Spanish

El Gobierno de Uruguay
envió este miércoles al Parlamento un proyecto de ley para despenalizar
la marihuana y controlar la producción, distribución y comercialización
de la droga, una medida con la que el presidente José Mujica pretende
combatir el narcotráfico y la delincuencia en el país.

Según
el documento, publicado en la página web de la Presidencia y que tiene
un solo artículo de tres párrafos, "el Estado asumirá el control y la
regulación de las actividades de importación, producción, adquisición a
cualquier título, almacenamiento, comercialización y distribución de
marihuana y sus derivados".

El envío del proyecto de ley al
Legislativo, que era esperado para el transcurso de la presente jornada,
fue confirmado por el prosecretario de la Presidencia, Diego Cánepa,
quien aclaró que el punto en el que habla de "importación" se refiere a
"las semillas de cáñamo", según detalla un comunicado que acompaña al
texto legal.

En el segundo párrafo el proyecto especifica que
"el Estado ejercerá toda la actividad material que resulte necesaria,
previa concomitante o posterior, para las actividades" mencionadas.

En el tercero aclara que las medidas se ejercerán "en el marco de una
política de reducción de daños" que "alerte a la población acerca de
las consecuencias y efectos perjudiciales del consumo de marihuana" con
miras a "una minimización de riesgos y daños de la población
potencialmente consumidora".

El texto legal detalla que en
todos los casos las acciones se tomarán "en los términos y condiciones
que fije el reglamento" que se debatirá en las próximas semanas en el
Parlamento, donde el bloque oficialista de izquierdas Frente Amplio
tiene mayoría.

Cánepa reveló que el proyecto de ley tiene como
objetivo "arrebatar al narcotráfico un negocio de entre 30 y 40
millones de dólares anuales".

Aclaró que con la propuesta
"nadie está diciendo que la marihuana sea buena", sino que es necesaria
cambiar políticas públicas que "durante más de 50 años en el país no han
dado los resultados que se esperaban".

La iniciativa "va a
permitir un debate muy amplio" después del cual Mujica tiene intención
de realizar una encuesta oficial para saber la opinión de la ciudadanía,
añadió el funcionario.

De ser contraria, como han anticipado
varias encuestas de consultoras privadas que estiman en un 60 por ciento
la población que rechaza la despenalización, el gobernante se ha
comprometido a retirar su planteamiento.

En el apartado de
exposición de motivos previo al artículo central del proyecto de ley se
presentan, entre otros argumentos, los del conglomerado de organismos
que forman la Comisión Global de Política de Drogas.

Esta
comisión, que pide una revisión de las políticas contra el narcotráfico
ejecutadas hasta el momento en el mundo, está compuesta por
expresidentes y personalidades como el brasileño Fernando Henrique
Cardoso, el colombiano César Gaviria, el mexicano Ernesto Zedillo, el
español Javier Solana y el peruano Mario Vargas Llosa.

Según Cánepa la iniciativa del Ejecutivo uruguayo "no se opone a ninguna normativa internacional".

"Holanda tiene legalizada la comercialización y el control de
marihuana desde el año 1977 y no contraviene ningún tratado
internacional".

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: