Spanish

La inmensidad del río Amazonas y su
biodiversidad fue reconocida este lunes como maravilla natural del mundo en una
colorida y emotiva ceremonia en plena selva de Perú, tras ser elegida
el año pasado en una popular votación internacional.

La
contagiante algarabía de sus pobladores fue la constante en esta
distinción que otorgó la fundación "New 7 Wonders" a este paraíso
natural, que tuvo como escenario la confluencia del río Itaya con el
Amazonas, en la región peruana de Loreto.

El apabullante calor
selvático, la tranquilidad de las aguas del Amazonas y el eterno verdor
de los bosques tropicales enmarcaron una ceremonia fluvial donde se
develó una placa y en la que se devolvió al río un par de peces a manera
de ofrenda.

El presidente de Perú, Ollanta Humala, encabezó
la ceremonia en una gran embarcación y estuvo acompañado por su esposa,
Nadine Heredia, los ministros de Comercio Exterior y Turismo, José Luis
Silva; del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal, y de Cultura, Luis Peirano,
además del presidente regional de Loreto, Yvan Vásquez, y el director de
la fundación, Bernard Weber.

Humala, que se mostró muy
contento por el reconocimiento internacional, señaló su compromiso de
promover mejoras en la calidad de vida de la población amazónica, que en
su mayoría vive en condiciones de gran pobreza, e indicó que con el
aumento de turismo en la zona todos se verán beneficiados.

"Tenemos ahora el compromiso de poner en valor esta maravilla y ponerla a
disposición del mundo. Que vengan de todas partes del mundo a conocer
nuestra Amazonia, que aquí los recibiremos como hermanos, con la calidez del pueblo loretano, con la alegría de esta tierra", remarcó Humala.

Por su parte, Weber manifestó que este era un día histórico y que con
este reconocimiento "el Amazonas está ahora siendo parte de la memoria
global, de siete lugares que todas las personas en nuestro planeta
podrán recordar".

Más de una decena de embarcaciones
alegóricas escenificaron mitos sobre el origen del Amazonas, teniendo
como protagonistas a los nativos de diversas etnias como los Bora y los
Murui, ataviados en sus trajes típicos con tocados de plumas y con los
cuerpos pintados.

Un narrador relataba los mitos desde la
embarcación oficial mientras desfilaban los pequeños barcos y balsas con
coloridas representaciones de la luna, los arboles y de animales de la
zona como el delfín rosado, la anaconda, la garza y el caimán.

Edith, una joven madre de cuatro hijos que se encontraba en la orilla
del río dijo a Efe que estaba muy orgullosa de su tierra por sus
pescados, que tienen un sabor fresco, mientras que un grupo de niños
señaló que prefería el Amazonas porque ahí podía ver bastantes animales y
bañarse.

Durante la ceremonia, los más pequeños no dejaron de
chapotear en el río para aplacar el calor y continuaron sus juegos
navegando sobre troncos que los locales llaman "topas".

Para
preservar la memoria de los pueblos nativos, Humala anunció la próxima
creación de un museo amazónico nacional, que, según él, "pondrá en
valor" la selva.

La caída del sol marcó el fin de la ceremonia
junto a impresionantes fuegos artificiales que buscaron eternizar las
celebraciones de la Amazonía, de la que también son parte Bolivia,
Brasil, Ecuador, Surinam, Colombia, Venezuela, Guyana y Guayana
Francesa.

Perú fue el anfitrión de los festejos porque fue el
Gobierno Regional de Loreto el que se encargó de promover la Amazonía en
la competencia internacional.

La Amazonía comprende la región
más extensa de Perú y la menos poblada, en ella habitan una gran
cantidad de etnias y posee un rico ecosistema de bosques tropicales.

Entre las otras maravillas naturales elegidas figuran las Cataratas
de Iguazú entre Argentina y Brasil, la bahía de Halong en Vietnam, el
parque nacional de Komodo en Indonesia, la isla de Jeju en Corea del
Sur, la montaña de la Mesa en Sudáfrica y el río subterráneo de Puerto
Princesa en Filipinas.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: