Spanish

El Tribunal Supremo de Estados Unidos
declaró este jueves constitucional el elemento central de la reforma sanitaria
del presidente Barack Obama, que obliga a los estadounidenses a
contratar un seguro médico.

La máxima instancia judicial
sentenció que el llamado "mandato individual" no es constitucional bajo
la ley de Comercio, como había argumentado el Gobierno, pero sí puede
serlo bajo la ley fiscal.

La compleja sentencia del Supremo
supone una victoria para el Gobierno de Barack Obama, ya que la
legislación ha resultado avalada por los jueces.

El jefe del
Supremo, John Roberts, inclinó la balanza, 5 a 4, para que el llamado
"mandato individual" siga adelante, aunque el Congreso deberá revisar su
aplicación concreta.

La sentencia mantiene viva la importante
reforma sanitaria impulsada por Obama en sus puntos clave y tan sólo
obliga a determinados ajustes, según los expertos.

Main Topic: 
Author: 
Plain Text Author: