De acuerdo a los Astros, los Phillies no tienen chance de llegar a la postemporada este año. 

No aludo a la astrología, me refiero a las pelas que le dieron los Astros de Houston a los Phillies el pasado fin de semana en Texas. 

Los Phillies estaban supuesto a mejorar su posición en la carrera por uno de los dos comodines a la postemporada abusando de Houston, el equipo con la peor marca en las Grandes Ligas (48-100). En vez, los Astros le ganaron tres de los cuatro encuentros a Filadelfia de manera decisiva. Houston anotó 24 carreras en la serie. 

Los golpes en Texas pudiesen haber producido un knock-out para las oportunidades de postemporada de Filadelfia, pero los Phillies tuvieron la dicha de que los Cardenales y los Dodgers estaban jugando una serie entre si y por ende neutralizaron el efecto negativo del tropiezo. 

Al cierre de esta edición, los Phillies estaban a cuatro juegos de distancia del segundo comodín con marca de 74-74 y 14 juegos restándole por jugar en la temporada. 

El itinerario no es un aliado de los Phillies. Filadelfia juega seis de los 14 desafíos contra el equipo con la mejor marca en las Mayores , los Nacionales de Washington (89-57). Los Phillies también juegan tres partidos contra los Bravos de Atlanta quienes están asentados a agarrar el primero de los dos comodines si no alcanzan a los Nacionales en la primera posición de la División Este de la Liga Nacional. 

Con la primera posición de la División aun por definirse, los Nacionales y los Bravos no van a jugar plácidamente contra Filadelfia. 

Mientras los Phillies se preparan para su última resistencia, los Cardenales, quienes tienen control hasta el momento del segundo comodín del circuito, juegan ocho de sus últimos 14 juegos contra los Astros y los Cachorros de Chicago, dos de los peores equipos en las Mayores. 

No obstante una rodilla en la lona, los Phillies no quieren tirar la toalla. Después de ser apabullado en Houston, Filadelfia venció a los Mets en un duelo entre Cliff Lee y RA Dickey.

Lee por fin se despertó. Este limitó a los Mets a una carrera y una base por bolas en ocho entradas y ponchó a 10 bateadores en Nueva York el lunes.

El zurdo quien tardó hasta el cuatro de julio para ganar su primer juego, tiene marca de 6-7 con efectividad de 3.27 gracias a sus actuaciones en sus últimas 10 salidas (5-1, 2.13, con 72 Ks y 5 BBs). 

Con la nave tomando agua, Charlie Manuel está jugando con todas las manos a la cubierta no obstante Carlos Ruiz no estar completamente sano de la lesión en su pie y Kevin Frandsen sufrir de una fractura por fatiga en su peroné izquierdo (hueso largo y delgado que se encuentra detrás de la tibia en la parte baja de la pierna). 

Este fin de semana será uno clave para las esperanzas de postemporada de los Phillies. Ellos regresan a casa para medirse contra los Bravos. Kyle Kendrick pitchea el viernes, Roy Halladay el sábado, y Cliff Lee el domingo. 

Después de recibir a los Bravos, los Phillies pasan a jugar sus últimos tres partidos de la temporada regular en Filadelfia el martes, miércoles y jueves contra los Nacionales. 

El morir, cuanto más tarde mejor.

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
Will González