Spanish

Los participantes y el contenido de cinco conocidos programas de radio en inglés contribuyen a incrementar el odio contra ciertas minorías, según asegura el informe "Redes sociales para el discurso de odio" dado a conocer este miércoles.

El estudio, realizado por la Coalición Nacional de Medios Hispanos (NHMC, en inglés) y el Centro de Investigación de Estudios Chicanos de la Universidad de California Los Ángeles, analizó los temas y contenidos del "Show de John y Ken", "La nación salvaje", "Show de Rush Limbaugh", "Programa de Glenn Beck" y "Show de Sean Hannity".

"Nuestro estudio encontró que el contenido ideológico de los programas conservadores de comentarios radiales ha ayudado a cultivar una red social alrededor de los anfitriones y sus invitados", señaló Alex Nogales, presidente y director ejecutivo de NHMC al presentar el informe.

Nogales enfatizó que la investigación muestra que las transmisiones radiales de estos programas crean una resonancia en las redes sociales, incitando al odio contra algunas etnias, razas, grupos religiosos y la comunidad homosexual.

La investigación resaltó que el 89 % de los 102 invitados a los programas en un período de seis semanas fue de raza blanca y un 81 % hombres, coincidiendo con la raza y el género de los conductores de los espacios radiales.

Casi una cuarta parte (24 %) de los invitados eran opuestos al sistema federal y cerca de uno de cada cinco (19,1 %) era republicano.

Entre los 88 temas de interés identificados durante las trasmisiones estudiadas entre el 2 de abril y el 14 de mayo de 2010, la inmigración surgió como el asunto más discutido, con el 23,9 % del tiempo analizado.

En cuanto al lenguaje utilizado, los programas se referían a los indocumentados llamándolos "ilegales" y los comentarios sobre los islámicos frecuentemente los asociaban con el terrorismo.

"No me sorprende que continúe este tipo de diálogos en las ondas radiales porque en Estados Unidos tendemos a proteger mucho el derecho a la expresión, aún a costa de que algunas de las palabras que se dicen al aire sean sumamente dañinas para ciertas poblaciones", declaró a Jorge-Mario Cabrera, portavoz de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA, en inglés).

El mismo Cabrera, por su activismo, fue víctima de las incitaciones al odio de los conductores del "Show de John y Ken", uno de dos programas analizados en la investigación.

Los locutores John Kobylt y Ken Chiampou, al criticar la propuesta de ley AB131 para ofrecer ayuda económica estatal a estudiantes indocumentados de California, anunciaron al aire el teléfono celular de Cabrera -reservado para los medios de comunicación- e invitaron a sus oyentes a llamarlo expresándole su opinión.

Como resultado, durante más de tres días Cabrera recibió cerca de 450 llamadas que incluyeron amenazas, vulgaridades e insultos, lo que el activista consideró "sumamente incómodo", aunque no se amedrentó por esta situación.

"Quizás esa es la lección número uno para aquellos que podamos ser víctimas de estos ataques: no hay que quedarnos callados y tenemos que confiar en que los buenos valores y la gente sensata de nuestra comunidad van a callar esas voces insensatas", agregó.

El estudio encontró que las trasmisiones "ignoraron rutinariamente puntos de vista alternativos", diferentes a las opiniones de sus conductores.

"Estas redes sociales atacan grupos vulnerables con un contenido que es distribuido a través de los medios sociales en internet, promoviendo el odio contra ciertas minorías", recalcó.

"Ya tenemos un mapa de estudios que clarifica los componentes del discurso de odio: los grupos perseguidos, los tipos de declaraciones usadas contra ellos y ahora la red social que propaga el odio", concluyó Nogales.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: