La Junta de Gobernadores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) inició este lunes en Viena su nuevo ciclo para el período 2012/2013 con la participación de seis países latinoamericanos entre los 35 estados miembros.

Costa Rica e Uruguay son los nuevos miembros latinos, en reemplazo de Ecuador y Chile, mientras que Argentina, Brasil, Cuba y México prolongan su permanencia en el órgano ejecutivo de la agencia nuclear de Naciones Unidas.

Uruguay, representado por su embajador Carlos Barros, acaba de presidir la Conferencia General del OIEA, que se celebró la semana pasada en la capital austríaca.

Entre los demás miembros de la Junta destacan las principales potencias mundiales como Estados Unidos, Rusia, China, el Reino Unido, Francia, Alemania y Japón, pero también países como India o Pakistán, dos potencias nucleares oficiosas.

El nuevo presidente del órgano ejecutivo del organismo internacional es el embajador de Canadá ante el OIEA, John Barrett, quien sucede al representante de Italia en este cargo rotatorio.

La Junta del OIEA celebra cuatro reuniones ordinarias al año para analizar sus investigaciones nucleares en países conflictivos como Irán, Siria o Corea del Norte.

Los gobernadores también deciden sobre el programa de cooperación técnica del OIEA y sobre otros asuntos relacionados con su mandato como organismo internacional.

Además, la Junta toma decisiones con respecto a asuntos internos de la agencia, como los presupuestos y los nombramientos de cargos directivos.

En la última décadas las reuniones de la Junta cobraron interés y atención mediática debido al conflicto nuclear con Irán, pero también actividades nucleares controvertidas de países como Corea del Norte, Libia o Siria.

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Lauren Bateman