La controversial ley Voter ID enfrentará un reto legal este miércoles desde una corte en Harrisburg, cuando varias organizaciones de libertades civiles traten de bloquear varios requerimientos que establecen el uso de una identificación oficial con fotografía para poder ejercer el derecho el voto en las próximas elecciones de noviembre.

La división de derechos civiles del Departamento de Justicia de EE.UU. abrió el pasado 23 de julio una investigación sobre el impacto de la ley y solicitó al gobierno de Pensilvania ofrecer pruebas de que el 99 por ciento de los votantes del estado cuentan con un tipo de indentificación necesaria para votar, como los funcionarios del estado aseguraron originalmente al promover la iniciativa.

Sin embargo, incluso días antes, el gobierno de Pensilvania se retractó e informó que unos 759.000 votantes registrados, es decir 9,2 por ciento, no cuentan no cuentan con una identificación expedida por el Departamento de Tránsito de Pensilvania (PennDOT).

El tipo de identificaciones permitidas bajo esta ley incluyen pasaporte estadounidense, identificaciones militares vigentes e identificación de estudiantes con fecha de expiración.

Spanish
Main Topic: 
Plain Text Author: 
AL DÍA News