Spanish

Los puertorriqueños tienen mañana martes una cita
con las urnas para pronunciarse sobre la enmienda a la Constitución
necesaria para limitar la fianza en ciertos casos de asesinato y la
reducción del legislativo, votación en clave electoral a menos de 3
meses para las generales.

El impulsor de la consulta es el
gobernador de la isla y líder del Partido Nuevo Progresista (PNP), Luis
Fortuño, que el 6 de noviembre se presenta a la reelección con una
desventaja de 6 puntos, según la última encuesta, sobre el candidato del
opositor Partido Popular Democrático (PPD), Alejandro García Padilla.

El gobernador convocó la cita de mañana conociendo que la mayoría de
la población favorece dar discreción a los jueces para la fianza en
ciertos casos de asesinatos, en un momento en el que la criminalidad
alcanza cotas históricas.

Una encuesta de principios de mes
publicada por el diario El Nuevo Día reflejó que un 59 por ciento de la
población apoya la enmienda al derecho a la fianza frente a un 27 por
ciento en contra y un 14 por ciento de indecisos.

El recorte
legislativo era apoyado en ese sondeo por el 76 por ciento de los
electores frente a un 13 en contra y un 11 de dubitativos.

La
escalada de violencia queda constatada con los 18 asesinatos registrados
el pasado fin de semana, reflejo de las más de mil muertas violentas
con que se cerró 2011, el más sangriento de la historia de la isla.

La presión de las autoridades estadounidenses en la frontera mexicana
contra el narcotráfico ha reavivado la vía del Caribe, por donde la
droga llega a Puerto Rico y de ahí, ya en territorio norteamericano, a
Estados Unidos continental.

La escala puertorriqueña deja
parte de la mercancía en la isla, donde bandas de delincuentes se han
hecho dueños de las calles y se disputan a tiros, en ocasiones en el
centro de las ciudades, el control de los puntos de venta de la cocaína y
otras drogas.

Los asesinatos, dobles e incluso triples, han
significado una pesada carga sobre los hombros del gobernador Fortuño
que ve en esta cita una oportunidad de contar con el respaldo de una
población atemoriza por unos delincuentes cada vez más violentos.

Analistas y editoriales apuntan que Fortuño, que conoce que el "sí" a
la enmienda constitucional en ambos casos tiene todas las papeletas de
ganar, quiere apuntarse la victoria de mañana y tomar así la inercia
suficiente para imponerse en noviembre.

Los tipos de
asesinatos en los que el juez podrá decidir sobre la fianza incluyen en
los que medie premeditación, acecho, cuando ocurra en medio de un robo
domiciliario, de una agresión sexual o secuestro, cuando se asesine a un
agente del orden público en el cumplimiento de su deber, o cuando el
asesinato sea consecuencia de disparar un arma de fuego desde un
vehículo en movimiento o en lugares públicos.

El gobernador ha
subrayado para contar con el apoyo de la población que lo único que se
pretende es que los jueces puertorriqueños tengan la misma discreción
-en la isla conviven, simultáneamente, la jurisdicción local y de
Estados Unidos- de que disponen sus colegas federales.

De
salir el "sí", los jueces podrán conceder o denegar fianza tras evaluar
si el acusado representa riesgo de fuga, de destrucción de evidencias o
riesgo para la seguridad de otras personas.

El opositor PPD de
García Padilla ha dado libertad de voto a su electorado, aunque el
líder del partido hizo público que votará por el "sí", según analistas
locales para apuntarse también, en la medida de lo posible, la victoria
de mañana.

Las minorías las encabeza el Partido
Independentista Puertorriqueño (PIP), con el 3 por ciento del voto las
últimas generales, que hizo campaña por el "no" por entender que con la
reducción de la fianza no se ataca la raíz del problema de la
criminalidad.

En la consulta de mañana también se pregunta
sobre la reducción del tamaño de la Asamblea Legislativa, Senado y
Cámara de Representantes, en un 30 por ciento, aunque su repercusión
mediática ha quedado en un segundo plano.

El Gobierno aduce
que la reducción del número de legisladores de 78 a 56, de 27 a 17
senadores y de 51 a 39 representantes, supondrá un ahorro de millones de
dólares para los contribuyentes y un legislativo más ágil.

La
oposición del PPD, que en las últimas décadas se han alternado en el
poder con el PNP, se alinea con el Gobierno por el "sí" a reducir la
legislatura.

Los independentistas y los restantes partidos
minoritarios argumentan que se trata de un intento de los 2 principales
partidos por alejar al resto de la legislatura.

Un total de
2,3 millones de electores que se inscribieron en la Comisión Estatal de
Elecciones pueden votar mañana martes en los 3.151 colegios repartidos por toda
la isla, que abrirán sus puertas de las 13.00 a las 20.00 GMT.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: