Spanish

El Instituto Nacional de Latinas para la
Salud Reproductiva (NLIRH) ha celebrado esta semana la entrada en vigor
de provisiones claves de la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio
(ACA), aunque advierte que seguirán luchando para que las inmigrantes
indocumentadas también los reciban.

La organización, que desde
este lunes celebra la Semana anual de Acción por la Justicia
Reproductiva, están instando a los gobernadores y legisladores que
expandan la cobertura de Medicaid y protejan la anticoncepción sin
copago.

"Estamos haciendo un llamado de acción a las latinas
alrededor del país para que insten a sus gobernadores a que aumenten los
beneficios", dijo María Elena Pérez, subdirectora de NLIRH.

De acuerdo con NLIRH, la nueva ley de salud ha ayudado a cerca de
736.000 jóvenes de origen hispano a mantener su cobertura médica y ha
expandido el acceso de servicios de salud esenciales, como los exámenes
de detección del VIH y el virus del papiloma humano (VPH) en esta
comunidad.

Desde este 1 de agosto, la ACA proporciona
cobertura para métodos anticonceptivos sin copagos y ha expandido el
acceso a servicios de salud como exámenes de detección y consejería para
las enfermedades de transmisión sexual (ITS).

No obstante, la
activista asegura que pese a los logros alcanzados con la ley de salud,
aún millones de latinos siguen sin tener acceso a servicios de salud
esenciales y métodos anticonceptivos.

"Las latinas todavía
siguen enfrentando barreras en el acceso de anticonceptivos a bajo costo
y sabemos que eso tiene como consecuencia tasas de embarazos no
planificados más altas", afirmó.

La organización además lleva a
cabo esfuerzos para ampliar las opciones de los inmigrantes
indocumentados a servicios de salud asequibles.

"Estamos
abogando porque se den más recursos a los centros de salud comunitarios,
que son generalmente a los sitios adonde van los inmigrantes
indocumentados que no tienen acceso a seguro médico, para tratarse",
aseveró Pérez.

La organización reforzará en estos días sus
esfuerzos por enviar su mensaje a los gobernadores de estados como Texas
y Florida, que aseguran se han rehusado a expandir Medicaid.

En conjunto con California Latinas for Reproductive Justice (CLRJ) y
Colorado Organization for Latina Opportunity and Reproductive Rights
(COLOR), la organización ha lanzado la campaña ¡Soy Poderosa! para
llamar la atención de los políticos hacia la necesidad de brindar mayor
cobertura a las hispanas.

La campaña insta a las latinas a
tomarse fotografías con el lema "¡Soy Poderosa!" y escribir cartas a los
gobernadores de todo el país para instarles a implementar la expansión
de Medicaid en su totalidad.

"Queremos demostrar que la salud
es una prioridad para las latinas y que somos un grupo con mucho poder
que si utilizamos nuestras voces vamos a ser escuchadas", dijo la
activista.

Como parte de la Semana de Acción, las
organizaciones también llevarán a cabo un "Carnaval de Blogs", que tiene
el propósito de crear una "conversación" en línea que demuestre el
impacto que tienen las latinas en los temas de salud que afectan a sus
familias y comunidades, con un enfoque en el acceso a métodos
anticonceptivos y otros servicios de salud básicos. 

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: