amenazaría al mundo y desataría una carrera armamentista nuclear", observó Obama.

"En lo que se refiere a nuestras decisiones de seguridad nacional, cualquier presión que yo sienta es simplemente por hacer lo que es correcto para el pueblo estadounidense. Voy a bloquear cualquier ruido allá afuera" al respecto, afirmó.

"Siento una obligación, no presión sino obligación, de asegurarme de que estamos en estrechas consultas con los israelíes en estos asuntos. Porque les afecta profundamente y son nuestros aliados más cercanos en la región, y tenemos a un régimen iraní que ha dicho cosas horribles que amenazan directamente la existencia de Israel", enfatizó.

Por otra parte, Obama defendió su interés en buscar un mayor acercamiento con los nuevos gobiernos que han surgido a raíz de la "Primavera Arabe" porque, a su juicio, no se podía evitar la "ola de cambio" en la región.

"Creo que fue absolutamente correcto que nos alineáramos con la democracia, los derechos universales...pero estaba muy seguro y sigo estándolo de que habrá baches en el camino en muchos de estos lugares porque el principio organizador ha sido el islam", subrayó.

Obama reconoció que existen elementos extremistas y sentimientos anti-estadounidenses y anti-Occidente que pueden ser utilizados por "demagogos" y que, probablemente, surjan de vez en cuando "desacuerdos" con algunos de estos países en la región.

"Pero creo que a largo plazo, tenemos más posibilidades de conseguir un Oriente Medio y norte de Africa más pacíficos, más prósperos y más alineados con nuestros intereses", insistió.

Durante la entrevista, Obama también defendió sus logros en materia de política interna, incluyendo su plan para la creación de empleos, y afirmó que durante su segundo mandato, si gana en noviembre, su máxima prioridad será promover la prosperidad de la "gente que trabaja duro en este país".

"Esa es la idea central de Estados Unidos. Fue así que enviamos a un hombre a la Luna. Porque había una economía que funcionaba para todos y que nos permitió hacer eso", señaló.

En ese sentido, Obama expresó su deseo de que, si gana un segundo mandato, los republicanos del Congreso cesarán sus tácticas de obstrucción.

"Mi esperanza es que eso no sea su prioridad número uno. Y espero que cuando se aclare el panorama y termine la temporada electoral, que regrese ese espíritu de cooperación", dijo.

A manera de anécdota, Obama se describió como "un tipo nocturno" que, cuando su esposa y sus hijas se van a la cama, aprovecha a partir de las 22.00 hora local y hasta la madrugada para "hacer algo de trabajo, leer algo, escribir un poco".

En una entrevista separada, Romney defendió, por una parte, su plan económico y, por otra, criticó que Obama no haya programado una reunión con Netanyahu durante la 67 Asamblea General de Naciones Unidas esta semana en Nueva York.

Según Romney, eso "envía un mensaje en todo Oriente Medio de que, de alguna manera, nos estamos distanciando de nuestros amigos".

La Casa Blanca ya había indicado que Obama y Netanyahu no coincidirían en el encuentro anual. En su visita de apenas 24 horas a Nueva York, Obama no prevé ningún encuentro bilateral con los líderes reunidos en la ONU.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: